Gas

Calefacción a gas o eléctrica: ventajas y desventajas de cada una

Elegir entre calefacción a gas o eléctrica puede resultar complicado si no estás familiarizado con lo que cada sistema puede ofrecerte. Factores como el tipo de vivienda y su tamaño, la zona climática o la localización del inmueble pueden resultar determinantes en tu elección.

De hecho, seleccionar un sistema de calefacción no es una cuestión baladí si piensas que el gasto en calefacción supone el porcentaje más elevado en el consumo energético de los hogares. 

Con la intención de arrojar algo de luz en este dilema, vamos a compartir contigo las ventajas y desventajas de cada uno de estos sistemas de calefacción. 

Calefacción a gas o eléctrica: factores que te ayudan a elegir

Si te encuentras ante la dicotomía de elegir entre un sistema de calefacción a gas o eléctrica, es importante que consideres los siguientes factores. 

Tipo de vivienda y zona climática

El tipo de vivienda y la zona geográfica en la que se encuentre tu vivienda van a determinar la idoneidad entre ambas opciones. 

Por ejemplo, si se trata de una vivienda mediana o grande en una zona fría o muy fría, la alta eficiencia del gas natural te será más rentable a medio y largo plazo. 

Sin embargo, si tu vivienda es pequeña, y más aún si se trata de una segunda vivienda que vas a utilizar ocasionalmente y que se encuentra, además, en una zona templada, puede resultar más ventajoso optar por un sistema eléctrico.

Lugar en el que se encuentra

A pesar de que la red de suministro de gas natural está muy extendida, puede ocurrir que el lugar en el que se encuentre tu casa no disponga de acceso a este suministro. 

En ese caso, si no quieres renunciar al gas, otra opción es instalar un sistema de calefacción alimentado por un gas licuado del petróleo (GLP) como el propano o butano, o en su defecto un sistema de aerotermia con radiadores que funcionen a baja temperatura y que puedes combinar con instalaciones de autoconsumo

Calidad del aislamiento

Antes de realizar una inversión importante en un sistema de calefacción, analiza el estado del aislamiento de tus espacios porque si tienes puentes térmicos tendrás que aumentar considerablemente el consumo energético para llegar a una temperatura de confort. 

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) los hogares españoles gastan una media de 750 € anuales en calefacción por lo que tu elección debe ser sopesada y analizada al detalle. 

Calefacción a gas o eléctrica

Ventajas y desventajas de la calefacción a gas

Con el fin de acompañarte en tu elección, compartimos contigo los beneficios e inconvenientes que te ofrece la calefacción a gas. 

Ventajas de la calefacción a gas

Este tipo de climatización te da acceso a una serie de ventajas muy interesantes, sobre todo si nos centramos en el gas natural natural como fuente de energía:

  • El gas natural es una energía muy eficiente. Cuenta con un Poder Calorífico Superior (PCS) de 11,98 kWh/Nm3.
  • El suministro es constante. Gracias a una red de distribución eficaz y segura con un 100 % de disponibilidad gracias a la diversificación del suministro del sistema gasista español. 
  • Comodidad. No necesitas espacio para acumular reservas de energía y la distribución del calor a través de radiadores hace que puedas disfrutar de una temperatura homogénea en toda la vivienda. 
  • Energía segura y menos contaminante que otros combustibles fósiles. La Comisión Europea la considera una energía verde por su rol en la disminución del impacto del cambio climático. Por este hecho el gas natural ha sido incluido en el plan de acción de la Comisión para financiar el crecimiento sostenible.

Desventajas de la calefacción a gas

El gas cuenta con 3 desventajas que queremos compartir contigo y que debes poner en la balanza a la hora de hacer tu análisis: 

  1. Coste de instalación elevado. La instalación de un sistema de calefacción a gas es importante, no solo por los elementos del circuito, sino también por la caldera de condensación que demanda una inversión importante para lograr la máxima eficiencia. 
  2. Mantenimiento necesario. Toda instalación de gas solicita un mantenimiento que viene regulado por un lado por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) y, por el otro, por el mismo fabricante de los elementos. 
  3. Suministro no universal. Lamentablemente, como te hemos avanzado, el suministro de gas natural no llega a zonas aisladas o alejadas de los núcleos urbanos. 

Ventajas y desventajas de la calefacción eléctrica

Como el gas, la calefacción eléctrica cuenta tanto con ventajas como con desventajas, y conocerlas te servirá para tener las cosas más claras. 

Ventajas de la calefacción eléctrica

Instalando un sistema de calefacción eléctrica puedes beneficiarte de: 

  • Energía limpia y sin residuos. Ten la precaución de que tu comercializadora de energía te ofrezca electricidad verde, es decir, 100 % renovable.  
  • Versatilidad. Puedes disfrutar de calefacción eléctrica con diferentes tipos de instalación. Tienes la opción de elementos independientes como emisores térmicos, radiadores o convectores, invertir en una instalación por conductos en toda la casa o de aerotermia con radiadores, entre otras posibilidades. En estos últimos casos, valora la inversión de su instalación.
  • Mantenimiento mínimo. No requiere de inspecciones periódicas, solo de mantener tus equipamientos limpios –sobre todo en el caso de la calefacción por conductos con filtros– y libres de obstáculos que impidan circular el aire.  

Desventajas de la calefacción eléctrica

La primera desventaja de la calefacción eléctrica es el relativo al precio de la electricidad. 

Por otro lado, ten en cuenta que si optas por la calefacción eléctrica puede que debas aumentar la potencia eléctrica al incrementar tu consumo, un hecho que va a repercutir en tu factura de la luz. En ese sentido, la tarifa eléctrica que tengas contratada cobra gran relevancia.

En todo caso, ambas se pueden optimizar con radiadores de bajo consumo y elementos como calderas de condensación o bombas de calor inverter. 

Otra circunstancia que te ayudará a reducir tu factura energética es la tecnología gracias a la cual puedes hacer una zonificación en tu vivienda para potenciar tu eficiencia energética. 

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el