Comunidades energéticas: definición, funcionamiento y ayudas

Las comunidades energéticas son proyectos de autoconsumo compartido que pueden significar un ahorro considerable en tu factura de energía, tanto eléctrica como térmica. El Parlamento Europeo considera a las comunidades ciudadanas de energía como una categoría de cooperación que debe ser reconocida y protegida por el Derecho de la Unión. 

Por lo anterior, hemos considerado pertinente hablarte de ellas en este artículo en el que abordamos: qué son exactamente, cómo funcionan y si existen ayudas para su desarrollo. 

Veamos en qué consisten con más detalle.

¿Qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas son entidades jurídicas de participación voluntaria y abierta destinadas a ofrecer beneficios energéticos a la comunidad al promover objetivos medioambientales, económicos y sociales relacionados con la estrategia de transición energética europea.

Estos proyectos priorizan la gobernanza ciudadana de la energía creando instalaciones de generación energética compartidas por los miembros de la comunidad –esto es, un vecindario, una comunidad de vecinos o un parque industrial–. 

Antes de proseguir, es necesario hablarte de los pilares de estas comunidades.

Los 4 conceptos esenciales de las comunidades energéticas

Las comunidades energéticas se fundamentan en 4 conceptos centrados en la generación, almacenamiento, distribución y consumo compartido de la energía eléctrica y/o térmica. 

En concreto estos pilares son: 

  1. La descarbonización.

  2. La digitalización.

  3. La democratización.

  4. La descentralización. 

Para que estos proyectos sean un éxito, la participación ciudadana, de las pymes y de las autoridades locales es clave como vas a poder comprobar en el siguiente apartado. 

Comunidades energéticas: definición, funcionamiento y ayudas

¿Cómo funcionan las comunidades energéticas?

Como te acabamos de explicar, la organización de las comunidades energéticas están supeditadas al compromiso de sus miembros. Estos deben implicarse activamente para gestionar su propia energía y generarla de forma eficiente recurriendo a fuentes de energía renovables como la energía fotovoltaica

Las comunidades energéticas no sólo producen y consumen energía, además pueden compartirla o incluso venderla en el caso de generar excedentes

De este modo podemos decir que una comunidad energética: 

  • Genera energía eficiente con fuentes renovables.

  • Proporciona servicios de eficiencia energética creando o renovando las infraestructuras de la comunidad, incluidos los edificios.

  • Presta servicios energéticos de apoyo, por ejemplo a la movilidad sostenible como la recarga de vehículos eléctricos. 

En cualquier caso, si estás interesado en desarrollar algún proyecto de comunidad energética, puedes contactar con el Servicio de Información a la Ciudadanía en Eficiencia Energética y Energías Renovables –SICER– que se encargarán de dar curso a tu solicitud.

¿Qué ventajas ofrecen las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas proporcionan beneficios medioambientales y socioeconómicos plasmados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 –PNIEC–. 

En cuanto a las ventajas medioambientales, apunta estas 3: 

  1. Disminuyen la dependencia energética.

  2. Reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

  3. Potencian la eficiencia energética gracias a las energías renovables y a la reducción del transporte de la energía generada. 

En lo referente a las ventajas socioeconómicas debes conocer estas 4:

  1. Reducción del coste del suministro.

  2. Aprovechamiento de la capacidad de generación eléctrica o térmica.

  3. Democratización de la energía asegurando el acceso a las familias más vulnerables.

  4. Creación de empleo relacionado con la actividad.

Como puedes comprobar, las ventajas de las comunidades energéticas son múltiples. Te comentamos un caso de éxito en España acto seguido.

Ejemplo de comunidad energética en España: proyecto COMPTEM

Si te preguntas cuántas comunidades energéticas hay en España, la respuesta es unas 33. No parecen muchas frente a las casi 2.000 de Alemania aunque tenemos buenos ejemplos como la comunidad energética de Crevillente.  

Concretamente, en la pedanía de El Realengo, el Grupo Enercoop ha creado una comunidad energética de placas fotovoltaicas gracias a las cuales sus 300 vecinos obtienen el 50% de la energía que consumen a través de los 120 kilovatios que se generan. La instalación se abastece con paneles solares situados en un solar que se encontraba en desuso en el centro del pueblo.

Si quieres conocer otros ejemplos de comunidades energéticas en España puedes consultar el mapa interactivo que ha preparado el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía –IDAE–. 

El reto de las comunidades energéticas

El reto de las comunidades energéticas se enfrenta a una serie de obstáculos como:

  • La elevada inversión inicial.

  • La falta de un marco normativo definido.

  • La escasez de proyectos que permitan un análisis práctico.

  • La complejidad a la hora de poner en marcha una gobernanza democrática y estrategias de relaciones locales.

Estos y otros inconvenientes se prevé que sean mitigados o eliminados gracias a los proyectos informativos y de acompañamiento que se están poniendo en marcha desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico –MITECO–, así como una serie de ayudas y subvenciones de las que te hablamos seguidamente.

Ayudas para la creación de comunidades energéticas

Las comunidades energéticas ofrecen un gran abanico de posibilidades para promover la participación ciudadana a través de modelos de financiación no tradicionales, como el micromecenazgo o modelos de propiedad y financiación colectiva con potencial de coparticipación de poderes públicos locales. 

A tal efecto, el PNIEC prevé potenciar los proyectos locales de generación renovable con participación de personas o entidades municipales o locales del lugar en el que se desarrollen, de modo que puedan ser copropietarias o coinversoras. 

En el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del MITECO se prevé destinar al menos 100 millones de euros a la facilitación y dinamización de comunidades energéticas en España. 

Estas subvenciones complementan otros programas de los que también se pueden beneficiar las comunidades energéticas, como el programa MOVES III.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el