¿Cómo contratar una tarifa dual gas y luz?

Las denominadas tarifas de gas y luz duales son aquellas tarifas que combinan el suministro de gas natural y el de electricidad en un único contrato y factura, normalmente con la misma compañía. 

A continuación vamos a repasar las principales características de este tipo de tarificación unificada, así como cuándo puede salir a cuenta y los pasos a seguir para contratar el gas y la luz en el mismo recibo.

¿Qué es la tarifa dual gas y luz?

La tarifa dual de gas y luz se fundamenta en que a la hora de contratar los suministros de energía de un inmueble, puedes escoger dos tipologías de tarifas y de gestión de tus contratos:

  • Contratar tarifas de gas y luz por separado, normalmente con compañías distintas.

  • Contratar tarifas combinadas o duales que incluyan ambos servicios.

La tarifa de gas y luz dual te permite aunar los servicios de gas natural y electricidad de tu vivienda o negocio bajo un mismo contrato y beneficiarte asimismo de las ofertas que las compañías energéticas contemplan para los clientes que eligen estas tarifas combinadas. 

No todas las compañías comercializadoras de energía ofrecen ambos suministros y, por tanto, no todas te dan acceso a tarifas de gas y luz unificadas, por lo que lo primero que debes hacer es consultar si tu compañía de gas ofrece también suministro de electricidad o viceversa. 

Tarifa de gas y luz dual

¿Cómo contratar una tarifa de gas y luz dual?

Si finalmente te decides por una tarifa de gas y luz unificada, una vez revisado tu contrato actual y las distintas tarifas del mercado, solo tienes que contactar con la empresa comercializadora escogida y solicitar directamente la nueva tarifa.

Tu proveedor energético -ya sea tu actual compañía u otra nueva- se encargará de todo: te dará de baja de las anteriores tarifas de gas y luz y de sus respectivos contratos, y te dará de alta en la nueva tarifa dual con su proceso de contratación correspondiente.

Documentación necesaria para el contrato de gas y luz

Esta es la documentación necesaria para cambiar de tarifa de gas y luz, en caso de que implique también un cambio de comercializadora:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular de los contratos de gas y luz.

  • Teléfono y correo electrónico.

  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) del gas, que podrás encontrar en el contador de gas del inmueble o en las facturas.

  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) de la luz, que aparece reflejado en las facturas de electricidad o en el propio contador de luz.

  • Tarifa de acceso de gas natural.

  • Nivel de potencia eléctrica que se desea.

  • Certificado de Instalación de Gas (CIG) o Boletín de Gas Natural.

  • Boletín o Certificado de Instalación Eléctrica (CIE).

  • Dirección exacta de la vivienda o local.

  • Datos de la cuenta bancaria en la que se cargarán los recibos.

Hay que tener en cuenta que es la persona titular del contrato la que deberá solicitar el cambio de tarifa de gas y luz, como responsable última del pago de los recibos.

En caso de que tu tarifa sea del mercado libre, tal y como hemos comentado, deberás revisar si tu contrato incorpora alguna cláusula que pudiera conllevar alguna penalización por cancelación anticipada.

Ventajas y desventajas de las tarifas de gas y luz combinadas

Esta tipología de tarifas de energía cuenta con las siguientes ventajas frente a las tarifas independientes:

  • Mayores descuentos. Este es uno de los principales beneficios que se pueden obtener con las tarifas duales de gas y luz, ya que las compañías suelen aplicar mayores descuentos y ofrecer precios más ventajosos a aquellos clientes que contratan más de un servicio como parte de sus políticas de fidelización.

  • Gestión más sencilla. Al unificar el suministro de electricidad y gas natural en un mismo servicio, se simplifica la gestión del día a día y los pagos. Recibirás una sola factura y tendrás que hacer por tanto un único pago por el suministro energético de tu hogar o local comercial, lo que puede serte de ayuda en la organización de los gastos domésticos.

  • Simplificación de trámites. Se reducen los procesos y el papeleo asociados inevitablemente a los contratos de gas y luz. Al contratar con una única compañía un contrato unitario, el proceso de dar de alta la electricidad y el gas natural es más rápido y sencillo. Además, una tarifa conjunta implica que hay que aprender a entender solo una factura.

Lecturas recomendadas:

En cuanto a las posibles desventajas, como siempre, tenemos que analizar bien las ofertas que nos ofrecen las distintas compañías comercializadoras, ya que una tarifa de gas y luz combinada no tiene por qué ser necesariamente más económica que la contratación por separado de estos servicios. 

Asimismo, te recomendamos que prestes especial atención a las cláusulas de permanencia que la mayoría de las compañías suelen aplicar en este tipo de paquetes energéticos, así como la duración de los descuentos y sus términos y condiciones (potencia contratada máxima, tarifa de acceso, etc.).

Debes saber que este tipo de tarifas duales de gas y luz pertenecen todas al mercado libre de la energía, por lo que no podrás solicitar el bono social eléctrico –ni tampoco el bono social térmico, ya que van juntos–.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Cómo pedir un duplicado de la factura del gas?

El trámite para solicitar un duplicado de la factura del gas se puede realizar a través de los canales habituales de comunicación con tu compañía, esto es: a través del teléfono gratuito de atención al cliente, mediante el área de cliente online -si estás dado de alta-, por email o presencialmente en alguna de las oficinas de la compañía.

¿Cómo descargar la factura de gas natural?

Descargar la factura de gas natural es un procedimiento sencillo que te ayudará a gestionar tus recibos de forma mucho más cómoda y aprovechando las ventajas de poder hacerlo desde distintos dispositivos.

¿Cómo se paga la factura de gas?

Las formas más habituales para pagar las facturas son: domiciliación bancaria, por teléfono, online a través del área de clientes de tu compañía o  mediante formulario web, en efectivo o en un cajero de una sucursal bancaria. Te recordamos que la forma de pago la puedes cambiar en cualquier momento, solo tienes que comunicárselo a tu compañía de gas.

¿Cada cuánto se paga el gas?

La factura del gas natural puede ser mensual o bimestral, dependiendo de la compañía comercializadora, y su coste se calcula a partir de la lectura del contador de gas de cada punto de suministro.