¿Cómo dar de alta el gas? Documentos necesarios, plazos y precios

Dar de alta el gas es el primer trámite que necesitas realizar a la hora de contratar su suministro en tu vivienda o negocio. Tanto si se trata de un inmueble nuevo como si es un local en donde ya hubo una instalación de gas en funcionamiento en el pasado pero se dio de baja, hay una serie de pasos que debes tener en cuenta. Te los explicamos en detalle, ¡no pierdas detalle!

¿Cómo dar de alta el gas?

Si vas a dar de alta el suministro de gas, lo primero que debes analizar es la situación de la vivienda o del local comercial: ¿es una obra nueva en la que nunca ha habido suministro? ¿Se trata de un inmueble de segunda mano en el que se dio de baja? ¿Necesitas hacer un cambio de titularidad?

Es importante que tengas bien clara la respuesta a cada una de las preguntas anteriores ya que los procedimientos serán diferentes y también sus costes asociados.

Dar de alta el gas en una vivienda nueva

Al dar de alta el gas en una vivienda o local nuevo has de tener en cuenta que empiezas desde cero, esto es, debes dar de alta por completo este suministro.

Por tanto, el primer paso es que te pongas en contacto con un instalador de gas autorizado, que será el que realice todas las adaptaciones necesarias en tu inmueble. Además de esto, dicho instalador se encargará de elaborar y emitir el Certificado de Instalación obligatorio y te facilitará los trámites con la distribuidora de gas de tu zona.

La activación del servicio de gas supone además el abono obligatorio de los siguientes derechos de alta y de acometida:

  • Derechos de alta. Estas tasas se pagan en el alta de cualquier nuevo suministro de gas (también en las reactivaciones) y su importe varía en función de la Comunidad Autónoma donde realices el alta del suministro y de la tarifa de gas escogida -a mayor potencia contratada, más deberás pagar, lógicamente-. Su coste ronda entre los 70 y los 110 euros.
  • Derechos de acometida. Por su parte, la acometida se abona solo en el caso de las nuevas instalaciones de gas y su importe es el mismo en todo el territorio español. Tiene un coste de entre 200 y 235 euros y solo depende de la tarifa del usuario.

Hay que recordar que la acometida de gas es el punto de conexión entre la red general de transporte de gas natural y el punto de suministro en la vivienda, por lo que es un elemento esencial para poder contar con este servicio en tu inmueble.

Como ocurre con la luz, cada territorio cuenta con su propia distribuidora que es la que dará de alta el suministro de gas. ¿Cómo podrás saber en qué momento ha realizado la distribuidora el trámite que te permite disfrutar de la instalación de gas en tu nuevo hogar o local? La respuesta es sencilla, cuando el trámite esté formalizado, la compañía te enviará tu código CUPS que será el número identificativo de tu instalación de gas.

Dar de alta el gas en una vivienda de segunda mano

Si tu vivienda o local ya gozó de suministro anteriormente, los trámites se simplifican. En este caso solo tendrás que comprobar previamente si la instalación cuenta con un Certificado de Instalación de Gas (CIG) vigente -su validez es de 5 años- que acredite que está en óptimas condiciones para su uso. 

En cualquier caso, si el inmueble lleva más de 1 año con el servicio de gas dado de baja o si vas a realizar alguna modificación en la instalación, lo recomendable es volver a emitir este certificado. De este modo podrás confirmar que la instalación de gas cumple con los requisitos necesarios para poder afrontar un nuevo alta de suministro con toda garantía.

La emisión del Certificado de Instalación o Boletín de Gas Natural es un trámite que corresponde hacer a la distribuidora o a una empresa instaladora acreditada. En cualquier caso, el técnico que lo lleve a cabo deberá ser un instalador de gas autorizado.

Por otro lado, si en la vivienda o local ya hay suministro de gas, solo tendrás que llevar a cabo un cambio de titular o contratar una tarifa nueva, en este supuesto no necesitarás realizar un nuevo procedimiento de alta.

¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de gas?

Dar de alta el gas

Documentos para dar de alta el gas

Esta es la documentación que te pedirán al realizar un nuevo alta en el suministro de gas:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato de gas.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS). Como ya hemos mencionado, este código de identificación te será proporcionado por tu distribuidora de gas en aquellos casos que se trate de un alta completamente nueva. Si se trata de una reactivación del suministro, podrás encontrar el CUPS en el contador de gas del inmueble o reflejado en las anteriores facturas.
  • Certificado de Instalación de Gas (CIG).
  • Certificado de Instalación Térmica para calefacción a gas.
  • Dirección exacta de la vivienda o local del punto de suministro.
  • Contrato de alquiler o escritura de la casa.
  • Datos de la cuenta bancaria (con IBAN) en la que se cargarán los recibos.

En el supuesto de activar nuevamente el suministro de gas en una vivienda que ya lo tuvo en el pasado, los documentos a presentar son los mismos que te acabamos de mencionar. 

Una vez dispongas del Certificado de la Instalación, podrás elegir entre las diferentes tarifas de gas que ofrecen las compañías.

¿Cuánto cuesta dar de alta el gas? 

Como hemos visto antes, los costes de dar de alta el gas dependen de varios factores:

  • Si es una nueva instalación -normalmente en un inmueble nuevo- o una reactivación del servicio. En el primer caso hay que abonar los derechos de la nueva acometida de gas, además del alta en el servicio.
  • La comunidad autónoma en la que se realice el alta.
  • La tarifa de gas escogida según las necesidades de tu vivienda o local.

El precio total del alta (derechos de alta + acometida) lo abonarás una única vez en la primera factura de tu compañía de gas.

Plazos para dar de alta el gas

Una vez hayas proporcionado a la compañía suministradora de toda la información necesaria para dar de alta el gas, la gestión puede tardar hasta 7 días hábiles, que es el plazo legal máximo, siempre que no surjan problemas en la instalación o en la documentación entregada. 

En ese plazo, un técnico de la distribuidora se desplazará a tu vivienda o local para instalarte el contador de gas.

¿Quieres que te ayudemos a elegir?

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores