¿Cómo cambiar el titular del contrato de gas? Instrucciones

Cambiar el titular del gas natural es un trámite relacionado con el contrato de este suministro de energía que tendrás que llevar a cabo en determinadas circunstancias, como la compra-venta de una vivienda o el fallecimiento del titular, entre otras. 

Su objetivo es traspasar la responsabilidad del contrato de gas a una nueva persona, que será la responsable de su gestión y del abono de los recibos. 

Descubre cómo realizar el cambio de titularidad del suministro de gas: documentación, plazos y todo lo que debes tener en cuenta.

¿Cómo solicitar el cambio del titular del gas?

El cambio de titular del gas natural es un procedimiento sencillo que puedes solicitar con total libertad y sin coste alguno siempre que lo necesites. Es un proceso con más importancia de la que parece a priori, ya que permite que la gestión completa del contrato de suministro la realice quien realmente recibe ese servicio. 

¿Para qué necesitas ser titular del contrato de gas? Estos son algunos trámites para los que lo vas a necesitar.

  • Para dar de alta o de baja el suministro.
  • Para contratar una nueva tarifa de gas.
  • Para cambiar de compañía de gas.
  • Para solicitar el bono social térmico.

Si vas a realizar un cambio de titular del contrato de gas lo primero que debes hacer es contactar con la compañía que presta ese servicio, a través de alguno de sus canales a tal efecto. 

La empresa proveedora te pedirá que aportes una serie de datos y documentación -que más adelante te explicamos- con la que preparará el nuevo contrato de gas a tu nombre. 

Recuerda que esta gestión la tiene que realizar la persona que vaya a ser el nuevo titular del gas, y que se puede tramitar por teléfono, de manera presencial, vía email o a través de la oficina virtual de tu compañía proveedora.

¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de gas?
Cambiar titular del gas

Motivos para cambiar el titular del contrato de gas

Hay algunas situaciones en las que es muy conveniente efectuar este cambio de titularidad del contrato y poner el suministro de gas a tu nombre:

  1. Compra o alquiler de vivienda o de local comercial para un negocio.

  2. Fallecimiento del titular.

  3. Divorcio o separación.

Veamos los detalles.

Cambio de titularidad como inquilino

Si eres arrendatario de una vivienda o local comercial, además de domiciliar los pagos, te puede interesar ser titular del contrato de gas para llevar un mayor control de las facturas (pagos, posibles errores de lectura, etc.), así como para tener la posibilidad de elegir la tarifa de gas más adecuada a tus circunstancias concretas. 

En estos casos, para realizar dicho cambio de titularidad del gas, tendrás que aportar a la compañía comercializadora una copia del contrato de alquiler. ​​

Cambio de titularidad por fallecimiento

En caso de fallecimiento del titular del contrato de gas, los familiares o las personas allegadas efectuarán el trámite del cambio de nombre, aunque también podrían optar por dar de baja dicho suministro. 

Como justificante, la empresa comercializadora solicitará de manera obligatoria el documento de defunción. Si el fallecido disfrutaba de bono térmico social, el nuevo responsable de los suministros tendrá que solicitarlo de nuevo.

Cambio de titularidad por divorcio

Un divorcio o separación de pareja es un motivo muy habitual para cambiar el titular del contrato de gas. La persona que permanece en el domicilio conyugal según el convenio regulador es normalmente la responsable del contrato de gas y, por tanto, será la que realice este cambio si no está a su nombre.

La compañía de gas podría solicitar una copia de la sentencia de divorcio, para comprobar quién se va a quedar en la vivienda.

Documentación a facilitar para cambiar de titular

A la hora de realizar un cambio de titular de gas natural es necesario tener a mano la siguiente documentación: 

  1. Nombre, apellidos, DNI y correo electrónico del nuevo titular del contrato de gas.

  2. Los datos del antiguo titular: nombre, apellidos y DNI.

  3. El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), que podrás encontrar en el contador de gas del inmueble o en las facturas.

  4. Tarifa de acceso de gas.

  5. Dirección exacta de la vivienda o local, código postal, localidad y provincia.

  6. Número de cuenta bancaria para domiciliar los recibos.

Te recordamos que el Código Universal de Punto de Suministro (CUPS) es un código compuesto de 20-22 dígitos que identifica de manera inequívoca cada punto de suministro de la red de gas natural en España, a modo de un DNI de la instalación.

Es importante que sepas localizar este código CUPS, ya que lo necesitarás para realizar muchas de las gestiones relacionadas con tu suministro de gas: dar de alta, cambiar el titular del contrato, cambiar de compañía comercializadora, cambiar la tarifa…

¿Qué pasa si hay algún impago pendiente del anterior titular?

Como norma general, las deudas por facturas pendientes quedan asociadas al punto de suministro de gas o luz, por lo que si eres el nuevo titular, éstas pasarán a ser responsabilidad tuya. 

Existen dos modos de afrontar esta situación: cambiar de titular de contrato de gas con o sin subrogación. Vamos a explicarlo un poco más.

Si por la razón que sea aceptas las deudas del anterior titular, estás haciendo un cambio de titular con subrogación de deuda que te obliga a pagar esos recibos pendientes para poder ser el nuevo titular del contrato de suministro de gas.

En cambio, si no quieres asumir deudas de otras personas, puedes solicitar un cambio de titular sin subrogación de deuda, lo que quiere decir que no quieres hacerte cargo de las facturas atrasadas del anterior responsable del contrato. 

Al realizar un cambio de titular sin subrogación y, por tanto, desvincularte de esas facturas pendientes, la compañía de gas te podría solicitar que presentes algún documento -normalmente una copia del contrato de alquiler o compra-venta de la vivienda- con el que se verifique que no ocupabas dicho inmueble en el momento de producirse los impagos.

Plazos para el cambio de titularidad

Una vez hayas aportado toda la información requerida a la compañía de gas, el plazo para completar este trámite oscila entre 15 y 20 días hábiles. Antes, la compañía necesita que el período de facturación se haya cerrado, por lo que recibirás una última factura a nombre del anterior titular.

¿Quieres que te ayudemos a elegir?

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el