¿Cómo consultar la factura electrónica de la luz?

La factura electrónica de la luz es un documento en formato digital equivalente a la factura convencional impresa y que conlleva los mismos efectos legales. 

Te explicamos cómo puedes consultarla y sus principales ventajas.

La factura electrónica de la luz

Con el auge del proceso de digitalización de las transacciones comerciales, al que se han sumado todo tipo de entidades incluidas las compañías eléctricas, ahora podemos optar por que nos envíen la factura de la luz en formato electrónico. Este tipo de documento, dotado de la misma validez legal que la factura impresa, cuenta con muchas ventajas, como el ahorro de papel o la inmediatez en la recepción y acceso a la consulta.

Vamos a revisarlos.

Cómo descargar la factura electrónica de luz

Ventajas de la factura electrónica

La factura de la luz en formato electrónico tiene muchos beneficios, estos son los más importantes:

  • Rapidez. Te permite un acceso más ágil, rápido y sencillo a todas tus facturas por si tienes que comprobar un dato o consultar algún recibo.
  • Ubicuidad. Estés donde estés, con una simple conexión a internet tienes acceso a consultar cualquiera de tus facturas.
  • Comodidad. No volverás a perder una factura, y éstas estarán siempre disponibles en el área de cliente de tu comercializadora de luz.
  • Ahorro en costes. Se eliminan los costes de papel, de impresión y de envío postal.
  • Más ecológica. Evita desplazamientos a la hora de hacer los envíos, lo que reduce las emisiones de CO2.
  • Ahorro de espacio. Se reduce la necesidad de espacio en casa o la oficina para almacenar facturas.

¿Cómo te das de alta para recibir la factura electrónica?

Si quieres suscribirte a la factura electrónica, puedes hacerlo desde los canales habituales de comunicación que pone a tu disposición tu compañía de luz:

  • Por teléfono.

  • En las oficinas, de manera presencial.

  • Por fax o a través de correo electrónico.

  • Por correo postal.

  • A través de la página web o del formulario online de suscripción.

Estos son los datos que podrían pedirte para realizar este trámite:

  • DNI, NIF o NIE del titular del contrato de luz.

  • Referencia del contrato. Es el número de contrato de suministro de luz, que podrás consultar en cualquiera de tus facturas.

  • Email. Tendrás que aportar una dirección de correo electrónico que revises frecuentemente, ya que será a la que lleguen las notificaciones de las nuevas facturas o incluso, según prefieras, un email con la factura como fichero PDF adjunto.

Cabe destacar que el alta en el servicio de facturación electrónica de las distintas compañías comercializadoras de luz es de carácter voluntario y completamente gratuito.

Recuerda que si te das de alta en este servicio dejarás de recibir en tu domicilio la factura impresa ordinaria, pero, en caso de necesitarlo, siempre tienes la posibilidad de solicitar un duplicado de la misma en soporte papel, que te llegará por correo postal. 

Además, si cambias de opinión, puedes darte de baja en cualquier momento del servicio de factura electrónica de la luz y volver al régimen ordinario de facturación en soporte papel, siempre que lo comuniques previamente a tu compañía.

¿Y si eres titular de varios contratos de luz?

Si eres titular de varios contratos de luz –o también de gas– o tienes contratados diferentes servicios prestados por tu compañía de electricidad que generan distintas facturas, el alta en el servicio de facturación electrónica se aplicará a la totalidad de los contratos en los que aparezcas como titular.

En todo caso, podrías darte de baja de la factura electrónica de alguno o varios de tus contratos, a través del área de cliente online o en los canales de atención habituales.

¿Cómo puedes descargar la factura electrónica?

Para acceder a todas tus facturas y descargarlas, si es necesario, además de haber solicitado el alta en el servicio de factura electrónica de la luz, debes estar registrado en el área online de cliente u oficina virtual de tu compañía de electricidad.

Con el registro en el área de cliente online podrás disfrutar de distintas ventajas, dependiendo de tu compañía de luz. 

Estas son las más habituales:

  • Podrás consultar la energía que consumes cada hora, algo muy útil si lo que buscas es optimizar tu uso de la luz.
  • Realizar tus gestiones de forma online para agilizar los trámites.
  • Consultar tu factura electrónica: visualizar tus recibos o descargarlos.

Recuerda que solo puedes suscribirte al área online de clientes si eres la persona titular del contrato de electricidad.

En cuanto al formato de tus facturas electrónicas, éstas aparecerán en formato PDF, un formato de almacenamiento para documentos digitales independiente de plataformas de software o hardware, por lo que podrás visualizarlas online en un formato idéntico al que tendrían dichas facturas de haber sido enviadas en soporte papel a tu domicilio.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Cuánto de la factura de la luz son impuestos?

En España, aproximadamente un 33% de la factura de la luz se corresponde con impuestos. El principal y más importante es el IVA, que grava la luz con un 21%, un porcentaje muy superior al de otros países de la Unión Europea. 

El segundo impuesto más importante es el de Generación Eléctrica (7%), que no se repercute directamente en la factura, ya que corresponde a las centrales que producen la energía. Aunque en la práctica las eléctricas te lo cobran de forma indirecta en el recibo de la luz.

Por último, el tercer impuesto que pagas en la factura de la luz es el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5%), que es independiente del consumo de luz. Su tipo impositivo viene también determinado por el Gobierno.

¿Cómo sé cuál es mi empresa distribuidora?

Puedes comprobar cuál es tu empresa distribuidora de luz -la que te lleva la electricidad hasta tu domicilio o negocio- en el número CUPS de tu factura. Los 4 primeros números de este código identifican a la distribuidora. Estas son las cinco más importantes: Endesa (0031), Iberdrola (0021), EDP-HC Energía (0026), Unión Fenosa (0022) y Viesgo (0027). Además, hay más de 300 pequeñas distribuidoras independientes.

¿Cómo saber en qué compañía de luz estoy?

Puedes conocer qué compañía de luz es la tuya mirando directamente en la factura. En la parte superior de tu factura de electricidad -ya sea en formato papel o digital- aparecerá especificada la empresa que te presta el suministro. También podrás ver cuál es tu compañía en el recibo de tu banco, si tienes domiciliado el pago de este suministro.