¿Cómo entender la factura del gas? Guía de ayuda a usuarios

Entender la factura del gas y los distintos conceptos que la componen te permite analizar lo que estás pagando para poder escoger la mejor tarifa y empezar a ahorrar energía.

Repasamos todas las claves para conocer los diferentes términos y elementos de tu factura de gas natural. 

Nociones básicas para entender la factura del gas

Como consumidor o usuario de gas natural, lo primero que debes conocer es que puedes elegir libremente la compañía que quieres que te suministre el servicio en tu domicilio o negocio, así como optar al tipo de tarifa que más te convenga. 

En nuestro país los usuarios de gas pueden escoger entre dos grupos diferentes de tarifas de gas: 

  1. Las tarifas de gas reguladas por el Gobierno (tarifa TUR o Tarifa de Último Recurso).

  2. Las tarifas de gas del mercado libre, fijadas por las propias empresas en libre competencia.

Según la modalidad de tarifa que escojamos, la información reflejada en la factura de gas puede ser diferente, ya que las compañías del mercado libre no están obligadas a proporcionar la misma información que las del regulado.

La factura del gas puede ser mensual o bimestral y su coste se calcula a partir de la lectura del contador de gas de cada punto de suministro.

¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de gas?

Entender factura del gas

Principales elementos de la factura del gas

¿Qué se paga en la factura de gas natural?

En el mercado gasístico español, la factura del gas incluye los siguientes costes, que se abonan entre todos los usuarios del sistema:

  • El coste de la energía, que incluye el del gas natural y aquellos costes regulados que debe abonar el comercializador para introducir el gas en España.

  • Los costes regulados asociados al punto de suministro, que incluyen entre otros el coste de las redes de transporte y distribución, y los de almacenamiento subterráneo.

  • El margen de comercialización por los servicios prestados.

  • El alquiler del equipo de medida (el contador del gas).

  • Los impuestos.

A diferencia de lo que sucede con la factura de la luz, la factura del gas no cuenta con un modelo normalizado establecido por la ley, es por esto que su formato y datos pueden variar muchísimo, en función de la compañía comercializadora. No obstante, todas cuentan con los siguientes elementos.

Término fijo de la factura de gas

El término fijo del gas es el precio que pagas por el acceso al suministro de gas natural y está regulado por el Gobierno. Es decir, a cambio de este importe establecido, adquieres el derecho de disponer de gas natural en el punto de suministro que decidas, ya sea tu hogar o tu local comercial.

Lo que pagas por este término fijo (normalmente expresado en euros/día) no varía en cada factura, es independiente del consumo de gas realizado, e incluye la parte correspondiente al peaje de acceso al sistema, según la tarifa contratada.

Como usuario no puedes elegir el peaje de acceso al gas natural, ya que es asignado por la compañía distribuidora de gas según el consumo anual de tu vivienda o local en kilovatios hora (kWh), del que depende también tu tarifa.

En las nuevas altas de gas natural, al no haber todavía consumos, el peaje de acceso lo asigna el instalador tras hacer una estimación de las necesidades de gas del inmueble según su equipamiento -si tiene calefacción de gas o no, por ejemplo- y el número de personas que lo van a habitar.

Término variable de la factura de gas

El término variable de la factura de gas suele aparecer en la factura como consumo y refleja el precio a pagar por el volumen de tus consumos de gas natural registrados por el contador durante un período de facturación determinado. 

Cabe destacar que el contador de gas registra la energía consumida en metros cúbicos (m3), pero se convierte a kilovatios hora (kWh) para poder calcular y facturar el consumo realizado. Así, el importe de este término variable se calcula multiplicando la energía consumida en kilovatios hora (kWh) por el precio del kWh contratado con tu compañía de gas natural.

Impuesto sobre hidrocarburos

El impuesto sobre hidrocarburos es un impuesto indirecto que aparece en 2013, también conocido como céntimo verde, que recae sobre todos los consumidores de energías no renovables, como es el caso del gas natural.

El Impuesto Especial sobre Hidrocarburos está regulado por el Gobierno y busca desincentivar el consumo de gas para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. 

Se aplica sobre los kWh consumidos en la factura por lo que, cuanta más energía consumas, más pagarás en este apartado.

Alquiler del contador de gas

El alquiler del contador de gas se refiere al pago mensual o bimestral a la compañía distribuidora por -como su nombre anticipa- el alquiler del contador de gas de tu suministro, si no es de tu propiedad. Es un coste fijo regulado por el Ministerio de Energía.

En este caso la comercializadora actúa de intermediaria: te cobra a través de la factura el coste del alquiler de este aparato de medición, que luego irá a la distribuidora, que es la encargada de su instalación, mantenimiento y reparación en caso de avería.

Impuesto sobre el valor añadido (IVA)

Como norma general, a la suma del total de la factura se le aplica el tipo de IVA general vigente (21%), excepto en Canarias.

Otros datos que aparecen en la factura del gas

Además de los mencionados hasta aquí, existen otros elementos en la factura del gas que queremos explicarte.

Datos de contratación y suministro

La mayoría de las facturas cuentan con un apartado en el que podrás encontrar toda la información relacionada con tu contrato de gas.

Aquí puedes consultar tu peaje de acceso, el tipo de producto que tienes contratado, además de:

  • El código CUPS (Código Unificado de Punto de Suministro). Funciona como el DNI de tu instalación de gas y es necesario para identificar tu suministro de gas al realizar trámites como cambiar de compañía, de tarifa, etc.
  • Tarifa de acceso. Según el tipo de tarifa de gas que tengas contratada.
  • Cuantía de peajes. Es el coste que se paga a la distribuidora de gas por utilizar su red de distribución.
  • Tipo de contrato. Si es del mercado libre o regulado por el gobierno (TUR).

Identificación de la comercializadora de energía

Normalmente en la cabecera de la factura aparecerán los datos identificativos de tu empresa comercializadora de energía: 

  • Logotipo.
  • Razón social.
  • Domicilio social.
  • CIF (código de identificación fiscal) de la compañía.

Si no sabes si estás en el mercado libre o regulado, fíjate en el nombre de la compañía: si es Iberdrola, Endesa, Naturgy, Repsol Luz y Gas, TotalEnergies… estás en el mercado libre.

Datos identificativos de la factura de gas

En la factura de gas pueden aparecer además los siguientes datos relacionados con cada factura concreta:

  • Número de factura. Es el número que se le da a cada factura para facilitar su búsqueda.
  • Fecha de emisión. Es la fecha en la que se emite la factura.
  • Fecha de cargo. Es la fecha en la que se realiza el cobro de la factura.
  • Número de referencia. Son los números que ayudan a localizar el contrato e identificar a cada cliente. 

Resumen de la factura

La mayoría de las facturas cuentan con un bloque de resumen en el que aparece un resumen de los datos de los conceptos facturados y los impuestos aplicados (IVA o impuesto que corresponda), así como el importe total de la factura.

Datos del cliente

Nombre o razón social de la persona física o jurídica que recibe la factura y dirección postal a la que se remite.

Histórico del consumo de gas

Todas las facturas, tanto las del mercado libre como la de las tarifas reguladas TUR, deben incluir como mínimo un gráfico comparativo del consumo entre facturas, además de otros datos como:

  • Consumo total.
  • Consumo medio.
  • Consumo medio diario.
  • Consumo total anual acumulado, esta última referencia es muy útil a la hora de utilizar un comparador de tarifas.

Estos datos están implicados en el cálculo de la factura y su visualización gráfica te permite analizar tus tendencias de consumo de gas natural. Si necesitas contar con información todavía más detallada, la podrás obtener en el área de cliente de la página web de tu compañía distribuidora.

En caso de que la lectura del contador no se haya podido realizar, aparecerá en este gráfico el consumo estimado, normalmente con un color diferente para que lo puedas distinguir de los datos de lecturas reales.

Por último, dentro de la información que debe aparecer en la factura, se encuentra la identificación de la distribuidora y la web en la que te puedes registrar para hacer el seguimiento en detalle de tu consumo.

¿Quieres que te ayudemos a elegir?

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Qué significa ATR o Acceso de Terceros a la Red?

De forma breve y resumida, el ATR o Acceso de Terceros a la Red es el consentimiento o autorización que una distribuidora de gas o de electricidad da a sus clientes en el mercado libre para que tengan acceso al suministro de la red. El Acceso de Terceros a la Red es independiente de la compañía comercializadora

En lo que al suministro gasista se refiere, la tarifa de acceso al gas natural recibe el nombre de TUR –Tarifa de Último Recurso– y se trata de un importe fijo regulado por el Gobierno que varía según el consumo del usuario.

Todo lo relativo a las normas de gestión técnica del sistema gasista se recogen en la Orden ITC/3126/2005 de 5 de octubre.

¿Qué es el número CUPS de gas?

El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) es el código que identifica una instalación de gas natural. Este código de identificación te será proporcionado por tu distribuidora de gas al dar de alta por primera vez un suministro. Si se trata de una reactivación, podrás encontrar el CUPS en el contador de gas del inmueble o reflejado en las anteriores facturas.