¿Cómo dar de baja el gas? Requisitos, plazos y precios

Dar de baja el gas es un trámite rápido y gratuito con el que podrás suspender el suministro de gas a tu domicilio o negocio en caso de que no lo vayas a utilizar durante un tiempo.

Conoce todo lo que debes conocer para realizarlo de la mejor manera posible.

¿Cuándo te interesa dar de baja el gas?

Antes de dar de baja el gas natural, debes tener en cuenta que este procedimiento, aunque en principio es gratuito, conlleva finalizar por completo el contrato de suministro con tu compañía de gas, por lo que si tuvieras que reanudar el servicio tendrías que empezar desde cero (elegir compañía, tarifa, etc.) y abonar las correspondientes tasas o derechos de alta. 

Como hemos explicado en el artículo sobre cómo dar de alta el gas, estas tasas se pagan en el momento de registrar cualquier nuevo suministro de gas (también en las reactivaciones) y su importe ronda entre los 70 y los 110 euros, según la Comunidad Autónoma y la tarifa de gas contratada.

Por su parte, los derechos de acometida (los de acceso a la red de gas natural) se abonan únicamente al dar de alta por primera vez un punto de suministro de gas o en el caso de que éste lleve más de 5 años dado de baja.

En consecuencia, nuestra recomendación es que solicites la baja del gas natural solo si tienes claro que el local va a permanecer vacío por un tiempo largo y que, por tanto, no merece la pena abonar el término fijo del gas, que es el apartado del recibo que se abona haya o no consumos en dicha ubicación. 

En otras situaciones, como una compra-venta, alquiler de la vivienda o cuando el inmueble no se vaya a usar por unos pocos meses, se pueden explorar otras opciones como realizar un cambio de titular del contrato, que te permitirá evitar el abono de nuevos derechos de alta.

¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de gas?
Dar de baja el gas

¿Qué tienes que hacer para dar de baja el gas?

Para dar de baja el gas natural en tu vivienda o local lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu compañía eléctrica a través de alguno de los canales de comunicación habituales:

  • Por teléfono, llamando al teléfono de Atención al Cliente de tu compañía.
  • En las oficinas, acudiendo presencialmente a alguna sede de tu compañía de gas.
  • Por fax o a través de correo electrónico.
  • Por correo postal.
  • A través de la página web o formulario online de cese de suministro/contrato.

Cabe destacar que dar de baja el gas es un procedimiento sencillo y rápido, que no conlleva ningún tipo de gasto al consumidor. Sin embargo, te recomendamos que solicites un justificante de tu solicitud de baja, por si surgiera cualquier problema durante el trámite. 

En caso de que la tramites por teléfono, habitualmente las compañías graban las llamadas por lo que podrías reclamar este registro si fuera necesario.

Una vez aprobada la solicitud, un técnico de la compañía acudirá a tu vivienda o local para realizar la retirada del contador de gas, en caso de que sea alquilado. Es en este momento cuando la baja del suministro de gas se hace realmente efectiva, por lo que si quieres agilizar este proceso te recomendamos facilitar al técnico el acceso a este dispositivo. 

Si tu contador es digital y cuenta con telegestión, la distribuidora dará de baja el aparato de manera remota, por lo que no hará falta retirarlo.

Ten en cuenta que se emitirá una última factura de baja de contrato, en la cual tendrás que pagar los consumos de gas realizados desde la última factura hasta el día de la baja efectiva.

Documentación necesaria

Esta es la documentación que vas a necesitar si quieres dar de baja el gas:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato de gas natural.

  • Dirección exacta del inmueble donde se encuentra el suministro de gas.

  • El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) de gas, que podrás encontrar en el contador o en las facturas.

  • Número de la cuenta bancaria con IBAN donde se han domiciliado los recibos.

Te recordamos que dar de baja el gas es un trámite administrativo que únicamente puede ser llevado a cabo por el titular del contrato de suministro y para el que es necesario estar al corriente de las facturas por este servicio.

Cuando contactes con tu compañía para iniciar la baja del gas, es recomendable que tengas a mano una factura, ya que la mayoría de los datos que solicitan las compañías suelen aparecer ahí.

Requisitos para dar de baja el gas natural

En cuanto a los requisitos para dar de baja el contrato del gas, son principalmente dos, como en el caso de la luz: 

  1. Estar al corriente en los recibos del gas. En el caso de que exista algún pago pendiente, la compañía no tramitará tu solicitud de baja, y además, te seguirá reclamando el cobro de la deuda pendiente.
  2. Solo el titular del contrato puede solicitar la baja. En caso de fallecimiento, los familiares o personas cercanas deberán aportar el certificado de defunción de la persona titular.

En todo caso, antes de dar de baja el suministro de gas natural te recomendamos que revises tu contrato por si hubiera alguna cláusula de permanencia que conllevara una penalización económica por cancelación anticipada. 

Ten en cuenta que es obligatorio dar de baja el gas natural por fallecimiento. En esta situación, los familiares más cercanos son los que deberán hacerse cargo de esto, si quieren solicitar la baja definitiva o cambiar el titular del gas.

Plazos para cancelar tu contrato

Dependiendo de la compañía distribuidora de gas, el corte en el suministro podría demorarse hasta 15 días hábiles, por lo que te recomendamos que confirmes con antelación los plazos estimados de baja a fin de evitar situaciones indeseadas y problemas.

¿Quieres que te ayudemos a elegir?

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el