Guía para entender la factura de la luz

Entender la factura de la luz, conocer en detalle qué es lo que estás pagando por tu suministro eléctrico, es clave para poder escoger el mejor proveedor o poner en marcha medidas de ahorro energético en tu vivienda o negocio.

Repasamos a continuación el significado de los conceptos que aparecen en la factura de la luz y lo que tienes que tener en cuenta para no pagar de más.

Lo que pagas en la factura de la luz

La factura de la luz en España está compuesta por 5 conceptos principales, que te explicamos en detalle:

  1. Término de potencia.

  2. Término de energía.

  3. Impuesto especial sobre la electricidad.

  4. Alquiler del equipo de medida.

  5. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Término de potencia: la parte fija de la factura

El término de potencia es el precio que pagas por disponer de una cantidad de kilovatios (kW) concreta para tu instalación de luz. Esta potencia eléctrica contratada determinará cuántos electrodomésticos vas a poder tener funcionando al mismo tiempo en tu hogar o negocio.

El término de potencia es uno de los componentes fijos de la factura de la luz, por lo que es independiente del consumo realizado y depende de la cantidad de kWh contratados. Si contratas mucha potencia, se te cobrará más cada mes, si contratas menos potencia, se te cobrará menos. 

Con la nueva tarifa de la luz, los usuarios tienen la posibilidad de contratar dos potencias diferentes para su vivienda o negocio. Las comercializadoras del mercado regulado establecen dos precios distintos según dos tramos horarios distintos: punta y valle, mientras que las del mercado libre pueden establecer el mismo en ambos tramos.

El precio del término de potencia en tu factura se calcula multiplicando la potencia contratada por los días que engloba nuestra factura y por el coste del término de potencia según establece el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Término de energía: la parte variable de la factura

El término de energía –o término de consumo– se refiere al consumo de luz efectivo que realizas en cada período de facturación. Este es el principal coste variable de la factura de la luz y se calcula multiplicando los kilovatios consumidos en dicho período por el precio del kWh, dato que deberá aparecer en nuestra factura.

Por su parte, el precio del kWh del término de energía, también variable, integra los costes del peaje de acceso a la red (fijos) y el de producción de la energía eléctrica en cada período (variable).

En la actualidad, el precio de la energía en España se establece a partir de la división de la horas del día en tres períodos (punta, llano y valle), donde el precio de la energía y el coste de los peajes de acceso son más económicos en las horas llanas y valle. Estos costes por horas con discriminación horaria afectan tanto a los consumidores del mercado regulado PVPC como a los del mercado libre.

Los precios del peaje de acceso a la red eléctrica vienen determinados por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, que los fija periódicamente; y los de la producción de energía, -publicados diariamente en la web del operador del sistema Red Eléctrica de España S.A.- engloban el precio horario del mercado de electricidad, de los servicios de ajuste del sistema, así como otros costes asociados al suministro.

Impuesto especial sobre la electricidad

El impuesto especial sobre la electricidad lo abonamos todos los consumidores, y es independiente del consumo de luz. Su tipo impositivo viene determinado por el Gobierno.

Alquiler del equipo de medida

El coste del alquiler del contador está también regulado por la Administración. Su coste se calcula multiplicando el número de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, salvo que el contador sea tuyo.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Como norma general, a la suma del total de la factura se le aplica el tipo de IVA general vigente (21%), excepto en Canarias. Con el encarecimiento de las tarifas de la luz, el Gobierno ha establecido provisionalmente un IVA del 10% hasta diciembre de 2021, mientras se mantengan los elevados precios de la energía.

Entender factura de la luz

Estructura de la factura de la luz

En España, el mercado de la luz se encuentra dividido en dos: el mercado regulado PVPC –o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor–, controlado por el Gobierno; y el mercado liberalizado, en el que las compañías comercializadoras pueden ofertar tarifas y condiciones muy diferentes. 

En lo que respecta a la factura de la luz, ocurre un poco lo mismo, en el mercado PVPC la información que aparece viene definida por el Gobierno y en el libre las compañías comercializadoras tienen libertad para hacer la factura como quieran, aunque respetando unos contenidos mínimos.

Sea como fuere, vamos a revisar los elementos principales de la factura de electricidad. 

Identificación de la comercializadora de energía

En este apartado puedes identificar claramente a tu empresa comercializadora de energía (no la debes confundir con la empresa distribuidora) ya que la factura deberá incluir: logotipo, la razón social, el domicilio social y el CIF (código de identificación fiscal) de la compañía.

Si no sabes si estás en el mercado libre o regulado, fíjate en el nombre de la compañía: si es Iberdrola Clientes, Endesa Energía, Naturgy, Repsol, Total Energies… estás en el mercado libre.

Datos identificativos de la factura de electricidad

Para identificar claramente lo que te están facturando, estos son los datos en los que debes fijarte:

  • Importe total. El coste total de tu factura para un período de facturación determinado.
  • Número de factura. Este número te será útil en caso de que tengas que plantear cualquier reclamación por la facturación.
  • Período de consumo. Puede ser mensual (mercado PVPC) o bimensual, salvo excepciones (regularizaciones de consumos atrasados, cambios de tarifa, contador analógico…).
  • Fecha del cargo o fecha límite de pago. Es el día que se te pasará la factura al cobro en caso de tenerla domiciliada, o la fecha límite para abonarla si lo haces mediante transferencia.

Resumen de la factura

La mayoría de las facturas cuentan con un bloque de resumen en el que aparece un resumen de los datos de los conceptos facturados y los impuestos aplicados (IVA o impuesto que corresponda), así como el importe total de la factura, que más adelante se explica con un mayor nivel de detalle. 

Datos del cliente

Nombre o razón social de la persona física o jurídica que recibe la factura y dirección postal a la que se remite la factura.

Información del consumo eléctrico

Todas las facturas, tanto las del mercado libre como la del PVPC, deben incluir como mínimo un gráfico que permita comparar el consumo entre facturas, además de otros datos como: 

  • Consumo total.
  • Consumo medio.
  • Consumo medio diario.
  • Consumo total anual acumulado, esta última referencia es muy útil a la hora de utilizar un comparador de tarifas.

Estos datos están implicados en el cálculo de la factura y su visualización gráfica te permite analizar tus tendencias de consumo de electricidad. Si necesitas contar con información todavía más detallada, como, por ejemplo, tu consumo de luz hora a hora y según el día de la semana, la podrás obtener en el área de cliente de la página web de tu compañía distribuidora.

Dentro de la información que debe aparecer en la factura, se encuentra la identificación de la distribuidora y la web en la que te puedes registrar para hacer el seguimiento en detalle de tu consumo.

Factura detalle de la luz

Es el desglose detallado de la factura y suele tener varios apartados.

Facturación por potencia contratada

Como hemos explicado al principio, este es el término fijo de tu factura, lo que vas a pagar aunque no consumas nada. En cualquier caso, la cifra no es idéntica todos los meses porque se cobra por días y hay meses de 28, 30 o 31 días. 

Si estás en el mercado regulado PVPC, este apartado te vendrá desglosado en sus componentes: importe según potencia contratada -también denominados cargos de potencia-, peajes de transporte y margen de comercialización. Por contra, si estás en alguna tarifa de mercado libre, no tienen obligación de desglosar el precio, sólo deben diferenciar la potencia consumida en período valle o período punta. 

Facturación por energía consumida

En lo que respecta a la luz consumida -recordemos, el término de energía-, la factura debe incluir los kWh consumidos en dicho periodo y el precio total. Esta es la parte variable de la factura de luz que depende del uso que hagamos de la electricidad.

En la actualidad, existen tres tramos horarios para la energía consumida: punta, llano y valle, así que esta parte de la factura suele desglosar el consumo realizado en cada uno de estos momentos del día.

Como en el concepto anterior, existe bastante diferencia entre las facturas del mercado regulado del libre, en el segundo caso no tienen la obligación de detallar el coste de cada uno de los conceptos (peajes, cargos, energía…). 

Cada compañía comercializadora es libre de ofrecer las tarifas que considere convenientes, por ejemplo, un único precio las 24 horas, por ello no necesitan desglosar el consumo y precio de cada uno de los tres tramos horarios.

Descuento por Bono Social

Si te han concedido el bono social de electricidad, en el detalle de la factura aparecerá el concepto Descuento por el Bono Social, que reflejará el porcentaje de descuento aplicable -25% o 40%, según el caso- y los importes sobre los que se aplica el descuento (término fijo y energía consumida).

¿Y si tienes instalados paneles solares?

Si en tu vivienda has instalado paneles fotovoltaicos, la factura deberá incluir el concepto Facturación por energía excedentaria (en forma de descuento en la factura con un importe negativo) y, si es necesario por tener excedentes superiores al límite que puedes compensar por el consumo de ese mes, aparecerá un nuevo concepto denominado Ajuste de compensación por autoconsumo.

Código QR para comparar tarifas

Además de los últimos cambios en las tarifas, desde el 31 de agosto de 2021, todas las facturas de electricidad deben incluir un código QR que te llevará al comparador de ofertas de energía de la CNMC, el organismo estatal supervisor de la competencia de los mercados. 

Dicho código QR aparecerá en todas las facturas con una potencia contratada inferior a 15 kW, es decir, la mayoría de los consumidores domésticos. Con esta herramienta la CNMC quiere facilitar al consumidor el conocimiento de las ofertas y tarifas disponibles en el mercado.

Información para el consumidor

En esta sección de la factura de la luz, que aparece solo si tu contrato de luz se encuentra en el mercado regulado PVPC, se suele mostrar información de interés para el consumidor: tipo de contrato vigente, información sobre el bono social para consumidores vulnerables, así como otras opciones que pudieran estar disponibles.

Otros datos que aparecen en la factura

Además de la información básica sobre los cargos por el suministro eléctrico, algunas facturas detallan otro tipo de informaciones de interés para el usuario.

Origen e impacto ambiental de la electricidad consumida

Contiene información sobre el origen de la electricidad consumida y su impacto sobre el medio ambiente.

Identificación del Punto de Suministro (CUPS)

El código CUPS (Código Universal del Punto de Suministro) es un dato fundamental para identificar de manera inequívoca tu suministro de luz y te lo pedirán para realizar distintos trámites, entre ellos el alta de luz y el alta de gas natural. Aunque algunas compañías permiten el cambio de compañía solo a partir de la dirección, lo más seguro es identificar siempre tu suministro a partir del número CUPS.

Destino del importe de la factura

Muchas facturas desglosan sus distintos componentes: término fijo de potencia, consumos realizados, impuestos, peajes y otros cargos.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Cuánto de la factura de la luz son impuestos?

En España, aproximadamente un 33% de la factura de la luz se corresponde con impuestos. El principal y más importante es el IVA, que grava la luz con un 21%, un porcentaje muy superior al de otros países de la Unión Europea. 

El segundo impuesto más importante es el de Generación Eléctrica (7%), que no se repercute directamente en la factura, ya que corresponde a las centrales que producen la energía. Aunque en la práctica las eléctricas te lo cobran de forma indirecta en el recibo de la luz.

Por último, el tercer impuesto que pagas en la factura de la luz es el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5%), que es independiente del consumo de luz. Su tipo impositivo viene también determinado por el Gobierno.

¿Cómo consultar la factura electrónica de la luz?

La factura electrónica de la luz es un documento en formato digital equivalente a la factura convencional impresa y que conlleva los mismos efectos legales. Te explicamos cómo puedes consultarla y sus principales ventajas.

¿Cómo sé cuál es mi empresa distribuidora?

Puedes comprobar cuál es tu empresa distribuidora de luz -la que te lleva la electricidad hasta tu domicilio o negocio- en el número CUPS de tu factura. Los 4 primeros números de este código identifican a la distribuidora. Estas son las cinco más importantes: Endesa (0031), Iberdrola (0021), EDP-HC Energía (0026), Unión Fenosa (0022) y Viesgo (0027). Además, hay más de 300 pequeñas distribuidoras independientes.