¿Cómo reclamar la factura de la luz? Instrucciones

Reclamar la factura de la luz es un trámite que a priori puede sonar engorroso o difícil de llevar a cabo con éxito pero que, en realidad, es posible agilizar si sabes cómo hacerlo. 

Antes de proceder a detallar los pasos a dar en la reclamación de la factura de la luz, veamos juntos cuáles son las razones más habituales que dan lugar a este tipo de trámite.

¿Qué motivos son los más comunes en la reclamación de la factura de la luz?

Principalmente son siete los motivos de los usuarios para presentar una reclamación por su factura de la luz. 

Vamos a verlos uno a uno:

Lectura estimada del contador

A pesar de que la mayoría de los contadores de luz son digitales y no requieren de personal técnico de la distribuidora para comprobarlos, puede darse el caso de que en algún momento la lectura del contador sea estimada y no se base en el consumo real realizado en el período de facturación. 

Esto puede dar pie a que la estimación no se ajuste a la realidad y sea excesivamente dispar, despertando en el usuario la necesidad de plantear una reclamación. 

Generalmente, cuando se produce la facturación por lectura estimada, el importe objeto de descuadre entre dicha lectura y el consumo real suele ser compensado en la siguiente factura que recibe el usuario. 

Descuentos no aplicados

En el contrato que firmas con la compañía suministradora se especifican los descuentos a los que puedes acogerte. Si en una factura el importe de dichos bonificaciones no está descontado, tendrás argumentos suficientes para dar inicio al trámite de reclamación de tu factura de luz. 

Descuento por Bono social térmico no aplicado

Algunos usuarios cumplen los requisitos necesarios para tener derecho al descuento por bono social térmico. Al igual que ocurría en el apartado anterior, en caso de no aplicarse en la factura el descuento por este concepto, la reclamación por tu parte tendrá todo el sentido. 

Cobro de servicios adicionales no contratados

Cuando firmas un contrato de luz es importante que tengas claro y que recuerdes a qué servicios adicionales has dado el visto bueno y a cuáles no. Esto es importante porque en muchos casos las compañías de luz ofrecen servicios de mantenimiento o coberturas extra que solo han de ser facturadas en caso de haber sido previamente contratadas por el usuario.

Sobra decir, que si en tu factura aparece un cargo por un servicio adicional que no has autorizado, deberás proceder a reclamar a tu compañia. 

Facturación de períodos que no se corresponden a la utilización u ocupación de la vivienda o local

Esta situación es la típica, por ejemplo, cuando compras o alquilas una vivienda o un local comercial y la facturación del primer mes no se corresponde a la fecha exacta en que has empezado a ocupar el inmueble y, por tanto, quede plenamente justificada tu reclamación. 

Averías en el suministro o cortes programados y no programados 

Si se produce un corte de luz programado, generalmente por trabajos en la red de distribución, este deberá ser inferior a 3 minutos y deberás haber sido avisado con una antelación mínima de 24 horas a la reparación. 

Cuando se produce una avería en la instalación eléctrica ajena a la vivienda o local y hay un corte de suministro de luz no programado que dura más de 3 minutos, como usuario podrás reclamar una indemnización por averías. 

En las zonas urbanas, el corte de suministro deberá ser de más de 10 interrupciones de luz en un mismo año o de más de 5 horas anuales. En las zonas rurales, el número de interrupciones se eleva a 22 y el número de horas sin suministro a 9. 

Si la avería y por consiguiente el corte de suministro eléctrico supera cualquiera de estos valores, tendrás derecho a reclamar un descuento máximo del 10% de tu facturación anual. En el supuesto de que la avería haya afectado a los alimentos que tienes refrigerados o a los propios electrodomésticos, podrás solicitar también una indemnización por dichas pérdidas.

Cobro en la factura de deudas de anteriores propietarios

Las deudas de los anteriores propietarios de la vivienda o local no pueden ser imputadas al nuevo propietario o inquilino, por lo que, en caso de recibir un cargo por este concepto en tu factura, tienes derecho a presentar la pertinente reclamación. 

Reclamar factura de la luz

Instrucciones para reclamar la factura de la luz 

Como es lógico, el primer paso a dar para poner una reclamación de la factura de la luz es contactar con la compañía que te suministra y explicarles el motivo de tu demanda.

Gracias a la transformación digital, las opciones de reclamar la factura de la luz se han visto ampliadas por lo que a los tradicionales formatos presenciales y de teléfono se les han sumado alternativas como el correo electrónico o los departamentos de atención al cliente online. 

Así, las alternativas para presentar una reclamación por la factura de la luz incorrecta son: 

  • Correo electrónico para reclamaciones online.

  • Formularios de reclamación, tanto online como en papel. 

  • Telefónicamente a los números de atención al cliente (en la mayoría de los casos son gratuitos). 

  • Presencialmente en la oficina de la compañía suministradora (deberás rellenar el ya mencionado formulario de reclamación en papel correspondiente a este trámite).

  • Algunas compañías cuentan con departamentos de reclamaciones específicos tanto online como presenciales a los que dirigir tu reclamación por factura de luz incorrecta. 

Asegúrate de que cualquiera que sea el medio que elijas, tras reclamar el cargo incorrecto en tu factura de la luz, la compañía deberá facilitarte un número de referencia y un justificante por escrito, ya sea en papel o en un documento en formato descargable. 

Este número de referencia será el que te permita acceder al seguimiento del estado de tu reclamación.   

La compañía dispone de un máximo de 30 días para dar respuesta a tu demanda. En caso de que no cumplan este plazo, estarás en disposición de acudir a la Consejería de Industria y Energía (dependiente de cada Comunidad Autónoma) o a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC). 

En la Consejería se encargan de dar solución a las demandas relacionadas con el funcionamiento del suministro de luz a los usuarios, mientras que en el OMIC se da respuesta a los trámites de reclamación de facturas con carácter comercial. 

No olvides que en ambos estamentos te requerirán presentar toda la documentación relacionada con tu reclamación y, nuevamente, los trámites los podrás realizar presencialmente o de forma telemática. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Te pueden cortar la luz por falta de pago?

Sí, te pueden cortar la luz por no pagar un recibo. 

Si transcurrido el plazo de 20 días hábiles para el pago de la factura de la electricidad ésta no ha sido abonada, la empresa comercializadora podrá iniciar la interrupción del suministro eléctrico. Eso sí, previo al corte te habrán de enviar 2 avisos. 

La primera notificación de corte de luz la recibirás dos meses después de haberse producido el impago y deberá incluir una nueva fecha para el ingreso o el plazo límite máximo para que realices el abono.

La segunda notificación te llegará por canales que acrediten de forma fehaciente que estás al tanto del corte de luz por impago, esto es, carta certificada o burofax. Al igual que en el caso del primer aviso, la comercializadora deberá hacer constar una fecha límite de pago.

La empresa distribuidora no podrá cortar el suministro de una vivienda en días festivos ni en días en que no esté activo su servicio de atención al cliente. 

Los casos en que te pueden cortar el suministro eléctrico sin previo aviso son: 

  • Si has realizado un enganche directo no asociado a un contrato previo. 

  • Si has derivado el suministro de electricidad a una instalación no contemplada en el contrato.

  • Si has manipulado los equipos de medida o control.

  • En instalaciones de luz peligrosas.

¿Cómo pagar la luz por teléfono?

Las compañías de luz ofrecen en la actualidad muchas modalidades de pago de sus facturas, incluyendo la posibilidad de pagar la luz por teléfono. Todas las comercializadoras cuentan con números gratuitos para realizar este trámite, para el que te pedirán los datos de la factura a pagar y los de la tarjeta bancaria con la que realizar el cobro.

¿Cómo pagar la factura de la luz?

El método de pago más habitual de la factura de la luz es mediante domiciliación bancaria. En cualquier caso, muchas compañías eléctricas ofrecen hoy en día otras formas de pago a sus usuarios como pagos online con tarjeta, mediante Bizum, por transferencia o incluso pagos en efectivo en cajeros y oficinas bancarias.