Certificado de instalación de gas

El Certificado de Instalación de Gas, también conocido como CIG o Boletín de Gas, es imprescindible en ciertos trámites y debe ser emitido por un técnico profesional y acreditado a tal efecto.

Entre otros trámites, el certificado del gas es necesario para dar de alta este suministro, para reactivarlo después de un tiempo sin servicio o para cambiar instalaciones preexistentes.

¿Qué es el certificado de instalación de gas?

El Certificado de instalación de gas es el documento en el que se detallan todas las especificaciones técnicas del sistema, además de los aparatos que tiene conectados. Asimismo, es la acreditación oficial de que las instalaciones son totalmente seguras y de que cumplen con la normativa vigente. 

Certificado de instalación de gas

¿Qué información debe contener el CIG?

Además de tener en cuenta qué es el certificado de instalación de gas, también es interesante conocer los datos que debe reflejar.

  • Datos de la empresa instaladora.
  • Datos del técnico que ha llevado a cabo la revisión.
  • Detalle de la actuación realizada.
  • Lugar de los hechos.
  • Potencia nominal disponible.
  • Tipo de uso que se le va a dar.
  • Aparatos de gas instalados o previstos y/o croquis de la instalación.

Tipos de certificados de instalación de gas para viviendas y para edificios

El certificado instalador de gas puede ser de dos tipos teniendo en cuenta la naturaleza de la instalación que homologan: el modelo IRG-2 o el modelo IRG-3. En ambos casos, insistimos en que debe realizarlo siempre untécnico autorizado.

Este profesional será el encargado de cumplimentar el modelo IRG-2 (para instalaciones comunes, por ejemplo, una comunidad de vecinos) y/o el modelo IRG-3 (para cada vivienda). 

Una vez conseguida la certificación, se debe entregar una copia a la distribuidora y otra copia a la Administración Local.

¿Cuándo pedirlo?

Los supuestos en los que necesitas contar con el certificado de gas son los siguientes:

¿Qué coste tiene?

El coste del certificado del gas varía según se trate de suministro de gas natural, gas butano o gas propano. Además, también tiene un coste diferente en función de si lo necesitas para una vivienda unifamiliar, para un piso, en un edificio con zonas comunes, un local comercial, etcétera.

De media, el precio del certificado de gas ronda entre los 100 y los 150 euros y se divide en unos gastos de gestión (precio fijado por el Gobierno para las distribuidoras) y unos gastos de inspección técnica, a criterio de la empresa que realice dicha tarea.

Es necesario destacar en este punto que el importe del certificado de la instalación de gas se abona a través de la factura de la comercializadora y no al profesional que la realiza.

¿Cómo solicitarlo?

Cuando necesites solicitar el certificado del gas, es tan sencillo como contactar con la comercializadora con la que tengas el suministro (o con la que desees darte de alta), tras agendar y recibir la visita del técnico solo tendrás que esperar el resultado del informe

Si el informe es favorable, la propia compañía registrará el certificado en la Dirección General de Industria y el proceso quedará completado en aproximadamente una semana. 

En caso de que el informe sea desfavorable, se deberán llevar a cabo las modificaciones que se indiquen en el propio informe.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el