RITE

Las siglas RITE hacen referencia al Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios. Este reglamento es el que se encarga de regular y establecer los requisitos de seguridad y eficiencia energética que deben cumplir las instalaciones de sistemas de climatización en los hogares en España.

¿Qué es el RITE?

El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) es la norma principal que regula el proceso de diseño, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de todo sistema relacionado con la climatización en España.

Esto incluye los diferentes sistemas de calefacción, ventilación y refrigeración, así como las instalaciones de producción de agua caliente sanitaria (ACS) y de determinadas calderas

RITE

Historia y características del RITE

El actual Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios se aprobó en el año 2007 a través del Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, y su principal función es establecer un uso racional de la energía en las instalaciones de climatización, así como garantizar unas mínimas condiciones de higiene y confort térmico a través del cumplimiento de cuatro exigencias mínimas de higienecalidad acústicacalidad térmica y calidad del aire interior.

Este certificado se otorga únicamente a usuarios particulares en función de la potencia nominal de su instalación térmica, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Potencia inferior a 5 kW: en el caso de estas instalaciones no es necesario presentar ninguna documentación. También están exentos los equipos de producción de agua caliente sanitaria con una potencia inferior a 70 kW.
  • Potencia entre 5 kW y 70 kW: requiere la inscripción de la instalación en el órgano competente, así como la elaboración de una memoria técnica por parte de un técnico habilitado para ello.
  • Potencia superior a 70 kW: requiere el registro de la instalación y la elaboración de un proyecto técnico previo por parte de un ingeniero cualificado.

Además, en función del momento en el que se encuentre la instalación, los usuarios necesitarán disponer de uno de los siguientes certificados:

  • Certificado de la instalación: permite la puesta en funcionamiento de la instalación.
  • Certificado de mantenimiento: acredita el correcto mantenimiento de la instalación y se expide de forma anual.
  • Certificado de inspección: se obtiene una vez realizadas las inspecciones reglamentarias.

Objetivos del Reglamento de Inspección Técnica de Edificios

A pesar de no ser los únicos, los objetivos principales del RITE son los siguientes:

  • Conseguir un funcionamiento más eficiente en los equipos dedicados a generar calor y frío.
  • Mejorar el aislamiento de los fluidos térmicos.
  • Incorporación de energías renovables, especialmente energía solar y biomasa.
  • Mejorar la regulación y el control en los locales climatizados para que cumplan las condiciones de diseño previstas.
  • Aprovechamiento de las energías residuales e implantación de subsistemas de recuperación energética.
  • Implantación de sistemas obligatorios de contabilización de consumo en instalaciones colectivas.
  • Eliminación progresiva de los combustibles sólidos más contaminantes, así como de los equipos generadores menos eficientes.

Estructura y contenido del RITE

La normativa establecida por el RITE se divide en dos partes para una mejor comprensión y una aplicación más eficiente de la misma. 

  • Condiciones generales: incluyen los requisitos de seguridad, higiene y eficiencia energética que deben cumplir las instalaciones.
  • Instrucciones técnicas: incluyen todas las exigencias técnicas que deben cumplir las instalaciones, así como su cuantificación. 

Desde su creación, las condiciones del RITE se han modificado en dos ocasiones, la primera de ellas en 2013 y la segunda en el año 2021.

Requisitos mínimos para obtener el certificado RITE

Para que los usuarios puedan obtener el certificado RITE, es necesario que aporten determinados datos y que cumplan con ciertos requisitos:

  • Características técnicas, datos e identificación de la instalación.
  • Identificación de la empresa instaladora, tanto del técnico como del director de la instalación.
  • Cumplimiento de las normas de puesta en marcha establecidas en la IT 2.
  • Declaración expresa garantizando el cumplimiento de todos los puntos de la memoria técnica y de todos los requisitos establecidos por el RITE.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores