Gas

Consumo excesivo de gas en el contador: razones y soluciones

El consumo excesivo de gas en el contador puede deberse a múltiples causas como un aparato de medición estropeado, una fuga de gas o la falta de mantenimiento de tu caldera, entre otras. Estos factores pueden afectar negativamente no solo a tu economía, sino que pueden poner en peligro tu vida y la de tu familia.

Estas razones avalan la importancia de este artículo en el que vamos a enumerar y desglosar las posibles causas de un consumo demasiado elevado de gas natural.

Además, vamos a proporcionarte soluciones para que, en la medida de lo posible, evites una factura de gas excesiva e injustificada.

6 causas del consumo excesivo de gas en el contador

Las causas de un consumo excesivo de gas en el contador son de diferente naturaleza y tienen diferente alcance pudiendo provenir –e incluso afectar– al propio aparato de medición o deberse a otros factores.

Contador estropeado

Una de las causas más habituales de un consumo excesivo en el contador de gas es porque esté averiado.

En este sentido, que el contador siga avanzando incluso cuando no estás utilizando el gas pone de manifiesto que el aparato no está funcionando correctamente.

En el caso de que lo tengas alquilado, contacta con tu empresa distribuidora para que pase a supervisarlo y realice las correcciones oportunas.

Si por el contrario, es de tu propiedad, contacta con la empresa instaladora o con el servicio de mantenimiento si tienes contratado uno.

Si se da el caso de que el contador estropeado provoca un mayor consumo y gasto del que realmente has realizado, y siempre que se compruebe este hecho, la comercializadora deberá proceder a refacturar el servicio o a compensar la diferencia en una factura futura, tal y como queda plasmado en el artículo 96 del Real Decreto 1955/2000.

Falta de mantenimiento de la caldera

La revisión de la caldera de gas es obligatoria y una garantía para evitar una factura excesiva por este suministro.

En el caso de las calderas domésticas, es decir, aquellas de hasta 70 kW, deben verificarse cada 2 años, tal y como recoge el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE).

Más allá de esta revisión obligatoria, es recomendable realizar revisiones de mantenimiento periódicas para detectar posibles problemas de funcionamiento.

Caldera de gas obsoleta

Si descubres un consumo más elevado de lo normal en el contador puede deberse a que necesitas renovar tu caldera porque ya no funciona de manera adecuada.

Desde 2013, según la normativa, las calderas que se instalan son las de condensación con modelos cada vez más eficientes que utilizan el calor latente originado en la combustión del gas.

Fuga de gas

Aunque las instalaciones de gas natural cuentan con numerosos sistemas de seguridad, si percibes un consumo excesivo en el contador puede deberse a una fuga.

Por su riesgo, si ves que tu contador se acelera y no estás consumiendo gas, cierra la llave de paso general, abre las ventanas, sal de tu vivienda y llama de inmediato a tu compañía de gas y a los bomberos para que te comuniquen las precauciones a seguir.

Fuga de agua

También puede darse el caso de que consumas más gas natural del que deberías porque tienes una fuga en tu circuito de distribución de Agua Caliente Sanitaria –ACS– o en los radiadores de la calefacción.

Sin embargo, has de tener presente que para que la fuga pueda impactar de manera significativa en tu factura de gas, debe ser bastante importante y, en la mayoría de los casos, será visible a simple vista precisamente por esta magnitud que te estamos comentando.

Existencia de puentes térmicos

El aislamiento térmico influye en el ahorro energético. Así, si no es de calidad y no consigue romper los puentes térmicos, el consumo de gas de tu calefacción se elevará de manera considerable.

Los puentes térmicos son zonas en las que se produce un intercambio de energía entre el interior y el exterior de las construcciones. Para evitarlo, estos puentes han de romperse con materiales y elementos aislantes.

Ten presente que la calefacción supone en torno al 47 % de tu consumo, de acuerdo con la Guía técnica de la contabilización de consumos individuales de calefacción en instalaciones térmicas de edificios del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). 

Consumo excesivo de gas natural en contador

Soluciones para evitar una factura excesiva de gas natural

Para reducir el riesgo de que tu contador arroje un consumo excesivo toma nota de las siguientes recomendaciones con base en la mayoría de las causas anteriormente expuestas.

Gestiona tu consumo de gas natural

Si llevas un control de tu gasto energético, detectarás rápidamente cualquier fluctuación injustificada de tu contador.

Toma como orientación en el caso de que no dispongas de un histórico, que el gasto medio de gas en España en una vivienda de 2 o 3 personas se sitúa en torno a 660,08 kWh (kilovatios por hora), según datos del último SPAHOUSEC II publicado (2019).

Realiza las inspecciones obligatorias

Realiza las inspecciones periódicas de tu instalación de gas con carácter de obligatorias y a lo largo de las cuales un técnico especializado comprueba el correcto funcionamiento de toda la instalación.

Entre las supervisiones habituales que se pueden realizar se encuentran la combustión de la caldera, el estado de la estanqueidad y de las tuberías, la correcta evacuación de los productos de combustión, la verificación de la presión del vaso de expansión, etc.

Contrata un servicio de mantenimiento

Valora contratar un servicio de mantenimiento que resulta complementario a las revisiones obligatorias y que te permite adoptar una postura proactiva con respecto a posibles fugas o averías.

Valora cambiar tu caldera

Cambia tu caldera antigua por un modelo más eficiente que cuente con acumulador de agua para evitar derroches innecesarios a la hora de calentar el ACS.

Entre los tipos de calderas de gas que puedes encontrar en el mercado se encuentran las que ofrecen la posibilidad de gestionarlas por conexión wifi, lo que facilita que controles su funcionamiento a distancia.

No manipules el contador

No manipules el contador de gas bajo ningún concepto, ya que puedes alterar su funcionamiento, además de poner en peligro tu vida y la de los demás.

Si compruebas que no funciona correctamente, llama a la empresa de mantenimiento o a tu distribuidora según sea tuyo o alquilado.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el