Contador trifásico

El contador trifásico es propio de las instalaciones eléctricas que cuentan con una potencia contratada de más de 15 kW. Te explicamos qué diferencia hay con un contador monofásico y cómo cambiarlo.  

¿Qué es un contador trifásico?

Un contador trifásico es un medidor de consumo de energía de una instalación de tres fases y 3 corrientes alternas que mide de manera independiente el consumo de cada una de ellas. 

Es decir, si tu potencia es de 15 kW cada fase dispondrá de 5 kW de potencia máxima. Esto ayuda a que si una fase se satura, no afecte a las dos restantes.

Los expertos aconsejan este tipo de instalación en: 

  • Viviendas alejadas de un punto de conexión a la red eléctrica distribuidora, como ocurre en las áreas rurales. 

  • Hogares que utilizan muchos equipamientos y tienen un gran consumo eléctrico. 

  • Actividades industriales o grandes empresas. 

En las instalaciones trifásicas suele darse el caso de que el ICP –Interruptor de Control de Potencia– de una de las fases salte cortando la corriente. Esto ocurre si se conectan varios electrodomésticos a una misma fase y se supera la potencia máxima de la misma. En las instalaciones monofásicas no ocurre ya que al haber únicamente una fase, la potencia máxima equivale precisamente a la potencia contratada.

Una solución es contratar una potencia superior a la que puedas necesitar si tu instalación es trifásica. Pero ten en cuenta que la consecuencia directa de esta acción es un aumento en tu factura de la luz, por lo que es recomendable que realices un estudio del consumo de tus electrodomésticos para evitar derroches innecesarios y ajustar al máximo posible la potencia contratada al consumo real. 

Contador trifásico

Diferencia entre contador trifásico y monofásico

La diferencia primera entre un contador trifásico y uno monofásico es la potencia que gestionan para cada tipo de instalación:  

  1. Trifásica: cuenta con 3 fases y tiene una potencia superior a 15 kW y 400 V de tensión eléctrica. Se suele usar en la industria.

  2. Monofásica: como su nombre indica tiene una única fase de corriente alterna y es la habitual de las viviendas o pequeñas empresas con una tensión de 230 V y una potencia máxima de 14,49 kW. 

Además, las instalaciones monofásicas son más seguras y serás más eficiente al contratar la potencia justa que demandas. 

¿Cómo saber si tienes un contador trifásico?

Para saber qué tipo de contador tienes, has de fijarte en uno de estos 3 elementos: 

  1. El boletín eléctrico.  

  2. Tu factura de la luz.  

  3. El ICP o Interruptor de Potencia Eléctrica. 

Entramos en los detalles de cada punto para que lo puedas comprobar ya mismo. 

El boletín eléctrico

En este certificado obligatorio se reflejan todas las especificaciones técnicas de tu instalación incluidos los datos del contador y la potencia contratada.

Tu factura de la luz

En tu factura aparecerá tu potencia contratada. 

  • Si se encuentra entre 220 V y 230 V se trata de una instalación monofásica. 

  • Si por el contrario tu potencia se encuentra entre 380 V y 400 V tu instalación es trifásica. 

El ICP o Interruptor de Potencia Eléctrica

Si tu ICP posee dos palancas tienes un contador monofásico, si por el contrario cuenta con 3 o más palancas es porque tu instalación es trifásica.

¿Cuánto cuesta cambiar un contador trifásico por uno monofásico?

En el caso de que tu consumo sea inferior a 13,86 kW, y hayas comprado una vivienda o un local con una instalación trifásica, necesitarás cambiar tu contador. 

Para poder realizar esta modificación tendrás que completar estos 3 pasos: 

  1. Comunícaselo a tu comercializadora de energía. Ella es la encargada de avisar a la distribuidora de tu zona. 

  2. La distribuidora te enviará a un electricista certificado –también puedes contratarlo tú– para que realice la revisión de la instalación.

  3. El electricista o empresa instaladora certificada tras comprobar que todo está en orden, realizará el cambio de contador y emitirá un nuevo boletín eléctrico. 

El proceso cuesta entre 300 € y 400 € de media y el titular es quien debe abonar el cambio. 

Ten presente que además de la potencia contratada, la tarifa del gas o la tarifa de la luz son elementos que impactan considerablemente en el importe de tu factura.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores