Convector eléctrico

Un convector eléctrico o convector de calor es un aparato calefactor que funciona por convección. Se trata de un aparato muy utilizado en hogares y oficinas de todo tipo por sus particulares características, que lo convierten en un sistema de calefacción versátil, eficiente y de bajo consumo.

¿Qué es un convector eléctrico?

El convector eléctrico es un tipo de aparato calefactor que mediante energía eléctrica y por medio de un proceso de convección transfiere el calor a través del movimiento real de las partículas de un fluido, como el aire o el agua.

Este sistema también recibe otros nombres, los más conocidos son vitroconvector y vitrocalefactor.

Los convectores eléctricos incorporan en su interior una resistencia que es la encargada de calentar el aire que entra por la parte inferior del convector. Una vez caliente, el aire es expulsado por la parte superior del aparato, calentando así el espacio o la estancia en la que se encuentra el convector. 

Los orígenes de los convectores de calor se remontan a los últimos años del siglo XIX, cuando vieron la luz los primeros y rudimentarios dispositivos con un funcionamiento similar. 

En sus inicios, se trataba de aparatos bastante grandes, pesados y difíciles de trasladar, y su uso estaba prácticamente restringido a los grandes edificios comerciales e industriales. 

Con el paso del tiempo, los distintos avances tecnológicos permitieron desarrollar modelos más pequeños y ligeros mucho más adecuados para hogares y edificios residenciales.

A medida que aumentó la demanda de este tipo de dispositivos de calefacción, se empezaron a aplicar diversas innovaciones en la tecnología de los convectores eléctricos. 

Por ejemplo, se desarrollaron modelos que hacían uso de ventiladores para potenciar la circulación del aire caliente y se introdujeron sistemas de control que permitieron a los usuarios ajustar la temperatura del aire a voluntad. 

Además, se desarrollaron modelos mucho más eficientes desde el punto de vista energético, lo que provocó un aumento exponencial en la popularidad de estos sistemas.

Convector eléctrico

Ventajas y desventajas de los convectores eléctricos

Los convectores eléctricos son en la actualidad un sistema de calefacción muy utilizado en hogares y determinados recintos profesionales, como pueden ser pequeños negocios, despachos u oficinas de espacio reducido. 

Cuentan con innegables ventajas respecto a otros sistemas de calefacción, aunque también tienen sus propios inconvenientes.

Ventajas de los convectores eléctricos

Las principales ventajas de los convectores eléctricos son su versatilidad y su facilidad de instalación sin embargo, no son las únicas ventajas con las que cuentan.

  • Tan solo necesitan de una toma de corriente para funcionar. 
  • Se trata de dispositivos ligeros y fáciles de trasladar dado que algunos modelos de convector eléctrico incorporan ruedas para facilitar su traslado. 
  • También se pueden fijar mediante soportes a la pared de la habitación que se quiere calentar.
  • Su precio no suele ser muy alto.
  • Son sencillos de mantener.
  • Se calientan de forma rápida.
  • Su consumo es bajo a temperaturas moderadas.
  • Son más seguros que los sistemas de calefacción de gas.

Inconvenientes de los convectores eléctricos

Aunque cuentan con grandes ventajas, los convectores de calor no están exentos de inconvenientes, siendo los principales los siguientes que detallamos: 

  • A pesar de su versatilidad no son aptos para espacios grandes. 
  • En ocasiones pueden resultar ruidosos.
  • Emiten el aire caliente de forma muy localizada, lo que provoca que la sensación de calor desaparezca en cuanto el usuario se encuentre mínimamente separado o a pocos metros del convector.
  • Las partículas de polvo pueden acumularse en el interior del convector y salir al exterior junto al aire caliente, lo que trae consigo el riesgo de alergias y otras molestias respiratorias.
  • Su consumo puede incrementarse bastante cuando funcionan a altas temperaturas. 
  • No son viables ni recomendables como sistema principal de calefacción para una vivienda.
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el