Tipos de energías renovables y por qué son importantes

Existen diferentes tipos de energías renovables en función de los recursos ilimitados que emplean como materia prima de base. Estas alternativas energéticas están viviendo un gran impulso en Europa que en 2050, y según lo estipulado en el Pacto Verde Europeo, debe alcanzar la neutralidad climática en emisiones de gases de efecto invernadero. 

Así las cosas, la trascendencia de las renovables resulta crucial en este cambio de paradigma energético, promoviendo un desarrollo social, industrial y tecnológico sostenible.

Por su relevancia actual y futura, es hora de que profundices en qué tipos de energías renovables existen y en por qué son tan importantes para todos nosotros. 

¿Cuáles son los tipos de energías renovables?

Los tipos de energías renovables varían según la materia prima empleada en la producción, sin embargo, todas cuentan con dos rasgos en común

  1. Los recursos de los que se sirven deben ser naturales e ilimitados. Sería el caso de la energía solar.
  2. Su consumo no debe superar su disponibilidad. Como ocurre con la biomasa. 

Compartimos a continuación los tipos más significativos de energías renovables

Solar

La energía solar se sirve de la radiación electromagnética del sol para transformarla a través de placas solares en: 

  • Electricidad verde gracias a instalaciones solares fotovoltaicas. 
  • Calor mediante paneles solares térmicos. 

Eólica

La energía eólica utiliza la fuerza del viento y de las corrientes de aire para generar electricidad mediante la acción de aerogeneradores. 

Los parques eólicos pueden instalarse en zonas terrestres como llanuras, costas o zonas montañosas, o bien en alta mar.

Mareomotriz

La energía mareomotriz transforma el descenso y ascenso de las mareas para convertir el movimiento en electricidad gracias a una turbina. 

Es una de las energías alternativas más desconocidas como la undimotriz –utiliza la fuerza de las olas–, o la maremotérmica –aprovecha la diferencia de temperatura de las aguas superficiales y profundas–.

Geotérmica

La energía geotérmica o geotermia aprovecha la tasa de variación de temperatura, también llamada gradiente térmico, del interior de la Tierra y de las capas más superficiales del planeta.

Sus usos pueden ser domésticos o industriales, dependiendo de la profundidad del yacimiento.

Biomasa

La biomasa es un tipo de energía que se obtiene a partir de la fracción orgánica de residuos y desechos de diferente origen, así como provenientes de cultivos energéticos. 

Puede utilizarse para la producción de energía térmica, biogás y también para obtener biocombustibles.

Es preciso señalar que una energía renovable no implica necesariamente que sea limpia. 

Las energías limpias son las que no generan emisiones contaminantes cuando producen energía –o si lo hacen su fracción es mínima–. Esto explica, por ejemplo, que la energía nuclear sea considerada una energía limpia sin ser renovable.

Tipos de energía renovable

Importancia de las energías renovables

Con la intención de explicarte en detalle la importancia de las energías renovables, queremos abordar algunos de sus puntos fuertes que sirven para facilitar la transición energética. 

Permiten distintas combinaciones

Las energías renovables son muy versátiles, pudiendo combinarse entre sí para un mayor rendimiento de acuerdo con las características de la localización.

En línea con lo recién mencionado, puedes beneficiarte de las ventajas de instalaciones fotovoltaicas híbridasque combinan estructuras fotovoltaicas y eólicas, por ejemplo, y que pueden incluir otros tipos de sistemas. 

Este hecho aumenta la disponibilidad de una energía limpia e ilimitada.

Están a favor del autoconsumo y el ahorro

Las energías renovables se encuentran íntimamente ligadas al ahorro energético, concretamente gracias a las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo eléctrico

Este tipo de instalaciones te permiten ahorrar en tu factura de la luz, al obtener electricidad a través de la energía solar, o bien compensar el importe de tu factura volcando tus excedentes a la red eléctrica.

Muestran una clara independencia con las no renovables

La transición energética hacia un modelo de economía más sostenible se justifica sobre las diferencias entre energías renovables y no renovables

  • Las reservas no renovables son finitas, mientras que las renovables son sostenibles en el largo plazo.
  • Las energías no renovables generan grandes cantidades de gases de efecto invernadero, cuando las renovables cuentan con una huella ecológica muy inferior. Idealmente, se potencia el uso de energías renovables y limpias.

Así las cosas, estas energías ilimitadas permiten que la economía reduzca su dependencia de los combustibles fósiles como el carbón o el petróleo, y de otras energías altamente contaminantes. 

Son favorables al desarrollo social

El sector de estas energías alternativas impulsa la investigación, el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio, así como nuevos empleos ligados a la energía verde. 

Según el informe anual del año 2022 de las energías renovables de IRENA (la Agencia Internacional de Energías Renovables), el sector de empleo de las renovables ha alcanzado los 12,7 millones de puestos creados en el mundo en 2021. De ese total, 4,3 millones corresponden al sector de la energía solar.

Apoyan la mejora continua de las infraestructuras

Las energías renovables disfrutan de grandes avances tecnológicos gracias a la inversión en innovación de la que se benefician y que las provee de mejoras continuas enfocadas a aumentar su eficacia, su rentabilidad, así como a simplificar las instalaciones.  

Un ejemplo de ello son las baterías virtuales en las instalaciones fotovoltaicas. Estas baterías que sustituyen a las físicas, brindan la posibilidad de acumular un saldo a favor de los usuarios resultante del excedente de electricidad producido para poder ser consumido cuando el usuario lo necesite.

Cuentan con ventajas complementarias

A las muchas ventajas que podemos atribuir a las energías renovables queremos sumarles las siguientes: 

  • Seguridad. No ofrecen riesgos para la salud de las personas ni para el medioambiente.
  • Eficiencia. Puesto que se centran en el uso de recursos de proximidad, minimizando los costes y pérdidas de energía de un eventual transporte. 
  • Permiten el acceso a ayudas y subvenciones para la mejora de la eficiencia energética, orientadas a potenciar la instalación de sistemas de energías renovables. 
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el