¿Cómo funcionan los puntos de recarga de coches eléctricos?

Los puntos de recarga de coches eléctricos pueden ofrecer cargas lentas, semirrápidas o rápidas, según las características de la instalación. Puede encontrar estas soluciones en lugares tan diversos como centros comerciales, restaurantes, párquines, supermercados o electrolineras, entre otros espacios.

Si tienes un coche eléctrico o estás pensando en invertir en uno, la siguiente información es de tu interés porque vamos a detallar el funcionamiento de los puntos de recarga deteniéndonos en cuestiones importantes como el tiempo de recarga o los tipos de cargadores.

¿Qué son los puntos de recarga de coches eléctricos?

Los puntos de recarga de coches eléctricos son instalaciones que te permiten recargar la batería de tu vehículo, al igual que lo harías con un motor de combustión en una gasolinera.

Estos puntos de recarga pueden encontrarse en múltiples enclaves, tanto públicos como privados, ya que su instalación es muy sencilla y no requiere de mucho espacio. Puedes, incluso, instalar un cargador de coche eléctrico en casa.

Las gasolineras que ofrecen electricidad para tu coche eléctrico se llaman electrolineras y resultan una magnífica opción cuando tienes que cargar tu coche en poco tiempo, pues suelen contar con la opción de realizar cargas rápidas.

Puntos de recarga coches eléctricos
Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

¿Dónde puedes encontrar puntos de recarga de coches eléctricos?

Puedes encontrar puntos de recarga de coches eléctricos en lugares muy dispares como:

  • Supermercados.
  • Centros comerciales.
  • Restaurantes.
  • Oficinas.
  • Autopistas.
  • Parques.
  • Aparcamientos públicos y privados.
  • Electrolineras.
  • Talleres y concesionarios.
  • Vía pública.

De esta manera, puedes ir a realizar tus compras mientras dejas tu vehículo cargando, por ejemplo.

En algunos establecimientos privados, los puntos de recarga de coches eléctricos se ofrecen como un valor añadido sin que tengas que pagar por la recarga de tu batería.

Si bien es cierto que queda mucho camino por hacer y aún deben hacerse grandes esfuerzos para proveer al país de más infraestructuras para impulsar la movilidad eléctrica, estas cada vez son más habituales.

¿Cómo funciona un punto de recarga para vehículos eléctricos?

El funcionamiento de los puntos de recarga para vehículos eléctricos es muy sencillo, no tienes más que seleccionar el punto, extraer el cable de carga de tu coche y conectarlo.

En lo que respecta al punto de recarga en sí, te mostramos su funcionamiento a través de sus componentes:

  • El centro de transformación es el encargado de conectar la infraestructura de recarga de vehículos a la red de media tensión con el objetivo de hacerlo de manera eficiente y segura.
  • El convertidor de potencia pasa la energía de media tensión a baja tensión, y convierte la corriente alterna en corriente continua para que la electricidad llegue al punto de carga con las características necesarias para poder realizar sin problemas la carga de la batería del vehículo eléctrico.
  • El poste de carga (al igual que un wallbox en instalaciones domésticas) es el componente que permite la comunicación con el usuario. Se trata de la infraestructura en la que se conecta el cargador y en la que abona el servicio.
¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de luz?

Tipos de puntos de recarga

Por otro lado, el tipo de punto de recarga para vehículos eléctricos va a determinar el tiempo que tarda en cargar un coche.

Piensa que un coche se va a cargar más o menos rápido en función de la potencia que permita la instalación para este proceso, y aunque no es el único factor que entra en juego, sí resulta determinante.

De recarga lenta

Los cargadores de recarga lenta son los habituales en las instalaciones domésticas que se encuentran limitadas por la potencia máxima contratada para la vivienda, normalmente a 16 amperios y 230 voltios. 

Este tipo de cargadores suelen entregar unos 3,7 kW, lo que según la capacidad de la batería del coche eléctrico puede suponer más de 10 horas para completar un ciclo de carga.

De recarga semirrápida

Los cargadores de recarga semirrápida son aquellos que ofrecen una potencia entre 7,4 kW y 22 kW reduciendo considerablemente el tiempo de la operación.

Si consideras que la capacidad promedio de una batería de un utilitario eléctrico se sitúa en los 50 kW, este tipo de punto de recarga te ofrece la posibilidad de completar una carga en poco más de 2 horas, en su capacidad máxima.

Esto evidentemente si hablamos de un coche eléctrico puro, en el caso de los vehículos híbridos enchufables el tiempo es mucho menor.

De recarga rápida

La recarga rápida se realiza con puntos de carga que ofrecen una potencia de salida de hasta 50 kW que puede llegar a los 150 kW, por lo que el proceso se completa en pocos minutos, muchas veces en menos de media hora.

Puedes encontrar esta potencia en las electrolineras que te hemos mencionado al principio, pero debes entender que no todos los vehículos son capaces de soportarla.

Estos equipos cuentan con sistemas de seguridad avanzados y utilizan cargadores de coches eléctricos del tipo CCS Combo o CHAdeMO.

Las compañías energéticas y otros actores del sector de la energía eléctrica, para mayor comodidad de sus usuarios, ponen a su disposición mapas de puntos de recarga que muestran, además, su disponibilidad.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Movilidad eléctrica