Luz

¿Cómo funciona una electrolinera?

Es probable que te hayas preguntado alguna vez qué es y cómo funciona una electrolinera, un nuevo concepto que surge de la evolución tecnológica hacia la movilidad eléctrica y de todo lo que ello conlleva.

El coche eléctrico está cada vez más presente en nuestras carreteras –ya circulan alrededor de 198.000 vehículos electrificados– y su despliegue se acompaña de una red cada vez más tupida de puntos de recarga y electrolineras (que no son exactamente lo mismo, como veremos).

Te contamos en este artículo qué es una, cómo funciona, sus tarifas y todo lo que debes saber de la actual red de electrolineras en España. 

¿Qué es una electrolinera?

La electrolinera, como su propio nombre apunta, es una “gasolinera” o estación de recarga de vehículos eléctricos. 

En vez de distintos surtidores de gasolina o diésel con los que llenar el depósito de combustible, en la electrolinera te encontrarás con mangueras eléctricas a las que conectar los cargadores de tu coche (ya sea eléctrico 100% o híbrido enchufable) y que pueden ser de distintos tipos.

Electrolineras

¿Cómo funciona una electrolinera?

Digamos que el funcionamiento de la electrolinera sigue el mismo concepto de estación de servicio de toda la vida, con servicios de parking, cafetería, WC o zona de descanso, pero en la electrolinera repostas electricidad, muchas veces obtenida además de fuentes sostenibles (paneles solares, aerogeneradores, etcétera).

Antes del repostaje, lo primero que debes hacer es verificar que la estación de carga cuenta con el conector adecuado a tu coche eléctrico para que puedas efectivamente realizar la recarga.

Debes saber que no existe un modelo estándar de conector que permita cargar todos los vehículos eléctricos, de tal modo que cada marca elige el que le parece más adecuado. 

Esta es una pega importante, ya que puedes encontrarte con que la electrolinera en la que pensabas “repostar” y llenar tu batería no tiene el conector que tu coche necesita.

Una vez tengas claro que la electrolinera o estación de carga dispone del conector adecuado, deberás escoger un punto de recarga que se encuentre libre. 

Con el vehículo estacionado, tendrás que destapar el conector eléctrico de tu vehículo y simplemente conectar ahí la manguera correspondiente (el cable suministrador de energía) de la electrolinera.

Si el poste de recarga eléctrica te lo permite, podrás además seleccionar el modo de carga que quieras realizar (ultrarrápida, rápida o semirrápida) o dejar la que ofrezca por defecto.

Las tomas de recarga de las electrolineras suelen contar con paneles LCD que te mostrarán el tiempo de carga y la energía que se va consumiendo. Por su parte, tu coche eléctrico reflejará el progreso de la carga de la batería en la pantalla de tu ordenador de a bordo.

Una vez terminada la recarga de tu coche, y exactamente igual que sucede con la gasolina, deberás pagar por los kilovatios hora (kW/h) utilizados, según la tabla de precios de la electrolinera. El repostaje y el pago se suelen realizar normalmente en modo de autoservicio, aunque algunas electrolineras disponen de servicio de pago en cajas.

Ten en cuenta que el coste de cargar la batería de tu coche en una electrolinera dependerá de la red de suministro utilizada –existen varios operadores– y de la velocidad (potencia) de la misma.

¿Cuánto cuesta repostar en una electrolinera?

Como regla general, el precio de la recarga en una electrolinera es superior a hacerlo en casa, ya que las potencias eléctricas que se manejan son también mucho mayores para permitir recargar el coche más rápido durante un viaje.

Los precios varían mucho. Para que te hagas una idea: el precio del kilovatio hora (kW/h) puede rondar los 0,3 euros (kW/h) por una recarga normal (rápida o semirrápida) y hasta los 0,79 euros (kW/h) por una de recarga rápida, dependiendo de la compañía. 

Esto podría suponer un coste total entre 6 y 31,6 euros por recargar un vehículo de 40 kWh.

También te puedes encontrar con electrolineras en las que el coste del repostaje eléctrico es gratuito. Por ejemplo, en grandes superficies como un servicio a sus clientes mientras realizan sus compras o en algunos polígonos de empresas para sus trabajadores, a precio simbólico.

¿En qué se diferencia una electrolinera de un punto de recarga?

Jugando un poco con los conceptos, podríamos decir que todas las electrolineras se componen de distintos puntos o postes de recarga, pero no todos los puntos de recarga son electrolineras. 

Y es que las electrolineras te ofrecen en su mayoría servicios añadidos con los que no cuentan los puntos de recarga independientes, por ejemplo:

  • Te dan asesoramiento durante el proceso de carga, algo muy útil si perteneces al extenso grupo de no iniciados en temas de movilidad eléctrica.

  • Ponen a tu disposición variedad de conectores para los distintos tipos de enchufes, ya que existen en el mercado muchos modelos, no hay uno estándar.

  • Te ofrecen la posibilidad de hacer una carga rápida o ultrarrápida, para que puedas recargar tu coche eléctrico en el menor tiempo posible, algo que no ofrecen todos los puntos de recarga de uso público.

La red de electrolineras española

A día de hoy, existen más de 9.500 puntos de recarga eléctrica de uso público en España, con más de 25.000 conectores instalados, y prácticamente todos los días se inauguran nuevos, tal y como atestiguan los datos de Electromaps

En cualquier caso, todavía estamos muy lejos de las cifras de los países punteros en Europa en infraestructuras de recarga.

Por ello, el Gobierno ha puesto en marcha el denominado Plan Moves III, un programa de ayudas para la mejora de la eficiencia energética que incentiva la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga, tanto en electrolineras como en tomas domésticas. 

En cuanto a las instalaciones, las ayudas del Plan Moves III pueden llegar hasta el 70% del coste de la instalación y podrían alcanzar hasta el 80% si los puntos de recarga o electrolineras se instalan en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Repasamos en cualquier caso algunos datos relevantes:

  • Para el año 2040 se espera que se hayan instalado en nuestro país unos 800.000 puntos de recarga, con una previsión de unos 10 millones de vehículos eléctricos matriculados para esa misma fecha.

  • Se estima que el 70% de los cargadores son de tipo doméstico.

  • A principios de 2022 se inauguró en Madrid la mayor electrolinera de España, en la localidad de Pozuelo de Alarcón, con 46 puntos de recarga simultáneos (para recarga rápida y ultrarrápida) y con capacidad para 160 plazas de aparcamiento. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el