Luz

Ventajas del coche eléctrico que debes conocer

Las ventajas del coche eléctrico son múltiples, especialmente en el plano medioambiental y técnico. Es importante que las conozcas dadas sus implicaciones y a fin de que tu elección se pueda ver propiciada por alguna de ellas. 

El vehículo eléctrico resulta una de las piezas clave en el objetivo que Europa se ha marcado para el año 2050: ser el primer continente con cero emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, la compra de un vehículo eléctrico se ve cada vez más incentivada por el Gobierno y por las propias marcas, en detrimento de los coches tradicionales de combustión –gasolina o diésel–. 

Antes de abordar todas los beneficios de esta nueva generación de vehículos, queremos compartir contigo algunos apuntes del panorama del coche eléctrico.

Situación del coche eléctrico en España

Los coches eléctricos ya no son el futuro, definitivamente son el presente y el futuro aunque vienen del pasado, ya que el primer coche eléctrico se desarrolló en el siglo XIX, en el mismo momento que los propulsados ​​por motores de combustión. 

Sin embargo, no han podido desarrollarse hasta ahora gracias a la revolución tecnológica que estamos viviendo, unido a la necesidad de recurrir a una movilidad sostenible.

Tanto es así que el sector automovilístico predice que en 2025 los vehículos con carga eléctrica representarán entre el 2 % y el 8 % del mercado, según la rapidez con la que se puedan abordar los diversos desafíos tecnológicos, de infraestructura y socioeconómicos que plantean. 

Como hemos comentado anteriormente, los coches eléctricos forman parte de la estrategia establecida por el Pacto Verde Europeo, por lo que debes conocer las ventajas que pueden ofrecerte. 

Ventajas del coche eléctrico que debes conocer

 11 ventajas del coche eléctrico

Las ventajas del coche eléctrico son muy atractivas a nivel medioambiental y técnico, pero hay una que apunta el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía –IDAE– que quizá desconozcas: pueden ser favorables para el sistema eléctrico. 

En efecto, está previsto que en un futuro la capacidad de almacenamiento del parque de vehículos pueda ser utilizada para servicios de ajuste del sistema. 

Veamos a continuación 11 ventajas de los coches eléctricos complementarias a esta. 

Cero emisiones de CO2

El coche eléctrico no libera gases de escape mientras se usa, es decir, no contamina cuando va de un lado a otro como sí lo hacen los de gasolina o diésel.

Silencio

Es muy silencioso, tanto en su arranque como a lo largo de su desplazamiento. No obstante, a algunos modelos se les añade algún tipo de sonido para prevenir accidentes con peatones que no están acostumbrados a que los coches no hagan ruido.

Autonomía en aumento

Si bien la autonomía puede ser una desventaja, se han desarrollado gamas híbridas que combinan el sistema de baterías del coche eléctrico con un motor de combustión con hidrocarburos en caso de necesidad. 

Es el caso de los vehículos eléctricos de autonomía extendida –EREV– o los vehículos eléctricos híbridos enchufables –PHEV–. 

Eficientes

Al alimentarse de energía eléctrica, en aquellos países que, como en el caso de España, cuentan con un porcentaje elevado de generación eléctrica a partir de fuentes renovables –la llamada electricidad verde–, las emisiones de CO2 de su fuente de alimentación se reducen de manera notable. 

Medio de transporte urbano ideal 

Dado su bajo impacto medioambiental, el coche eléctrico es perfecto para los desplazamientos urbanos y metropolitanos. Además, no le afectan las restricciones de las zonas de bajas emisiones como comprobarás seguidamente.

Circulación en zonas de bajas emisiones

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que los municipios españoles de más de 50.000 habitantes, los territorios insulares y los municipios de más de 20.000 habitantes –siempre que se superen los valores límite de los contaminantes regulados en el Real Decreto 102/201– deberán, antes de 2023, poner en marcha planes de movilidad urbana sostenible. 

Algunas de las medidas de mitigación de las emisiones derivadas de la movilidad incluyen, entre otras, el establecimiento de zonas de bajas emisiones. Estas restricciones no afectan al coche eléctrico.

Amortización de la inversión a medio plazo

La inversión inicial de un coche eléctrico es elevada, pero al reducir de manera considerable el gasto en combustible su precio se amortiza a medio plazo, más aún si tienes en cuenta que su mantenimiento es inferior al de los coches tradicionales.

Mantenimiento simple y económico

El motor de los coches eléctricos es más simple que el de los coches de gas, gasolina o diésel. Carecen de caja de cambio y no tienen que cambiar el aceite, lo que reduce considerablemente las posibles averías. 

Por otro lado, las pastillas de freno deben cambiarse con menor frecuencia ya que cuentan con un sistema de frenada regenerativa con el que se recupera parte de la energía cinética para cargar la batería, de modo que los frenos se solicitan menos. 

El gasto más elevado es el de la batería que debe cambiarse cada 1.000 o 1.500 ciclos de carga, es decir cada 10 años aproximadamente.

Dimensiones del motor reducidas

El motor de un coche eléctrico es más pequeño y permite ganar espacio para otro tipo de usos. Esto explica que incluso un coche pequeño puede ser espacioso en su interior.

Aparcamiento gratis 

En algunas ciudades si tienes un coche eléctrico puedes aparcar gratis en zona azul o con precios muy reducidos, así como usar los carriles VAO.

Ayudas, subvenciones y ventajas fiscales

Como ya hemos avanzado al principio de este artículo, las administraciones están apoyando la adquisición de coches eléctricos a través de beneficios fiscales y bonificaciones como: 

  • Los vehículos que cuenten con el Distintivo Ambiental 0 Emisiones –etiqueta cero de la DGT– pueden pagar hasta un 75 % menos en el impuesto de circulación. Se benefician de esta etiqueta: el vehículo eléctrico de batería –BEV–, el vehículo eléctrico de autonomía extendida –EREV– y el vehículo eléctrico híbrido enchufable –PHEV– con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

  • Las subvenciones puestas en marcha por el Gobierno para incentivar la compra de estos vehículos –como el Plan MOVES III– son cada vez más atractivas. 

No todo son ventajas en el coche eléctrico. La corta autonomía y la falta de puntos de carga son algunos de las desventajas de los coches eléctricos para sus propietarios. 

Sin embargo, la Red Eléctrica de España –REE– ha firmado un acuerdo de colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias –FEMP– para dar solución a estas desventajas del coche eléctrico.

 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el