Luz

Vampiros eléctricos y consumo fantasma en los hogares: ¿cómo combatirlos?

Los vampiros eléctricos son dispositivos que incluso cuando no están cumpliendo la función para la que han sido diseñados, siguen consumiendo energía. Detectarlos te ayuda a tomar conciencia de tu propio consumo al mismo tiempo que te permite ahorrar en tu factura de la luz. 

La solución es sencilla, apagarlos y asegurarte de que están totalmente desconectados, ya que uno de los más importantes es el famoso modo en espera, aunque no es el único.

Para que puedas actuar con eficacia, te hemos preparado un listado de estos vampiros eléctricos, así como una serie de soluciones que te ayudarán a mantenerlos a raya. 

¿Qué son los vampiros eléctricos?

Los vampiros eléctricos son todos aquellos aparatos y dispositivos electrónicos que consumen electricidad sin estar cumpliendo ninguna finalidad. Este consumo, en cierta medida pasivo, suele ser continuo y se acumula en tu factura de la luz incrementando su importe. 

Una vez que entiendes estas implicaciones, detectarlos y combatirlos te ayuda a disminuir tu consumo con el principal beneficio de abaratar el importe de tus facturas, aunque también implica otra ventaja: poder analizar tu consumo de energía para ser más eficiente participando así en el movimiento de transformación energética actual. 

Vampiros eléctricos

¿En qué se fundamenta un dispositivo vampiro?

El consumo fantasma de electricidad suele deberse a ciertas funcionalidades de los aparatos entre las que se encuentran: 

  • Las pantallas informativas permanentes. 
  • Los relojes internos. 
  • Los sistemas de control de la temperatura o la humedad. 
  • La posibilidad de recibir una señal que permite el control remoto y que deja al aparato en espera (se trata del estado conocido como standby). 

Ante esta información la solución parece sencilla: basta con no adquirir este tipo de dispositivos. Sin embargo, no siempre es tan fácil puesto que algunos, como los termostatos en las neveras o en los sistemas de calefacción, son necesarios, y en otras ocasiones, como ocurre con los televisores, la temida función en espera es prácticamente imposible de eludir. 

El primer paso para reducir el consumo de estos vampiros eléctricos es detectar cuáles son sus responsables para después poder encontrar una solución adaptada que no te perjudique.

¿Cuáles son los vampiros eléctricos en el hogar?

Ahora que ya sabes que existen vampiros eléctricos, imagino que querrás saber cuáles son para poder evitarlos.  

Aparatos en espera

Los aparatos en espera (en standby) consumen, según datos de la OCU, alrededor de un 11 % de la energía anual de una vivienda en Europa, una cantidad nada despreciable más aún cuando nos encontramos con una subida de las tarifas de la luz histórica. Cualquier dispositivo que se encuentre en espera está consumiendo energía. Algunos de los dispositivos que cuentan con esta función son el televisor, el codificador, el rúter, el ordenador, la consola de videojuegos. En definitiva, cualquier aparato que pueda activarse a distancia cuenta con esta función. 

Regletas de enchufes

Las regletas eléctricas funcionan como enchufes y éstos siguen consumiendo si hay un aparato enchufado. Además si cuentan con un interruptor, probablemente están provistas de una luz que anuncia que está activada y preparada para alimentar cualquier equipo. 

Aparatos con reloj incorporado

Puede que estés acostumbrado a ver el reloj en tu horno o en tu microondas, pero debes saber que cualquier aparato provisto de esta funcionalidad es un vampiro energético. 

Dispositivos electrónicos recargables

El uso que hagas de tus dispositivos electrónicos recargables se puede transformar en un vampiro energético indirecto. Por ejemplo, si dejas la pantalla de tu teléfono encendida sin usarlo consume más energía de la necesaria que luego debes reponer cargando tu batería. Lo mismo ocurre con un ordenador portátil o cualquier otro aparato que mantengas haciendo un gasto de batería inútil. 

Cargadores enchufados

Los cargadores enchufados a la corriente consumen energía aún sin tener un dispositivo electrónico conectado. Igualmente, los móviles u ordenadores portátiles ya cargados pueden seguir consumiendo electricidad.

Aislamiento térmico

Si tu vivienda tiene un aislamiento térmico insuficiente, este puede convertirse también en un vampiro energético. Esto sucede porque al crear puentes térmicos, se propicia la pérdida de energía, lo que solicita el encendido de tus sistemas de calefacción o de refrigeración y de los dispositivos de control que tengas conectados. 

Equipamientos sin mantenimiento

Todo equipo eléctrico que no mantengas adecuadamente, acabará fallando, gastando más energía y acortando su vida útil.

Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

¿Cómo evitar los vampiros eléctricos para ahorrar luz?

Compartimos algunas soluciones que te van a ayudar a combatir este gasto superfluo de electricidad y a realizar una gestión consciente y eficiente de la energía que consumes. 

Enchufes inteligentes

Los enchufes inteligentes pueden controlarse a distancia a través del wifi para asegurarte que los aparatos conectados a ellos se encienden cuando tú lo decides. 

Regletas con interruptor

Las regletas con interruptor te permiten desconectarlas de la corriente cuando no las necesites. 

Actualmente puedes encontrar regletas inteligentes con interruptores por cada toma que permiten programar su encendido o apagado convirtiéndose en enchufes inteligentes que funcionan por separado. 

Algunas miden incluso la cantidad de electricidad que estás consumiendo. 

Temporizadores

Los temporizadores son tus aliados, sobre todo, si no quieres estar pendiente cada día de si te dejas algún aparato encendido. Seguramente, ya hayas utilizado el temporizador de tu televisor pero, ¿sabes que ya hay cafeteras que también lo integran?

Cronotermostatos

Los cronotermostatos te brindan la opción de programar tu calefacción en base a una temperatura objetivo durante el tiempo que decidas. Algunos se pueden controlar a través del wifi, lo que amplía sus posibilidades.

Domótica

Instalar un sistema de domótica en tu vivienda te ayuda a controlar todos tus dispositivos al interconectarlos y gestionarlos a través de un panel centralizado. Esta gestión energética completa te permite analizar y entender tu consumo para que encuentres las mejores opciones para ahorrar en tu factura de la luz.

Compra equipamientos inteligentes

A la hora de comprar algún dispositivo electrónico fíjate en cuál es el gasto eléctrico en modo en espera. 

Como ya te hemos avanzado, es un vampiro energético que puedes evitar o al menos reducir al máximo con un poco de cultura de consumo de electricidad eficiente. 

Es importante que intentes no adquirir aparatos con funciones que no vayas a utilizar o con una potencia mayor a la que necesitas para evitar un derroche de energía improductiva por la que pagas sin obtener ningún beneficio. 

Y como última recomendación para disminuir tu factura eléctrica además de combatir los vampiros eléctricos en el hogar: revisa tu contrato eléctrico y cambia tu tarifa de luz si no se ajusta a tus necesidades.  

Publicado el
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores