Todo lo que debes saber antes de instalar un cargador de coche eléctrico en casa

Instalar un cargador de coche eléctrico en casa requiere de un análisis de las necesidades de tu vehículo y de las características del lugar en el que se va a colocar. Debes considerar que no existe un cargador de coche eléctrico universal, por lo que si hay varios vehículos en la familia puede que los cargadores que necesiten sean incompatibles.

A pesar de que esta información se antoja desconcertante, queremos tranquilizarte y pedirte que no te preocupes antes de tiempo, ya que en este artículo te vamos a mostrar la información que necesitas antes de instalar un cargador de coche eléctrico en tu vivienda.

¿Qué es un cargador de coche eléctrico para una vivienda?

Un cargador de coche eléctrico para vivienda es un punto de recarga que se instala en casa para suministrar corriente eléctrica y recargar las baterías ion-litio de los vehículos eléctricos.

En las viviendas suelen instalarse en la pared, por lo que reciben el nombre de wallbox, se pueden emplazar tanto en el interior de un garaje como en el exterior de una vivienda siempre que cuente con el índice de protección adecuado.

Pueden funcionar con 2 tipos de instalación eléctrica distintas:

  1. Suministro de corriente monofásica. Ofrece una potencia de carga de 3,7 kW a 7,4 kW.
  2. Suministro de corriente trifásica. Proporciona una potencia de carga de 11 kW a 22 kW.

Este tipo de cargador de pared de coche eléctrico se acompaña de un circuito exclusivo que va desde el contador eléctrico al wallbox.

Instalar cargador coche eléctrico en casa
Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Aspectos a tener en cuenta antes de instalar un cargador de coche eléctrico en casa 

Antes de instalar un cargador eléctrico en tu casa debes estar al tanto de una serie de cuestiones en las que vamos a profundizar en los apartados siguientes.

Compatibilidad con tu coche eléctrico

Este primer paso resulta esencial por razones obvias.

El cargador eléctrico doméstico debe adecuarse a la potencia que necesita el vehículo y no quedarse corto, y además tiene que tener un sistema de protección adaptado.

Muchos de ellos, equilibran la demanda eléctrica con base a la potencia contratada para evitar sobrecargas en la red doméstica.

Idoneidad del punto de instalación

Sea cual sea la potencia que ofrezca un punto de carga, no puedes instalarlo tú, ya que se trata de instalaciones especiales que deben llevarse a cabo por profesionales que certifiquen su seguridad y eficiencia.

En este sentido, la elección del lugar es importante y se trata de una cuestión que debe valorar el electricista o empresa instaladora acreditada.

En el análisis de viabilidad de la instalación, se va a considerar qué tipo de trabajo es el adecuado según la tipología de la edificación o las infraestructuras que existen en ella.

A este respecto es posible que necesites modificar el cuadro eléctrico y, según la que tengas contratada y la que vayas a necesitar, puede que debas solicitar un cambio de potencia.

Por otro lado, los expertos recomiendan instalar un balanceador o gestor de carga que impida superar la potencia máxima contratada al realizar una medición en tiempo real del consumo del wallbox.

Cantidad de potencia de carga 

Tal y como hemos avanzado, se pueden instalar cargadores de coche eléctrico monofásicos, que proporcionan entre 3,7 kW a 7,4 kW, o trifásicos que ofrecen de 11 kW a 22 kW.

Los primeros pueden ser instalados por un electricidad autorizado y los segundos requieren de la autorización del operador de la red eléctrica.

Incompatibilidades entre cargadores

Ten presente cuando elijas tu sistema de carga que, al menos por el momento, solo son compatibles con unos modelos determinados de coches eléctricos.

De modo que una de las precauciones iniciales antes de elegir el cargador, es comprobar la compatibilidad de la toma de corriente o conector que permite enchufar el coche eléctrico a la red eléctrica.

Esta cuestión se torna fundamental en una vivienda en la que pueda haber más de un coche eléctrico.

Precio de la instalación

Una de las cuestiones que posiblemente más te preocupe es el precio de la instalación de un punto de carga en tu vivienda.

El precio de una instalación de wallbox fluctúa, por lo general, entre los 700 € y los 1.500 € –precio que incluye los componentes de la instalación y la mano de obra–, aunque todo depende de la potencia que necesites, del tipo de cargador del coche eléctrico, de la tecnología del cargador y de los honorarios de la empresa instaladora.

Es importante señalar que existen ayudas y subvenciones destinadas al impulso de la movilidad eléctrica que incluyen la instalación de puntos de carga como el Plan Moves III que se ha ampliado hasta el 31 de julio de 2024.

Estas ayudas pueden llegar a suponer una reducción de hasta el 70 % con respecto al precio de instalación.

Instalación en inmueble

Si quieres instalar un cargador de coche eléctrico en tu plaza de garaje, no necesitas la aprobación de la comunidad de propietarios, basta con que lo comuniques tal y como lo recoge el artículo 17.4 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.

Ten presente que, en todo caso, tú como interesado eres quien debe asumir el coste de la instalación, al igual que el consumo de electricidad que se derive de su uso.

Ventajas de instalar un cargador de coche eléctrico en casa

A estas alturas, ya conoces las principales ventajas asociadas a la instalación de un cargador de coche eléctrico en casa. Sin embargo, recopilamos las principales en la siguiente lista:

  • Comodidad. Dispones de un cargador 24 horas al día, y además, mientras duermes puedes completar la carga de la batería de tu coche eléctrico.
  • Eficiencia. Los wallbox son más eficientes que las cargas con un cable convencional, cargan más rápido y aprovechan mejor la energía. Algunos modelos pueden integrarse en un sistema de domótica con una conexión wifi o bluetooth que te permite gestionarlos a distancia.
  • Ahorro. Si aprovechas las horas valle, siempre que estés acogido a una tarifa con discriminación horaria para cargar tu vehículo eléctrico, vas a potenciar el ahorro en tu factura de luz.
  • Versatilidad. Un cargador de coche doméstico puede ser alimentado, como cualquier otro electrodoméstico, por una instalación de autoconsumo eléctrico. De esta manera, potencias la sostenibilidad gracias al consumo de la electricidad verde que tú mismo produces.
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Movilidad eléctrica