Luz

Diferencias entre enchufe y conmutador que debes conocer

Conocer las diferencias entre un enchufe y un conmutador sirve para entender cómo funciona tu instalación eléctrica y cuáles son sus elementos. También te permite gestionar activa y estratégicamente tus electrodomésticos y equipos electrónicos a fin de alcanzar el confort y ahorrar en tu consumo energético. 

Con la intención de reforzar tu información sobre la instalación de tu vivienda o de tu negocio te hablamos de las diferencias entre un enchufe y un conmutador.

Diferencias entre enchufe y conmutador

Las diferencias entre un enchufe y un conmutador se identifican a simple vista y se basan en su aspecto, su finalidad y su modo de funcionamiento.

De hecho, es probable que en tu vivienda o negocio tengas varios enchufes y conmutadores combinados, sobre todo, en pasillos, espacios amplios o escaleras.  

Aspecto

En lo que respecta a su aspecto, el enchufe y el conmutador son, por lo general, fácilmente diferenciables. 

El enchufe es una toma de corriente que como habrás comprobado en tus viajes difiere de unos países a otros. 

En Europa se utiliza principalmente el llamado euroenchufe o enchufe tipo C que cuenta con dos clavijas redondas –enchufe macho– o dos agujeros redondos –enchufe hembra o de toma de corriente– en disposición paralela y que permite que puedas enchufar tus equipos.

En su interior, el enchufe hembra consta de 2 o 3 cables, uno de fase, otro neutro y la toma de tierra para proteger las descargas que puedan producirse por contactos indirectos. 

Si el enchufe cuenta con toma de tierra se trata de un enchufe de tipo F. Estos ofrecen una tensión de 220 y 240 voltios –V–. Hoy en día, por razones de seguridad, los enchufes de tipo F son los más habituales en España en las nuevas instalaciones.

Antes podías encontrar con más facilidad enchufes de dos cables únicamente, que prescindían de la toma de tierra y que se utilizan para pequeños electrodomésticos y lámparas. 

Por su parte, el conmutador tiene el aspecto de un interruptor, de hecho los puedes encontrar bajo el nombre interruptor conmutador. Permite apagar o encender uno o varios dispositivos desde más de un punto y a diferencia de un interruptor consta de 3 cables.

Finalidad

Cuando el enchufe hembra y el macho se unen, la corriente de la red pasa por los salientes estableciendo una comunicación entre el electrodoméstico enchufado y la toma de corriente. Aunque esa comunicación no tiene por qué activarlos.

En el caso del conmutador, este elemento gestiona el sentido de los electrones enviando el impulso de luz hacia donde hayamos elegido: las luces de un pasillo o una escalera, un extractor, etc. 

La señal puede ser de encendido o de apagado de una misma luz desde dos o más puntos diferentes. 

Funcionamiento

Como acabamos de ver, el enchufe alimenta los electrodomésticos que conectas pero no los acciona. Generalmente, debes activarlos a través de sus propios sistemas de encendido o de sus interruptores. 

El conmutador envía o corta la electricidad a los equipos que hayamos previsto al accionarlo. No puedes cambiar los electrodomésticos que acciona a no ser que lo manipules a nivel interno. 

Diferencias entre un enchufe y un conmutador

Consejos para instalar un enchufe y un conmutador

Combinar ambos dispositivos te permite potenciar tu instalación eléctrica. Los enchufes con conmutador puedes encontrarlos en las habitaciones a la altura de la cama para poder enchufar una lámpara y poder encender y apagar la luz de la habitación desde ese lugar. 

Aunque no hayas oído hablar de estos elementos, probablemente en tu vivienda o en tu negocio tengas uno o varios para poder controlar un punto de electricidad desde al menos dos lugares diferentes.

Antes de avanzar con los consejos para instalar un enchufe con conmutador, ten muy presente que la manipulación de elementos eléctricos puede ser peligrosa, de modo que el primer paso es siempre apagar la electricidad desde el cuadro eléctrico

En todo caso, si no estás familiarizado con este tipo de instalaciones es recomendable que contactes con un experto. Dicho esto, si necesitas instalar un enchufe con conmutador toma nota de estas 4 nociones básicas para su instalación: 

  1. Todas las estancias de la casa tienen una caja de conexiones que permite comprobar las derivaciones de cables hacia los diferentes elementos de tu instalación eléctrica como interruptores, enchufes y conmutadores. 

  2. Por esta caja de conexiones pasan los diferentes cables que puedes reconocer por sus colores: fase –marrón y negro–, neutro –azul– y tierra –amarillo y verde–.

  3. Si quieres conectar un doble conmutador debes añadir un cable común que comunique con ambos, además de con el cable de fase. 

  4. Existen muchos tipos de conmutadores dependiendo de cómo se activan y de cómo gestionan los equipos. Antes de comprar uno, ten presente las luces o equipos que deseas que gestione y su distribución.

Tal y como te hemos avanzado al inicio de este artículo, conocer los componentes de tu instalación eléctrica te ayuda a sacarle el mayor partido. Si lo combinas con una tarifa de luz a tu medida puedes potenciar tu ahorro energético. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el