Luz

Mantenimiento de la instalación eléctrica: 7 consejos que nunca fallan

El mantenimiento de la instalación eléctrica es un tema que suele suscitar muchas dudas: si es obligatoria o no, cuándo hay que hacerla o incluso cómo realizarla correctamente.

La finalidad de este artículo es revisar y contarte todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de tu instalación de luz, junto a algunos consejos prácticos de seguridad que te ayudarán a detectar problemas y evitar riesgos.

Fundamentos y normativa sobre el mantenimiento de la instalación eléctrica 

Lo primero que debes saber es que, a diferencia de la revisión del gas, en los hogares no existe obligación de pasar ningún tipo de inspección obligatoria de la instalación de electricidad. 

Aunque ojo porque, en cualquier caso y como veremos, que no sea obligatoria no quiere decir que no sea recomendable.

Además, algunos establecimientos o negocios sí tienen que hacerla con carácter obligatorio.

Si nos atenemos a la normativa de instalaciones eléctricas de baja tensión, en concreto al Real Decreto 842/2002 que regula, entre otros, los sistemas de electricidad domésticos, estos deberán realizar una inspección cada 5 o 10 años, según sus características, afectando a los siguientes tipos de negocios y locales abiertos al público.

Cada 5 años:

  • Las instalaciones industriales con una potencia instalada superior a 100 kW (kilovatios).

  • Los locales de pública concurrencia, es decir, abiertos al público.

  • Los quirófanos y salas de intervención.

  • Los locales con riesgo de incendio o explosión de clase I (talleres de reparación de vehículos e instalaciones donde pueda haber gases inflamables) excepto garajes de menos de 25 plazas.

  • Los denominados locales mojados (lavaderos públicos, tintorerías o instalaciones a la intemperie) con potencia instalada superior a 25kW.

  • Los garajes con más de 25 vehículos.

  • Las piscinas con una potencia instalada superior a 10 kW.

  • Los alumbrados exteriores con potencia instalada superior a 5 kW.

Cada 10 años:

También deberán revisarse cada 10 años las zonas comunes de los edificios a partir de 100 kW de potencia total instalada.

mantenimiento instalación eléctrica

7 consejos para el mantenimiento de tu instalación eléctrica

Como te puedes imaginar, aunque no es obligatorio pasar una inspección de la instalación de luz de tu vivienda, sí que es recomendable que estés al tanto de su buen estado para evitar averías y siniestros. 

Desde todoluzygas.es te recomendamos que hagas un examen de tu instalación doméstica por lo menos cada 10 años, aunque si se presenta algún fallo o necesitas actualizar el Boletín Eléctrico o CIE, tendrás que realizarla antes. 

Es importante que sean técnicos oficiales certificados los que realicen dicha revisión, para garantizar que la realizas de acuerdo a la normativa vigente. 

En todo caso, hemos recopilado algunas recomendaciones de seguridad para que puedas tú mismo detectar y prevenir problemas en tu instalación eléctrica. 

Vamos a revisarlas juntos.

En caso de duda, no toques

Si no tienes conocimientos de electricidad, por tu propia seguridad lo mejor es que no toques nada. Una manipulación incorrecta podría ponerte en riesgo tanto a ti como a tu instalación.

En caso de que detectes alguna avería en tu sistema eléctrico o te surjan dudas respecto al funcionamiento de algún aparato, nuestra recomendación es que acudas directamente a tu electricista homologado de confianza o en su defecto a una empresa especializada en mantenimiento de instalaciones eléctricas.  

Desconecta la electricidad

Otro consejo básico es que desconectes la luz antes de cualquier pequeño arreglo o manipulación en tu instalación eléctrica, incluso cuando vayas a sustituir una bombilla. Para ello, deberás bajar el interruptor general del cuadro eléctrico de tu vivienda o local.

Revisa tus repuestos de bombillas

Una tarea habitual de mantenimiento eléctrico es la reposición de las bombillas o lámparas del sistema de iluminación de tu hogar.

Al sustituir una bombilla o fluorescente deberás revisar que haya quedado bien colocada, y en caso de que el problema se encuentre en la instalación o en el cableado de la lámpara te recomendamos que consultes con un profesional. 

Puedes aprovechar el mantenimiento de la iluminación para sustituir las tradicionales incandescentes por bombillas de tipo LED, que consumen un 80% menos de energía y tienen una vida útil más larga.

No dejes aparatos al alcance de los niños

Si tienes niños en casa, debes proteger los enchufes o cables sueltos para que no puedan acceder a ellos. Existen en el mercado diferentes sistemas de seguridad infantil que evitan incidentes que pueden resultar peligrosos. 

Nunca hay que dejar aparatos eléctricos al alcance de los niños y en la medida de lo posible debes evitar manipularlos delante de ellos.

Asegura la limpieza de la instalación eléctrica

Otra labor de mantenimiento habitual consiste en la revisión y limpieza de los elementos más visibles de la instalación eléctrica, como interruptores, tableros de distribución o enchufes, que suelen acumular polvo y suciedad. 

De nuevo nuestra primera recomendación, como para cualquier trabajo eléctrico, es que cortes la corriente general de la vivienda antes de limpiar cualquier elemento de tu instalación de luz. 

Por precaución, el tablero de distribución se deberá limpiar con un paño seco. Para las tapas de los interruptores y enchufes puedes utilizar un paño húmedo, siempre con la corriente desconectada. 

Comprueba cables y enchufes

Deberás comprobar que los enchufes se encuentren en buen estado. Para un mayor control y supervisión te recomendamos que las tomas de corriente se sitúen en zonas visibles, a las que puedas acceder fácilmente.

En el caso de los cables, tendrás que comprobar que no se encuentren doblados o enredados, y que no haya por supuesto cables “pelados”, para evitar averías.

Revisa periódicamente las instalaciones eléctricas

Es muy importante revisar cada cierto tiempo tus instalaciones eléctricas para comprobar que todo funciona como debe. 

Esta recomendación cobra especial sentido si tu casa es antigua, ya que en estas es más que probable que el paso del tiempo haya podido causar mella en la instalación eléctrica.

A pesar de que insistimos en que en el ámbito doméstico no es obligatorio realizar revisiones periódicas de la luz, mantener en orden tu instalación eléctrica es la mejor manera de garantizar la seguridad de tu vivienda y de tus seres queridos.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el