Luz

¿Qué diferencia hay entre mercado libre y regulado?

La principal diferencia entre mercado libre y regulado se basa en el tipo de tarifas que ofrece cada uno y que impactan directamente en el importe de tu factura de la luz. Conocerlas resulta indispensable en el desarrollo de una soberanía energética que te permita ahorrar. 

Por esta razón, te presentamos las características de cada opción, así como sus diferencias principales para ayudarte a identificar cuál se adapta mejor a ti y a tus hábitos de consumo. 

Contexto de la oferta eléctrica

Esta diversidad es posible gracias a la liberación del mercado eléctrico que comenzó en el año 1997 con la promulgación de la Ley 54/1997 hasta llegar al Real Decreto 485/2009 que establece que las empresas comercializadoras pueden marcar sus propios precios propiciando la competencia entre ellas. 

Actualmente y gracias al Real Decreto 216/2014, desde abril de 2014 los contratos de baja tensión, con potencia contratada menor o igual a 10 kW pueden acceder a 3 tipos de contratación mediante: 

  1. El Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor –PVPC–. 

  2. El mercado libre. 

  3. La tarifa anual. 

Dada la repercusión en tu bolsillo, es importante que tengas presente el funcionamiento de estos modos de tarificación. Por ello te los vamos a presentar ya mismo para que disipes tus primeras dudas. 

El Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)

Este sistema ofrece el precio medio resultante de las negociaciones diarias en el mercado eléctrico español por lo que cada factura tiene un importe diferente. 

El mercado libre

Esta opción te permite contratar tu electricidad con cualquier comercializadora con la que pactas un precio que se respeta durante el tiempo marcado en el contrato. 

La tarifa anual

Este tipo de contratación debe ofertarse como alternativa al PVPC. El precio de la luz por kilovatio hora se fija para 12 meses libremente por cada comercializadora. Es decir, que el importe total de tu factura dependerá de tu consumo, pero el precio del kilovatio hora será siempre el mismo. 

En la factura debes encontrar reflejados por un lado los importes de los peajes de acceso, los cargos y costes aplicables al suministro y, por el otro , el precio de la luz fijado para un año. 

Al igual que ocurre en la PVPC puedes tener tres tipos de tarifas establecidas por cada tramo horario.

Con la finalidad de ir profundizando en la descripción del mercado libre y del regulado abordaremos en los siguientes dos apartados las características de cada uno de ellos. Esto te permitirá ir descubriendo sus diferencias. 

Diferencia entre mercado libre y regulado

Características del mercado regulado

En el mercado regulado pagas en función de la tarifa que fije el Gobierno a través del PVPC en electricidad y el TUR (Tarifa de último recurso) en el gas.

De acuerdo con el Real Decreto del año 2014 anteriormente citado por el que se fija la metodología del cálculo de precios del mercado regulado, la Red Eléctrica Española (REE) publica cada día a las 20:15 horas los precios horarios de la luz para el día siguiente. 

Puedes consultarlo en la propia web de la REE o a través del Operador de Mercado Eléctrico designado (OMIE).

El mercado regulado cuenta con una serie de características que pueden resultarte interesantes: 

  • El precio es variable al basarse en las negociaciones del mercado eléctrico. 

  • El importe de tu factura de la luz está supeditado a la discriminación horaria reflejada en la nueva tarifa 2.0 TD desde el 01 de junio de 2021.

  • El número de comercializadoras es limitado, ya que solo pueden ofrecer este tipo de contrato las que pertenezcan al mercado regulado. 

  • Esta tarificación no permite contratar otros servicios complementarios como mantenimiento o seguros. 

  • El bono social solo es accesible con esta tarifa. 

Además, los consumidores que deseen acceder al PVPC no pueden tener una potencia superior a 10 kWh. 

En la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) puedes estudiar la competitividad de tus tarifas a través de un comparador específico para tarifas reguladas, introduciendo la fecha inicial y final de lectura, la potencia de luz contratada y el consumo registrado. 

Características del mercado libre

En el mercado libre el precio al que se paga la electricidad –también ocurre con el gas– será el que fije la compañía que te suministra el servicio. 

Las comercializadoras de este tipo de tarifa eléctrica poseen características comunes: 

  • Ofrecen múltiples tarifas –como la tarifa plana– por lo que dispondrás de más variedad que con el PVPC. 

  • Pueden aplicar descuentos y promociones. 

  • Cuentan con servicios adicionales como el de mantenimiento. 

  • Sus tarifas son compatibles con la discriminación horaria. 

  • Pueden exigir permanencia de un año. 

  • Disponen en su mayoría de electricidad verde

  • Cuentan con ofertas para suministros de cualquier potencia contratada.

La CNMC ha desarrollado una herramienta con la que puedes comparar las ofertas de gas y electricidad sujetas a este mercado. 

Diferencias entre mercado libre y regulado

Según datos de la CNMC solo 1 de 4 hogares españoles conoce la diferencia entre mercado libre y mercado regulado. Y sin embargo, la elección de la tarifa impacta directamente en el precio final de la luz y si no se adapta a tus necesidades y hábitos de consumo podrías estar pagando más de lo necesario. 

Si quieres ahorrar en tu factura de la luz presta atención al recapitulativo de las diferencias entre mercado libre y regulado: 

  1. La tarifa PVPC está regulada por el Gobierno aunque su principal inconveniente es la incertidumbre en los precios. Solo puedes acceder si no superas los 10 kW de potencia. No obstante, si puedes acceder al bono social esta es tu única opción. 

  2. La tarifa de mercado libre ofrece la posibilidad de hacer previsiones porque conoces de antemano el precio de la luz. Tiene más variedad de tarifas entre las que elegir y puedes contratar servicios complementarios. No marca un límite de potencia para poder contratarla. 

Hasta 2019 tal y como indica la CNMC las tarifas reguladas ofrecían mejores precios. Aunque, la crisis energética ha provocado que los precios en el mercado eléctrico se disparen haciendo que estas tarifas resulten menos beneficiosas para el consumidor. 

Si te preguntas cómo contratar la mejor tarifa de luz tras toda esta información, lo primero que tienes que hacer es un análisis profundo de tu consumo. Calcula la potencia  que necesitas y analiza en detalle las características de tu vivienda. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el