Gas

Tipos de radiadores de agua: consejos para elegir correctamente

Ante la gran cantidad de tipos de radiadores de agua que puedes encontrar en el mercado, lo normal es que tengas dudas y no sepas cuál elegir. A eso hay que sumarle que decidir correctamente tiene un efecto directo en tu factura. 

Para facilitarte las cosas, te hemos preparado un artículo donde te detallamos los diferentes tipos de radiadores de agua y sus características. 

Además, como complemento al final tendrás un bonus con los 3 consejos esenciales para elegir tus radiadores de agua. 

Tipos de radiadores de agua según el material de fabricación

Existen múltiples tipos de radiadores de agua en la actualidad que se integran en la decoración: verticales, horizontales, extraplanos, de diseño, vanguardistas, de zócalo… 

Este tipo de sistemas de calefacción produce un calor homogéneo muy agradable que se presta además a optimizar el ahorro gracias a la zonificación de tu hogar. 

Dejando a un lado las consideraciones estéticas, en este apartado nos vamos a centrar en los tipos de radiadores de agua según el material de fabricación. 

En ese sentido puedes elegir entre estos 4: 

  1. Radiadores de agua de acero inoxidable.

  2. Radiadores de agua de aluminio.

  3. Radiadores de agua de hierro fundido.

  4. Radiadores de agua toalleros. 

Estarás pensando que los radiadores de agua toalleros no se diferencian en cuanto a fabricación sino a finalidad. Es cierto. Aún así hemos querido incluirlos porque quizá te preguntes si realmente son útiles. 

Radiadores de agua de acero inoxidable

Los radiadores de acero inoxidable son los más usados por su eficiencia y su durabilidad. Emiten el 80% de su calor por radiación y un 20% por convección y cuentan con una buena inercia térmica. 

Es cierto que tardan en calentarse algo más que los radiadores de aluminio, pero liberan el calor más lentamente.

Podrás encontrar dos clases de radiadores de acero: los convencionales y los de chapa de acero. Estos últimos son mucho más eficientes.

Se recomiendan para zonas habitadas la mayor parte del día. 

Radiadores de agua de aluminio

Los radiadores de agua de aluminio a diferencia de los de acero emiten el 80% del calor por convección y el 20% por radiación. 

Estos dispositivos se calientan rápidamente y se enfrían también rápidamente en cuanto se apagan. Suelen recomendarse por ese motivo para espacios o habitaciones poco transitadas, que cuenten con un buen aislamiento o que necesites calentar muy rápido. 

Son interesantes siempre y cuando tu vivienda esté bien aislada, como ocurre con los radiadores de acero. El aislamiento térmico como ves resulta crucial.  

Radiadores de agua de hierro fundido

Sin duda los radiadores de agua de hierro fundido tardan en calentarse, pero conservan el calor durante mucho tiempo, por lo que cuentan con una gran inercia térmica.

Este hecho permite que puedas apagar la calefacción por la noche, ya que conservarán el calor de tu vivienda durante horas. 

El mayor inconveniente que tienen es la alta inversión inicial, no obstante con un uso estratégico de tu caldera podrás recuperarla a medio plazo. 

Sin embargo, estos radiadores están siendo desbancados por los radiadores de acero que permiten diseños muy sofisticados y son eficaces a un precio menor.

Radiadores de agua toalleros

Los radiadores de agua toalleros son ideales para baños pequeños, ya que te proporcionan confort pero también un medio para mantener las toallas secas. Parece un pequeño detalle, pero resulta muy útil en lugares húmedos. 

En baños grandes, tendrás que reforzarlo con un radiador adicional correctamente dimensionado y proporcional al espacio en metros. 

Tipos radiadores de agua

Tipos de radiadores de agua según la eficiencia energética

Llegados a este punto, la pregunta que probablemente te harás es: ¿cuáles son los radiadores de agua más eficientes?

La respuesta depende de diferentes factores, sin embargo, podemos hacer una distinción de base entre los radiadores de alta temperatura y los de baja temperatura:

Radiadores de agua de alta temperatura

Los sistemas de alta temperatura emplean los radiadores convencionales descritos anteriormente, ya que soportan perfectamente el calor. 

Son radiadores que necesitan calentarse entre 65° y 75° para no perder su eficacia. 

Radiadores de agua de baja temperatura

Los radiadores de agua de baja temperatura están diseñados para trabajar a una temperatura entre 35° y 50°, ya que contienen poca cantidad de agua y maximizan la superficie de intercambio. 

Puedes utilizarlos tanto en instalaciones de calderas convencionales como con calderas de condensación, aerotermia o geotermia.

Son algo más caros, pero aprovechan mejor la energía, por lo que el consumo es menor.

Consejos para elegir correctamente tus radiadores de agua

Compartimos contigo 3 pautas imprescindibles para elegir correctamente tus radiadores de agua. ¡Apunta!

  1. Elige los elementos correctamente. 

  2. Sitúa tus radiadores en el lugar adecuado.

  3. Cuenta con profesionales para la instalación.

Elige los elementos correctamente

Los elementos que conforman los radiadores determinan su potencia: cuantos más elementos, más calor ofrecen. Por ello, lo primero que debes considerar es el tamaño del espacio que necesitas calentar. 

Además de ese aspecto, debes valorar otros factores que influyen enormemente en la decisión como: 

  • La calidad del aislamiento. 

  • La orientación de la vivienda. 

  • El clima de tu zona geográfica.

Los expertos indican que son necesarias unas 150 calorías por metro cuadrado, sin embargo en caso de duda aconsejan sobredimensionar los elementos. 

En efecto, a mayor potencia calorífica, menor es el consumo de la caldera y algunos especialistas apuntan incluso a un ahorro de hasta un 20% en la factura. 

Sitúa tus radiadores en el lugar adecuado

Estudia el lugar en el que vas a colocar tus radiadores. Es importante no situarlos bajo ventanas para evitar fugas de calor innecesarias.

En algunos casos, puede ser necesario que añadas algún aislante en la pared para evitar que salga el calor hacia el exterior.

Cuenta con profesionales para la instalación 

Un técnico especializado hará un estudio de tus necesidades para determinar qué tipo de radiador necesitas y cuántos elementos deberás instalar para potenciar al máximo el rendimiento de tu caldera.

Además, recuerda que para sacarles el mayor partido debes estar pendiente de su correcto mantenimiento. 

Del mismo modo, cuando necesitas encontrar tarifas competitivas de gas debes contar con una suministradora de confianza.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el