Luz

Coches híbridos o eléctricos: diferencias y cómo decidirse por el correcto

Los coches híbridos o eléctricos cuentan con unos rasgos diferenciadores que pueden hacer que te decantes por uno u otro. Entre ellos están tu presupuesto inicial, la autonomía que estés buscando y la polivalencia que necesites. Tanto los coches eléctricos como los híbridos son elementos clave en la transición hacia una movilidad sostenible, pero necesitas más datos antes de escoger. 

Por esta razón, presta atención a la información que te hemos preparado sobre las diferencias entre los coches híbridos y los eléctricos. Compartimos contigo algunos consejos para ayudarte a decidir.

¿Qué diferencia hay entre coches híbridos y eléctricos?

La diferencia esencial entre los coches híbridos y eléctricos es su medio de alimentación. El coche eléctricose alimenta al 100 % de electricidad cuando el coche híbrido se propulsa con dos tipos de motores, uno de combustión interna –que habitualmente utiliza gasolina o gasoil– y otro eléctrico. 

De esta manera, una de las ventajas del coche eléctrico es que no utiliza combustibles fósiles como fuente de energía por lo que es más ecológico, silencioso y no emite ningún tipo de olor a combustible. 

Ecología y eficiencia

El vehículo eléctrico, como te hemos anunciado, supone un elemento clave en la transición energética del sector del transporte. 

Ten presente que actualmente más del 40 % de la generación de electricidad en España se consigue gracias a fuentes renovables –la llamada electricidad verde–, de acuerdo con las cifras de la Red Eléctrica Española (REE) publicadas en su informe “Las energías renovables en el sistema eléctrico español” del año 2020. 

Mantenimiento del vehículo

El mantenimiento del coche eléctrico es menor que el del híbrido, ya que su motor es más simple –cuenta con un 60 % de piezas menos que un coche tradicional– si lo comparamos con uno de combustión interna de gasolina o diésel. 

Por otro lado, gracias al frenado regenerativo, que recupera la energía cinética con el objetivo de producir electricidad, estresa menos la frenada del vehículo limitando el desgaste de las pastillas de freno.

Autonomía

Si buscas gran autonomía porque debes realizar trayectos largos a menudo, los coches eléctricos de autonomía extendida (EREV) o los vehículos híbridos enchufables (PHEV) pueden resultar una buena opción.

Ante esta debilidad del vehículo 100 % eléctrico, la tecnología sigue evolucionando para salvar una de las desventajas del coche eléctrico más significativas. 

Polivalencia

Los coches híbridos son más polivalentes que el coche eléctrico tanto por su autonomía, como acabamos de ver, como por la gran variedad de tipos de propulsión y características que ofrecen sus versiones enchufables. 

Precio

Los coches híbridos son por regla general más económicos que los eléctricos puros, mientras que estos últimos resultan más rentables a largo plazo por el ahorro en el consumo y en el mantenimiento. 

En todo caso, antes de realizar una inversión tan importante, toma en cuenta que puedes acogerte a ayudas y subvenciones para promover la movilidad sostenible como el Plan Moves III orientado a incentivar la compra de vehículos eléctricos. 

Fiscalidad

Los coches eléctricos cuentan con una serie de ventajas fiscales como una bonificación de hasta el 75 % en el pago del Impuesto de Matriculación, a la que también pueden acogerse los híbridos que emitan menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro. 

Existen otro tipo de ventajas fiscales que dependen directamente de las Comunidades Autónomas.

Coches híbridos o eléctricos

Coches híbridos vs eléctricos: ¿cómo elegir?

Si estás considerando invertir en un coche híbrido o uno eléctrico lo primero que debes preguntarte es qué tipo de conductor eres y cuáles son tus necesidades

Los conductores urbanos profundamente preocupados por la ecología verán en el coche 100 % eléctrico una opción que ofrece una serie de ventajas estratégicas, como por ejemplo no verse afectado por las restricciones de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). 

Pero, si te identificas con el tipo de conductores que, aunque preocupados por el medioambiente, buscan la seguridad de poder realizar regularmente trayectos largos, el primer paso para abandonar el motor de combustión puede ser un coche híbrido que cuente con la etiqueta cero de la Dirección General de Tráfico (DGT), principalmente para que no te veas impactado por las restricciones de circulación dentro de los núcleos urbanos. 

A modo de recapitulación, antes de decantarte por un vehículo u otro, recapacita sobre estos elementos que pueden ayudarte a decidirte entre un coche híbrido o uno eléctrico:  

  1. La autonomía que necesites. 
  2. El presupuesto de inversión de que dispongas. 
  3. El impacto de las restricciones de circulación en tu vida. 
  4. Las electrolineras o los puntos de carga que tengas en tu zona.

No olvides que, en lo que respecta a la circulación en núcleos urbanos, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que los municipios españoles de más de 50.000 habitantes, los territorios insulares y los municipios de más de 20.000 habitantes que superan los valores límite de los contaminantes regulados en el Real Decreto 102/201– deben activar planes de movilidad urbana sostenible o PMUS

Tanto si finalmente eliges un coche eléctrico o un coche híbrido enchufable, la tarifa de luz que tengas va a influir muchísimo en tu presupuesto mensual. 

Elige siempre la mejor tarifa de luz para ti, una tarifa que se adapte perfectamente a tus necesidades y hábitos de consumo.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Movilidad eléctrica