Zonas de Bajas Emisiones: qué son las ZBE y normativa

Las Zonas de Bajas Emisiones son una solución diseñada para combatir la contaminación en las ciudades. Sin embargo, no están exentas de cierta polémica al establecer criterios de restricción de los vehículos que pueden circular por ellas. 

La Agencia Europea de Medio Ambiente estima que el actual modelo de movilidad y transporte en España es una de las causas de mortalidad por contaminación. La implantación de Zonas de Baja Emisión –ZBE– se ha convertido en una de las acciones clave para conseguir una movilidad urbana sostenible. 

Dado que es un problema que te afecta de forma directa, hemos preparado un artículo que pone el foco en estas áreas y arroja luz sobre las iniciativas tomadas.

¿Qué son las Zonas de Bajas Emisiones?

Las Zonas de Bajas Emisiones son delimitaciones con respecto al tráfico de vehículos en áreas urbanas en las que se aplican restricciones de acceso, circulación y estacionamiento para mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Esta “selección” se realiza conforme a la clasificación de los vehículos por su nivel de emisiones de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Vehículos vigente y tomando como base el sistema de etiquetado de la Dirección General de Tráfico –DGT–. 

La intención al tomar estas medidas restrictivas de la circulación de los vehículos más contaminantes supeditada a las características ambientales, es la de fomentar el uso de medios de transporte más limpios y focalizados en los siguientes objetivos: 

  • Mejorar la calidad del aire. 

  • Mejorar la salud de los ciudadanos. 

  • Reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero. 

  • Mitigar el ruido generado por los vehículos. 

  • Contribuir a aplacar el cambio climático. 

  • Promover una movilidad activa y recuperar el espacio público.

  • Impulsar la eficiencia energética en el transporte. 

  • Transitar a la electrificación de la movilidad.

Según el Sistema Español de Inventario –SEI– del Ministerio para la Transición ecológica y el reto demográfico, el Sector transporte por carretera genera el 26,9% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de España, y es responsable del 6,7%de las emisiones de partículas finas PM2,5 y del 30,6 % del total de emisiones de óxidos de nitrógeno –NOx– a la atmósfera.

Zonas de bajas emisiones

Tipos de ZBE

De acuerdo con lo estipulado en las Directrices para la creación de Zonas de Bajas Emisiones, estas se pueden configurar de 2 maneras:

  1. Núcleo.

  2. Anillo.

Cada municipio convendrá en poner en marcha el que mejor se adapte a sus características. 

Núcleo

Se trata de un modelo reducido que marca una delimitación por áreas específicas en un municipio. 

En este caso, es recomendable plantear un plan de extensión a otras áreas colindantes que se quieran beneficiar de las ventajas de la puesta en marcha de una ZBE. 

Anillo

Este modelo combina un núcleo de restricciones mayores y una o varias áreas de restricciones menores alrededor de esta. Es el tipo de estructura que se ha implantado en ciudades como Londres o Milán.

Como complementos a estas disposiciones, se pueden integrar áreas con características: 

  • Especiales.

  • Puntuales.

Veamos esta información de forma ampliada. 

Especiales

Se trata de áreas especializadas con una gran atracción de flujo de tráfico como parques empresariales, campus universitarios, hospitales, etc. 

Es recomendable que este tipo de ZBE vaya acompañada de la promoción de planes de transporte al trabajo, tal y como lo manifiesta el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía –IDAE–.

Puntuales

Las características puntuales son aquellas que presentan algunos tramos de la vía que buscan asegurar un entorno con mayor calidad de aire y mayor tranquilidad como pueden ser espacios fundamentales para grupos de población vulnerable.

En estos dos casos que acabamos de ver se deberán seguir criterios de zonas de ultrabajas emisiones que cuenten con restricciones más severas.  

¿Qué normativa rige las Zonas de Bajas Emisiones?

La normativa que rige las Zonas de Bajas Emisiones es la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética en la que se establece que los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares deberán adoptar planes de movilidad urbana sostenible antes de 2023 orientados a reducir las emisiones ligadas al transporte.

En los municipios de más de 20.000 habitantes deberán aplicarse este tipo de medidas cuando se superen los valores límite de los contaminantes regulados por el Real Decreto 102/2011, relativo a la mejora de la calidad del aire.

Entre las medidas que se deben de tomar a tal efecto, destacamos las siguientes: 

  • Establecimiento de ZBE antes del 2023.

  • Integraciones de planes de electrificación de última milla combinados con las ZBE.

  • Mejora de la red de transporte público y desarrollo de la integración multimodal.

  • Potenciación de los combustibles sin emisiones de gases de efecto invernadero como la electricidad verde

  • Fomento del transporte eléctrico privado y de la movilidad eléctrica compartida.

  • Impulso del reparto de mercancías y movilidad al trabajo sostenibles.

Todas estas medidas se centran, como puedes comprobar, en facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo que fomentan hábitos de vida saludables. 

Del mismo modo se desean potenciar los llamados corredores verdes intraurbanos, tramos que conectan los espacios verdes con las grandes áreas verdes periurbanas.

¿Qué coches pueden circular por las ZBE?

Las ZBE permiten la entrada a los vehículos que cumplen con los mejores estándares de emisiones aunque cada municipio establece sus propias restricciones en base a criterios de calidad del aire. 

Lo que sí es común a todas estas zonas es que las restricciones en la actualidad afectan prioritariamente a los vehículos con más potencial contaminante, como son los vehículos con etiquetado A, y, progresivamente, incluirá a los vehículos con etiquetas B y C. 

En cualquier caso, se prioriza siempre el acceso de los vehículos 0 emisiones y con etiquetas ECO de la DGT. 

En algunas áreas se estudia también la posibilidad de permitir la entrada a vehículos que instalan un filtro de partículas que les permita equipararse con un estándar de homologación superior. 

Las ZBE se integran en un ambicioso plan de cambio integral en la concepción del transporte de personas y de mercancías. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el