ITV para coches eléctricos e híbridos: qué revisan y cuándo tienen que pasarla

La ITV para coches eléctricos e híbridos plantea importantes dudas en cuanto a su desarrollo, ya que las diferencias con los vehículos tradicionales son importantes. Por ejemplo, los coches eléctricos puros no se someten al control de las emisiones. Esta prueba suele ser uno de los motivos más habituales que impiden superar con éxito la inspección.

En contrapartida, sí tienen componentes específicos como las baterías, que deben ser revisados de forma específica.

A fin de responder a las preguntas más habituales de los usuarios sobre este tema, hemos preparado este artículo. En él vamos a detallar qué se revisa en la ITV de vehículos eléctricos e híbridos, cuándo ha de pasarse y cuál es su precio.

¿Qué elementos se revisan en la ITV de un coche eléctrico?

La ITV (Inspección Técnica de Vehículos) de un coche eléctrico es prácticamente igual que la de un coche convencional, y comienza por la identificación del automóvil.

No obstante, como principal diferencia es necesario señalar que este tipo de coches son cero emisiones por lo que no deben someterse al control de emisiones y que suele ser una fuente habitual de ITV desfavorables o negativas.

Asimismo, tampoco han de pasar el test de ruido, al que también se someten los coches de combustión.

Aunque no existe un protocolo específico para su desarrollo, te detallamos en los puntos sucesivos los elementos que se revisan de manera habitual.

Revisión en común con los coches de combustión

En la ITV de un coche eléctrico se revisan los siguientes elementos que coinciden con los analizados en los coches de combustión:

  • Acondicionamiento exterior como la carrocería, el chasis, etc.
  • Acondicionamiento interior, es decir, el estado del habitáculo, sistemas antivaho, cuentakilómetros, etc.
  • Estado de la señalización y alumbrado.
  • Funcionamiento del sistema de frenado.
  • Desempeño del sistema de dirección, ejes y suspensión, así como el estado de las ruedas.
  • Análisis del funcionamiento en detalle del motor y de la transmisión.
  • Comprobación del sistema eCall de llamada de emergencia automático en caso de disponer de él.

Revisión específica de un vehículo eléctrico

Más allá del análisis de los componentes que acabamos de compartir contigo, los coches eléctricos deben someterse a supervisiones específicas como el estado de la batería o los circuitos eléctricos propios de este tipo de vehículos.

En definitiva, se van a analizar los circuitos y componentes que afecten a su funcionamiento y seguridad como la unidad de control.

Sea como sea, para aumentar la garantía de éxito al pasar la ITV, un buen mantenimiento de tu coche eléctrico resulta esencial.

ITV coche eléctrico e híbrido
Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

¿Qué elementos se revisan en la ITV de un coche híbrido?

En el caso de los coches híbridos, además de analizar los elementos que acabamos de enumerar para el coche eléctrico, sí se realiza la prueba de emisiones como si se tratasen de coches de combustión tradicionales.

Habitualmente, esta prueba consiste en:

  • Se comprueba visualmente el estado del depósito.
  • Se verifica, además, si se encuentra correctamente fijado, su estanqueidad y el funcionamiento del dispositivo de descarga de sobrepresión.
  • Se constata que el coche híbrido dispone del certificado que acredita que el depósito del vehículo es el original.

Llegados a este punto, es preciso aclarar que el desarrollo de la inspección técnica depende, además, del tipo de coche eléctrico con el que cuentes.

¿Cuándo tienen que pasar la ITV los coches eléctricos e híbridos?

Los coches eléctricos e híbridos deben cumplir con la Inspección Técnica de Vehículos de la misma manera que los coches de combustión.

De esta manera, deben pasar la primera revisión de la ITV a los 4 años desde la fecha de matriculación del vehículo, tal y como recoge el Real Decreto 711/2006. A partir de esa fecha se aplica la cadencia siguiente:

  • Hasta los 10 años los coches eléctricos e híbridos deben pasar la ITV cada 2 años.
  • Cuando el vehículo cumple 10 años, las inspecciones deben realizarse cada año.

Recuerda que las sanciones por no pasar la ITV cuando te corresponde conllevan multas cuyos importes van desde los 200 € a los 500 €, e incluso pueden derivar en la inmovilización del vehículo si este supone un riesgo para la circulación o para la salud de las personas y el medioambiente.

Precio de la ITV de un coche eléctrico y de uno híbrido

El precio de la ITV de un coche eléctrico, como el del resto de vehículos, depende de la Comunidad Autónoma en la que se realice, pudiendo darse variaciones muy importantes de una a otra.

Puede que pienses que, al contar con motores más sencillos porque carecen de caja de cambios y embrague, o al no tener que analizar ciertos elementos como las emisiones de gases o el ruido, la ITV de los coches eléctricos pueda ser mucho más económica, pero la realidad es otra.

De hecho, la diferencia es mínima, aunque sí es cierto que suelen ser ligeramente más bajos rondando los 25 o 30 €.

Tampoco existen descuentos específicos, al menos por el momento, más allá de la política de precios de cada estación.

En lo tocante a los coches híbridos, nos encontramos ante el mismo panorama de precios, con importes equiparables a los de los coches de combustión.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Movilidad eléctrica