Gas

¿Por qué suenan los radiadores de agua? Cómo identificarlos y consejos

Si te preguntas por qué suenan tus radiadores de agua, has de saber que puede ser debido a diferentes causas y la mayoría de las veces estos problemas se solucionan con unas simples manipulaciones. 

Los gorgoteos, silbidos, incluso golpes mecánicos que escuchas pueden deberse a que haya aire en los radiadores, a la fijación de las tuberías o a la presión del agua, entre otras razones. 

En este artículo te vamos a mostrar algunas soluciones para la mayoría de los problemas de ruidos en los radiadores de agua, pero primero una definición necesaria.

¿Qué son los radiadores de agua?

Los radiadores de agua son sistemas de calefacción que funcionan precisamente con agua que se calienta gracias a una caldera y que se distribuye por la vivienda a través de un circuito de conductos que los conectan.

Entre los diferentes tipos de radiadores de agua que existen, los más interesantes en cuanto a eficiencia energética son los de bajo consumo, ya que trabajan a temperaturas más bajas que los radiadores tradicionales. Concretamente, estos radiadores más eficientes trabajan aproximadamente a 45°, frente a los 65-70° de los tradicionales.

Pero por mucho que tu sistema sea eficiente si no lo cuidas, al final no podrás ahorrar en tu factura energética. Por eso, veamos qué ocurre si tus radiadores de agua hacen ruido.

¿Por qué suenan los radiadores de agua?

Diagnóstico del radiador de agua según el ruido

Si tus radiadores de agua no calientan lo suficiente, si están fríos por la parte superior o si suenan debes ponerle remedio para que puedas disfrutar del máximo rendimiento de tu instalación. 

Antes de analizar las posibles causas del sonido en tus radiadores, ten en cuenta que si los radiadores no calientan el origen puede encontrarse en la caldera.

En ese caso deberás consultarlo con tu técnico oficial porque las causas pueden ser, entre otras: 

  • Válvulas atascadas o congeladas.

  • Lodo o residuos en el circuito.

  • Oxidación.

  • Mal funcionamiento de la caldera.

Pero volvamos al ruido. Debes estar atento si escuchas estas 3 clases de sonidos: 

  1. Silbidos.

  2. Golpes metálicos.

  3. Burbujeos o gorgoteos.

Veamos cuáles son las causas, los diferentes métodos y acciones para solucionarlos. 

Silbidos 

El silbido de los radiadores de agua puede deberse a la velocidad de entrada del agua o a un caudal demasiado alto. 

Suele ser habitual en los radiadores que tienen la llave de entrada de agua en la parte superior y el detentor –la llave de salida del agua– en la parte inferior. 

Hay dos soluciones para este silbido: 

  1. Purgar los radiadores tal y como te explicaremos más adelante.

  2.  Actuar a nivel de la caldera para lo que te recomendamos seguir las instrucciones de uso del aparato o confiar en los consejos de tu técnico de confianza.

Aunque otra posible causa, según los expertos, es que haya un pequeño orificio que provoque una pequeña fuga. Para descartarla, comprueba que no existan pérdidas de agua en tu instalación. 

Golpes metálicos

Una variación significativa en la temperatura puede ocasionar un sonido mecánico por las dilataciones de los radiadores y las tuberías. 

Te proponemos algunas soluciones para este problema.

Golpes metálicos en los radiadores

Para solucionarlo tienes dos posibles acciones a implementar: 

  1. Añadir un producto específico en el radiador. Para ello deberás vaciar parcialmente el radiador en proporción al producto que vas a introducir. El líquido se introduce por el purgador con un embudo al que le vas a dar el ángulo correcto a través de un pequeño tubo PVC o un cachito de manguera. Luego rellenas el radiador y lo purgas.

  2. Colocar juntas entre los elementos del radiador. Muchos fabricantes entre un elemento y otro del radiador ponen una especie de silicona que al dilatarse por efecto del calor provoca una fricción. La solución pasa por desmontarlos y añadir juntas entre cada elemento.

Golpes metálicos en la tuberías

Si la abrazadera está muy apretada, la vibración de puesta en marcha de la calefacción puede producir sonidos parecidos a los golpes. 

Para mitigarlos, puedes pintar la tubería que en cierta medida amortigua el golpe o colocar cinta aislante entre la tubería y la abrazadera en todos los puntos de unión.

Burbujeo o gorgoteos

Si escuchas burbujeos o gorgoteos puede deberse al aire en los radiadores de agua. 

¿Cuándo suele ocurrir esto?: 

  • La primera vez que pones en marcha la calefacción. 

  • Cuando has añadido un elemento al circuito. 

  • Si has reparado la instalación. 

  • Si no los has encendido en un tiempo. 

Puedes solucionar estos ruidos simplemente purgando los radiadores.

¿Cómo purgar los radiadores de agua?

Purgar los radiadores consiste en extraer el aire que pueden contener y que está provocando ciertos ruidos. 

Para ello, sigue las siguientes instrucciones: 

  • Gira el tornillo del purgador con un destornillador –este suele encontrarse en la parte superior del radiador– hasta que el aire salga del radiador. 

  • Coloca un recipiente justo debajo porque saldrá un poco de agua al mismo tiempo. 

  • Extrae el equivalente a un vaso pequeño.

Es posible que el sonido persista aún habiendo purgado los radiadores por lo que las siguientes acciones pueden servirte.

¿Y si tus radiadores de agua siguen haciendo ruido?

Si a pesar de haber purgado los radiadores de agua siguen haciendo ruido, el siguiente paso será reducir la velocidad de entrada de ese líquido elemento. 

Toma nota de esto porque es importante: no intentes reducir la velocidad de entrada del agua desde la llave del mismo radiador porque provocarías el efecto contrario, es decir aumentarías la presión y el agua saldría a mayor velocidad. 

De modo que para modificar el caudal de entrada de agua, debes proceder a través del detentor que funciona como tope de salida del agua y que suele estar situado en la parte inferior del radiador. Con la calefacción funcionando ciérralo poco a poco para que entre menos agua. 

Sin duda, una instalación que recibe un buen mantenimiento te ayudará a ahorrar en tu factura energética. 

Lecturas recomendadas: 

¿Cómo ahorrar en tu factura de la luz?

¿Cómo ahorrar en tu factura de gas?

Consejos para evitar que los radiadores de agua hagan ruido

Sigue estas recomendaciones para que tus radiadores se mantengan en óptimas condiciones: 

  • Mantenlos limpios tanto por fuera como por dentro.

  • Púrgalos al menos dos veces al año. También cuando detectes ruidos.

  • No los manipules con el circuito muy lleno o muy vacío.

  • Realiza las inspecciones obligatorias y los mantenimientos periódicos de tu caldera e instalación.

Para acabar, queremos apuntar que la configuración de tu circuito también puede originar sonidos. Un ejemplo habitual es cuando las tuberías no pueden ir a ras de suelo o bajo él y se elevan para salvar una puerta. 

Para sacarle el mayor partido a tu calefacción confía siempre tus instalaciones a profesionales y combina un equipamiento eficiente con tarifas competitivas y adaptadas a ti.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el