Protector de sobretensiones

Los protectores de sobretensión son dispositivos pensados para prevenir y evitar accidentes por fluctuaciones de tensión en las instalaciones eléctricas tanto domésticas como industriales o de negocios.

¿Qué son los protectores de sobretensiones?

Los protectores de sobretensión son unos dispositivos presentes en los cuadros eléctricos cuya función es proteger los aparatos eléctricos ante la aparición de picos de tensión. 

Estos picos de tensión eléctrica pueden estar provocados por agentes externos como tormentas, por fallos en la red eléctrica o incluso por un cortocircuito.

Cuando el voltaje que recibe el dispositivo eléctrico supera el máximo soportado por la instalación eléctrica, el protector de sobretensión actúa, bloqueando dicho voltaje o enviándolo a tierra. Esto ayuda a prevenir accidentes y averías de todo tipo en los aparatos eléctricos.

Es habitual encontrar protectores de sobretensión en todas las instalaciones eléctricas destinadas a edificios residenciales o de oficinas. Sus características y capacidades de descarga están sujetas a las normas establecidas por la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI)

Protector sobretensiones

¿Cómo funcionan los protectores de sobretensiones?

Los protectores de sobretensiones administran y gestionan la corriente eléctrica para evitar que los dispositivos conectados a la red sufran desperfectos ante una subida eventual de la tensión. 

Para ello, cuentan con unos componentes específicamente preparados para regular el voltaje que reciben los distintos dispositivos y que les permiten desviar o cancelar los valores que superen el nivel máximo soportado por la instalación eléctrica, manteniendo la tensión estable durante el tiempo que dure el pico.

Tipos de protectores de sobretensiones

Existen hasta tres diferentes tipos de protectores de sobretensiones, que pueden clasificarse según el tipo de picos de tensión a los que pueda verse sometida la instalación eléctrica. 

Protectores de sobretensiones transitorias

Este tipo de protectores de sobretensiones están preparados para soportar subidas de tensión de corta duración y valores de voltaje moderados. 

Habitualmente, pueden derivar el exceso de voltaje sin verse obligados a cortar el suministro de energía eléctrica de toda la instalación durante el proceso. 

Protectores de sobretensiones permanentes

Estos protectores de sobretensiones protegen los dispositivos eléctricos ante picos de tensión que muestran valores iguales o superiores al 10% del total soportado por la instalación, y cuya duración no puede determinarse. 

Para ello, llevan a cabo un proceso diferente al de los protectores de sobretensiones transitorias, ya que en lugar de desviar el exceso de tensión recurren a la desconexión de toda la instalación eléctrica con el fin evitar que dicho exceso de tensión llegue a los dispositivos conectados a ella. 

Protectores de sobretensiones combinados

Con el objetivo de ofrecer una mayor seguridad y un funcionamiento general más eficiente, los protectores de sobretensiones combinados incorporan las características de protección de los otros dos tipos de protector, por lo que sirven para hacer frente tanto a picos de tensión transitorios como a subidas permanentes de tensión.

Otros tipos de protectores de sobretensiones

Además de los tres tipos de protector mencionados en el párrafo anterior, también podemos distinguir dos tipos adicionales según la clase de instalación eléctrica a la que van dirigidos.  

Protectores monofásicos

Habitualmente, los protectores de sobretensiones monofásicos se utilizan en instalaciones con solo una corriente alterna, como las destinadas a edificios de viviendas que no precisen de un suministro anormalmente grande de energía eléctrica y en las que la tensión no supere los 230 voltios. 

Protectores trifásicos

Este segundo tipo de protector de sobretensiones se encuentra en instalaciones eléctricas constituidas por tres fases y tres corrientes alternas, como las destinadas a edificios de oficinas o tareas profesionales que requieran de un mayor suministro de energía eléctrica y en las que la tensión sea superior a 380 voltios.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores