Tensión eléctrica

La tensión eléctrica expresa el voltaje que requiere una instalación. Dada su importancia te explicamos las diferencias entre baja, media y alta tensión eléctrica.

¿Qué es la tensión eléctrica?

La tensión eléctrica, también conocida como potencial eléctrico o diferencia de potencial, es una magnitud física que calcula el voltaje con que se realiza una transmisión de energía eléctrica en un circuito dipolo, es decir, un circuito eléctrico con dos terminales de igual carga, pero de signo opuesto –positivo y negativo–.

Se trata pues de la energía que se necesita para mover una carga unitaria a través de un elemento en una dirección específica, es por lo tanto una fuerza motriz que se mide en voltios –V–.

Existen diferentes tipos de tensión eléctrica dependiendo del grado de transformación que se necesite. Lo vemos. 

Tensión eléctrica

Tipos de tensión eléctrica

La tensión eléctrica se controla de manera constante en la producción de energía y en su transporte hasta tu vivienda. 

Piensa que las centrales de producción energética –solares, térmicas, hidráulicas o nucleares– crean energía eléctrica que envían a un generador. Este, a su vez, la hace llegar a un transformador eléctrico que eleva la tensión eléctrica para que pueda ser transportada por las líneas de alta tensión. Llegado el momento, la tensión será reducida en subestaciones a media y baja tensión dependiendo del tipo de consumidor final. 

Considerando este proceso, y para seguir con nuestra explicación, te detallamos los 3 tipos de tensión eléctrica que existen: 

  1. Baja. 

  2. Media.

  3. Alta.

Vamos a abordarlo con la intención de ayudarte a disipar tus dudas al respecto.

Baja tensión eléctrica 

La baja tensión eléctrica es la que se utiliza en las viviendas, en el alumbrado público o en pequeños consumidores con tarifa de luz 2.0 o 2.1. Las instalaciones deben estar protegidas con interruptores diferenciales

Siguiendo la norma europea CEI-EN 50110-1 sobre el funcionamiento de sistemas eléctricos, la tensión eléctrica baja –BT– sitúa sus valores del siguiente modo: 

  • Entre 50 V y 1.000 V en corriente alterna –o tensión nominal–.

  • Entre 120 V y 1.500 V en corriente continua –o tensión normalizada–.

Existe también la muy baja tensión con valores iguales o inferiores a 50 V en corriente alterna y a 75 V en corriente continua.

Media tensión eléctrica

La media tensión eléctrica –MT– es la que suelen utilizar grandes consumidores como industrias, hospitales, aeropuertos o instalaciones similares con tarifas 3.1 o 6.1. 

Cuenta con los siguientes voltajes: 

  • Entre 1 kV y 30 kV en corriente alterna. 

  • Entre 1,5 kV y 30 kV en corriente continua. 

Las líneas MT pueden ser aéreas y subterráneas. En España se encuentran en la misma categoría que la Alta Tensión porque no disponen de una normativa concreta para regular su seguridad. 

Alta tensión eléctrica

La tensión eléctrica alta –AT– es la que permite transportar a través de grandes distancias la energía generada y previene de grandes pérdidas de energía causadas por el calentamiento de los cables conductores o por fenómenos electromagnéticos.

El Real Decreto 223/2008 establece 4 categorías:  

  1. Categoría I: la tensión nominal es superior a 66 kV e inferior a 220 kV. Lo que equivale en tensiones normalizadas a 110 kV, 132 kV y 150 kV.

  2. Categoría II: la tensión nominal se sitúa entre los 30 kV y los 66 kV. En el caso de las tensiones normalizadas entre 45 kV y 66 kV.

  3. Categoría III: esta categoría hace referencia a la media tensión que ya hemos tratado en el punto anterior.

  4. Categoría especial: la tensión nominal es igual o superior a 220 kV y las tensiones normalizadas entre 220 y 240 kV. 

Por otro lado, queremos señalar de acuerdo con el Real Decreto 337/2014 que todos los circuitos de baja tensión que no cuenten con una conexión a tierra, que estén en contacto con máquinas o aparatos de alta tensión o que estén muy próximos a otros circuitos de alta tensión, son considerados, a efectos de su disposición y servicio, como si fuesen elementos de alta tensión.

Según datos de la Red Eléctrica de España –REE– contamos con más de 44.000 kilómetros de alta tensión, más de 6.000 posiciones de subestaciones y más de 93.000 MVA –megavoltamperios– de capacidad de transformación.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores