¿Qué es y cómo obtener el certificado Passivhaus?

El certificado Passivhaus respeta y defiende el estándar europeo para la construcción de nuevas casas sostenibles, así como para la rehabilitación de edificaciones preexistentes.

Ante los retos planteados por la transición energética hacia un nuevo paradigma en la producción, transporte y consumo de los recursos del planeta, este tipo de certificados se enfocan en reducir al máximo el consumo sin disminuir la calidad de vida de las personas.

La iluminación, el aire, la acústica o los materiales utilizados son algunos de los elementos que se analizan para cumplir con los criterios necesarios para conseguir certificar una construcción como casa pasiva.

Si aún no sabes en qué consiste el certificado Passivhaus o quieres saber cómo obtenerlo, este artículo que hemos preparado te interesa.

¿Qué es el certificado Passivhaus?

El certificado Passivhaus es un estándar de alta eficiencia energética otorgado a las viviendas que cumplen con una serie de criterios medioambientales y emitido por el Passivhaus Institut a través de agencias certificadoras oficiales.

El Passivhaus, es el certificado más exigente del mundo y cuenta con 3 objetivos para las construcciones:

  1. Minimización del consumo de recursos.
  2. Maximización del ahorro.
  3. Fomento del confort en su interior.

Cualquier persona puede solicitar el certificado Passivhaus siempre que su vivienda cumpla con los requisitos establecidos, pero resulta indispensable contactar con un técnico habilitado para llevar a cabo el proyecto de certificación.

Así las cosas, una vivienda pasiva o Passivhaus demuestra que el confort térmico no está reñido con un consumo bajo de energía.

Los edificios que cumplen con el estándar Passivhaus, en relación al tipo de energía que utilizan, pueden clasificarse como:

  • Classic. Los que consiguen el criterio de máxima eficiencia energética.
  • Plus. Lo obtienen los edificios que pueden conseguir el certificado classic, pero que como valor añadido se consideran de energía cero. Alimentan en parte sus instalaciones gracias a la generación de energías renovables.
  • Premium. Se trata de edificios que generan mucha energía renovable por lo que se los considera edificios positivos, esto es, que producen más energía de la que consumen. En este caso se puede verter a la red si se trata de electricidad con una instalación de autoconsumo con excedentes.
Certificado Passivhaus

Claves para obtener la certificación Passivhaus

La obtención de la certificación Passivhaus implica que detenernos en 3 puntos clave:

Elección de certificador oficial y estudio de la vivienda

El primer paso para conseguir la certificación Passivhaus es el de elegir un certificador oficial Passivhaus, que será quien lleve a cabo el proyecto. Es recomendable solicitar diferentes presupuestos antes de tomar una decisión final.

También es importante señalar que los certificadores en ningún caso pueden formar parte de la constructora encargada de la obra, debiendo ser completamente independientes.

Una vez hayas elegido la empresa o técnico que desees que realice el proyecto, comenzará la fase de estudio de la vivienda.

Tras acreditar que cumples el estándar Passivhaus y que cuentas con el certificado, se te entregará una placa que puedes colocar a la vista en el inmueble.

Aunque es algo lógico y fácilmente deducible, queremos señalar que obtener esta certificación incrementa el valor de la vivienda.

Cumplimiento de criterios sostenibles

Para obtener el certificado Passivhaus, las viviendas deben cumplir con 5 requisitos indispensables:

  1. Conseguir el mejor aislamiento térmico. La cubierta, solera y paredes exteriores deben bloquear la transmisión térmica.
  2. Eliminar puentes térmicos que propicien los intercambios de temperatura entre interior y exterior. Esto es necesario, también, para acabar con las condensaciones y proliferación de mohos.
  3. Asegurar la estanqueidad del edificio para mejorar su eficiencia energética y evitar corrientes de aire.
  4. Poner el acento sobre la calidad de los cerramientos. Por ejemplo, las puertas y ventanas deben ser de doble o triple vidrio, tener inyección de gases aislantes para aumentar su eficiencia, y contar con una carpintería de calidad.
  5. Instalar sistemas de ventilación mecánica que recuperen el calor de la energía expulsada hacia el exterior. De esta manera, la calidad del aire interior mejora y se reduce la pérdida de energía innecesaria.

Gracias a estas acciones, los requisitos cuantitativos que la vivienda debe alcanzar son los siguientes:

Demanda cuantitativa de energía para obtener el certificado Passivhaus

Calefacción

Inferior a 15 kWh/m2 al año

Refrigeración

Inferior a 15 kWh/m2 al año

Hermeticidad

Inferior a 0,6 renovaciones de aire por hora

Electricidad y ACS (Agua Caliente Sanitaria)

Inferior a 120 kWh/m2 al año

Utilización de componentes certificados

La incorporación al proyecto de componentes certificados no es un requisito indispensable para obtener el certificado Passivhaus, aunque sí es positivo a la hora de agilizar los trámites.

Esto ocurre porque cada elemento cuenta ya con un cálculo individual del PHPP (del inglés Passive House Planning Package), una herramienta orientada a arquitectos y diseñadores que permite calcular cargas térmicas o balances de energía, entre otros valores.

Esto ayuda a comprobar de manera objetiva que se cumple con el estándar de referencia para construcciones con muy baja huella de carbono.

Ventajas de tener el certificado Passivhaus en España

Las ventajas de contar con una vivienda con certificación Passivhaus en España son las siguientes:

  • La propiedad se revaloriza y aumenta su valor.
  • El programa de planificación Passivhaus PHPP puede servir para solicitar diferentes programas de subvenciones destinadas a la rehabilitación de eficiencia energética de edificios.
  • El certificador detecta las medidas de ahorro energético más eficaces.
  • Los costes de construcción pueden reducirse al optimizar recursos y materiales.
  • El confort térmico de las casas Passivhaus asegura las mejores condiciones de temperatura y humedad dentro de la vivienda apostando por el bienestar de sus habitantes.
  • El ahorro no solo es térmico, sino que afecta a todos los recursos de los que dispone un inmueble como el agua, mediante sistemas de captación de agua de lluvia, su acumulación y reutilización.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el