¿Cómo se calcula la huella de carbono?

Saber cómo se calcula la huella de carbono es un paso necesario hacia la gestión y la mitigación de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), dado que, de acuerdo con los expertos, están implicados en el cambio climático, las migraciones de las especies y en fenómenos atmosféricos devastadores. 

Ya en el año 2014 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) abordó en este informe la necesidad de reducir estos gases para mitigar sus efectos en el planeta. 

Esta es la razón por la que en este artículo queremos detallarte cómo puedes calcular la huella de carbono tanto en una empresa como a nivel personal.

Metodología del cálculo de la huella de carbono

De manera simplificada la base metodológica para calcular la huella de carbono sigue esta fórmula: 

Huella de carbono = Dato de la actividad X Factor de emisión

Los componentes de esta ecuación son: 

  • Dato de la actividad: hace referencia al grado o nivel de la acción que genera emisiones GEI. Si vamos a medir la calefacción y la fuente de energía es el gas natural, por ejemplo, la unidad de medida es el kWh. 
  • El factor de emisión: es la cantidad de GEI en base a la unidad del parámetro “dato de actividad” y que varían en función de su naturaleza. Los publica cada año el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico por sectores

Como resultado de esta fórmula obtienes una cantidad determinada de dióxido de carbono equivalente (CO2eq) porque, a pesar de que los GEI están compuestos por otros gases como el metano (CH4) o el óxido de nitrógeno (N2O) entre otros, el CO2 es el que más influye en el calentamiento del planeta.

El Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) en el marco de un contrato de colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía –IDAE– ha desarrollado una herramienta que permite calcular las emisiones de gases de efecto invernadero en cada etapa del ciclo de vida de los biocarburantes.

Pese a lo que acabamos de exponer, existen diferentes métodos europeos e internacionales para calcular la huella de carbono de manera más específica como el Greenhouse Gas Protocol Corporate Standard (GHG Protocol) o el UNE-ISO 14064-1, entre muchos otros.  

Cómo calcular la huella de carbono

Pasos para poner en marcha el cálculo de huella de carbono en una empresa

Poner en marcha el cálculo de la huella de carbono en tu empresa –procedimiento aplicable a tu vivienda o a tu persona– requiere de una serie de pasos que vamos a abordar.

Alcances sobre las emisiones de GEI en una empresa

Es necesario hablar de los 3 alcances que se han establecido para definir las emisiones de GEI:

  1. Alcance 1: engloba las emisiones directas, es decir las que provienen de instalaciones o equipamientos que son propiedad de la empresa. En este sentido se analizan, por ejemplo, las emisiones de la combustión de las instalaciones de la calefacción o climatización y también las posibles fugas.  
  2.  Alcance 2: se trata de las emisiones indirectas, esto es las originadas por el consumo de electricidad.
  3. Alcance 3: Este alcance es el más costoso de medir por su complejidad y casuística. Comprende la extracción y obtención de materia prima, los desplazamientos, la logística, la producción de materiales, etc.

Pasos para poner en marcha el cálculo de la huella de carbono

Una vez aclarados los alcances, es momento de analizar los 4 pasos necesarios para poner en marcha el cálculo de la huella de carbono. 

Establecer los límites de la organización y los límites operativos

Para establecer estos límites debes definir el tipo de huella de carbono que quieres calcular y el enfoque de control operativo, es decir, qué emisor de GEI vas a medir. 

Por un lado, puede tratarse del elemento emisor –la calefacción, la refrigeración, el transporte, etc– y por el otro, de la focalización –consumo, fugas, desplazamientos, etcétera–.

Elegir el periodo 

En todo análisis resulta necesario acotar las mediciones en un periodo de tiempo significativo que sea representativo de toda la actividad. Un buen compromiso puede ser un ciclo anual. 

Recopilar los datos de actividad de estas operaciones

Si quieres medir la huella de carbono de tu flota, debes tomar en consideración el tipo de combustible y la cantidad consumida, el modelo de los vehículos, las distancias recorridas en kilómetros, la rentabilidad o necesidad de esos trayectos para ver si los puedes optimizar, etc.

Buscar los factores de emisión adecuados

Anualmente, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico publica los factores de emisión anuales por sectores que te servirán de referencia, así como las diferentes actuaciones de mitigación de gases de efecto invernadero.

Ventajas de calcular la huella de carbono

Calcular la huella de carbono te ayuda a identificar los puntos conflictivos en cuanto al consumo de energía, algo necesario para poder mejorar la eficiencia energética personal o la de tu empresa. 

De esta manera, gracias a este proceso puedes, además de reducir las emisiones GEI: 

  • Identificar los puntos de mejora. 
  • Reducir los costes del consumo de la energía
  • Aumentar la concienciación medioambiental contribuyendo a la lucha contra el cambio climático. 
  • Mejorar la reputación corporativa y el posicionamiento de la empresa, la gestión de los recursos e identificar nuevas oportunidades de negocio. 

Una de las maneras más sencillas de reducir tu huella de carbono es asegurarte de que tu proveedor de energía te puede proporcionar electricidad verde

5 consejos para reducir tu huella de carbono personal

Tu huella de carbono personal puede reducirse tomando consciencia de que toda actividad que realizas emite de manera directa o indirecta GEI. 

Así las cosas, analiza tu consumo y apunta estos consejos: 

1.  Realiza los mantenimientos que requieran tus equipamientos. 

2.  Apuesta por la iluminación LED

3.  Instala un sistema de domótica que te permita adaptar tu consumo energético a tus hábitos. 

4.  Utiliza medios de transporte colectivo o valora pasarte al coche eléctrico

5.  Sé consciente de los indicadores energéticos de tu vivienda. 

Y por último, si tienes una empresa recuerda que, de acuerdo con la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, estás obligado a registrar la huella de carbono.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el