Passivhaus: qué son y ahorro energético

Las passivhaus son casas altamente eficientes que ofrecen un ahorro energético significativo con respecto a las viviendas de construcción tradicional. Se basan en los fundamentos de la arquitectura bioclimática para crear edificios herméticos con una gestión controlada de la ventilación. 

Ante los grandes retos que plantea la transición energética, este tipo de construcción se muestra como un elemento clave que se integra perfectamente con sistemas energéticos que se abastecen con energías renovables. 

Seguramente vas a escuchar hablar cada vez más de estas passivhaus. Por ello, te queremos hablar de qué son y cómo pueden proporcionar un ahorro energético tan importante.

¿Qué es una passivhaus?

Una passivhaus es un tipo de vivienda que no demanda prácticamente energía para aclimatarse gracias al modo en el que está construida y que respeta los fundamentos de la arquitectura bioclimática. 

De hecho, es una construcción altamente eficiente que maximiza el ahorro energético combinando un diseño innovador con la tecnología para lograr un gran confort interior. 

Este tipo de arquitectura nace en Alemania en 1991 con el objetivo de conseguir reducir el consumo de energía gracias a combinar un aislamiento térmico de calidad –hace que la vivienda se vuelva estanca– con un sistema de ventilación mecánica controlada. 

El diseño de estas casas pasivas es una de las grandes apuestas de futuro en materia de construcción por su gran eficiencia energética y porque la poca energía que demandan puede cubrirse perfectamente con un sistema de autoconsumo basado en energías renovables.

Puedes encontrar passivhaus de madera o de hormigón, así como casas prefabricadas passivhaus. Esto es debido principalmente a que su alto rendimiento no depende tanto de un material o de otro, sino del modo en el que se construyen y que debe atender a técnicas de construcción “pasivas”.  

Passivhaus

Principios de las casas pasivas para el ahorro energético

Para que una casa sea considerada passivhaus debe cumplir con una serie de fundamentos básicos que aseguran el ahorro energético gracias a la arquitectura bioclimática

Cuando se trata de una nueva construcción, se tiene en cuenta la orientación de la vivienda para sacarle el mayor partido. En el caso de que se trate de la rehabilitación energética de un edificio ya construido, los esfuerzos se focalizan en impulsar el resto de factores que inciden en el consumo energético.

El passivhaus es, como puedes deducir, un estándar de construcción que se centra en 5 principios básicosenfocados a asegurar el ahorro energético.

Aislamiento térmico de calidad

El aislamiento térmico debe ser continuo, reduciendo así las pérdidas de energía tanto en tejados, techos, fachadas, suelos y paredes para crear una envolvente eficaz. 

Sin este primer paso, el resto de medidas no serán efectivas.   

Ausencia de puentes térmicos

Los puentes térmicos en una construcción son los causantes de la gran mayoría de pérdidas energéticas. Por eso en las casas pasivas se neutralizan, apostando por una uniformidad en el conjunto de la construcción en la que se supervisan todos los materiales empleados y cada punto de unión para evitar que haya un intercambio de temperatura del interior al exterior y viceversa. 

Hermeticidad al aire exterior

Los constructores miden la hermeticidad de una casa passivhaus para corregir los posibles espacios entre uniones y fisuras que puedan haber surgido en la construcción con el objetivo de sellarlos y mejorar su eficiencia. 

Cerramientos eficientes

En este tipo de casas pasivas, las fachadas cuentan con grandes aperturas en forma de ventanales que captan calor en invierno. Si estas ventanas no son de buena calidad, se convertirán en puntos débiles de la construcción. 

De modo que para disfrutar de todos los beneficios de los ventanales, que permiten combatir el efecto de pared fría, debes optar por cerramientos de altas prestaciones como las ventanas de triple vidrio con cámara de aire para reducir la conductividad.

En verano, gracias a opciones como aleros y pérgolas se protegen estos elementos del sol directo, asegurando el confort estival. 

Ventilación mecánica con recuperador de calor

La ventilación mecánica constante del aire viciado con recuperadores del calor absorbe aire del exterior para purificarlo gracias a los filtros con los que cuenta. Ese aire es climatizado y se distribuye a través de conductos por toda la vivienda. 

Antes de expulsar el aire interior, se extrae gran parte del calor que contiene potenciando el ahorro de energía. 

Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético

Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

8 ventajas de las casas pasivas

Las casas pasivas son uno de los elementos estratégicos de los objetivos de la transición energética

A través de sus ventajas vas a descubrir por qué se les considera de tal forma: 

  1. Proporcionan un gran ahorro energético. Según profesionales independientes expertos en arquitectura bioclimática, estas casas ultraeficientes consumen mucha menos energía que una vivienda convencional de obra nueva, y mucho más si se trata de una obra antigua.
  2. Aprovechan el calor del sol pero también el generado por los habitantes de la vivienda y los electrodomésticos en funcionamiento.
  3. Facilitan una temperatura estable todo el año de entre 20 ºC y 24 ºC.
  4. Pueden abastecerse totalmente de instalaciones de autoconsumo dado la poca energía que requieren impulsando la independencia energética.
  5. Ofrecen un aire interior libre de contaminantes y olores. 
  6. Evitan las condensaciones, las humedades y los mohos superficiales gracias a su aislamiento.
  7. Aseguran un aislamiento acústico por la calidad de sus materiales aislantes y su hermeticidad. 
  8. Pueden construirse en cualquier lugar y clima, ya que se adaptan a todas circunstancias. 

Ante todas estas bondades, en el caso de las passivhaus de hormigón o de cualquier otro material, la mayor desventaja va a ser el precio que será más elevado si cuentan con la certificación passivhaus que acredita que tanto las técnicas de construcción como los materiales cumplen con los estándares oficiales. 

No obstante, tal y como has podido ir descubriendo a lo largo de estas líneas, la inversión inicial se transforma en salud, confort y ahorro energético. 

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el