9 ventajas del autoconsumo que quizás desconozcas

Posiblemente, las ventajas del autoconsumo son muchas más de las que conoces. Gracias a este artículo te las queremos descubrir y argumentar una por una hasta llegar a 9. 

El autoconsumo eléctrico se encuentra en expansión como un pilar básico de la política energética de Europa en base al triángulo eficiencia, autoconsumo y movilidad sostenible.

Avances recientes en materia de autoconsumo

Con el Real Decreto 244/2019, que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, se ha dado un gran paso para el autoconsumo eléctrico. 

De hecho, se coloca al consumidor en el centro del sistema energético dotando a las ciudades de mayores posibilidades de autonomía, desarrollo y autosuficiencia, convirtiéndolas en potentes motores de la transición energética. 

Otro gran avance ha sido el de reconocer la remuneración de los excedentes del autoconsumo gracias a una simplificación administrativa. 

Derechos del consumidor como centro del desarrollo energético

La Unión Europea, de acuerdo con el Reglamento (UE) 2018/1999 de gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima, instauró la nueva Directiva (UE) 2018/2001, sobre el fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

En dicha norma se establecen una serie de derechos del consumidor entre los que destacamos los 5 siguientes:

  1. Derecho al autoconsumo con almacenamiento para generar, almacenar, usar y vender la energía renovable, de forma individual o mediante agregadores.

  2. Derecho al autoconsumo compartido en edificios o bloques de viviendas, permitiendo el intercambio de energía.

  3. Derecho a participar en comunidades locales de energías renovables mediante la asociación de personas físicas, pymes o municipios.

  4. Derecho a la simplificación de la tramitación administrativa y notificación simple para instalaciones descentralizadas a fin de generar y almacenar energía.

  5. Derecho a que las autoridades regionales y locales incluyan en la planificación urbana y en sus normas, códigos de construcción y autoconsumo, comunidades de energías renovables, etc.

Pero, ¿por qué se destinan tantos esfuerzos a desarrollar el autoconsumo? Te damos la respuesta en el siguiente punto.

Ventajas del autoconsumo

El futuro del autoconsumo: 5 pilares para su desarrollo

Los beneficios del autoconsumo se observan a nivel estructural, económico y social. Antes de abordar sus ventajas, nos gustaría enfatizar en 5 pilares en el desarrollo del autoconsumo:

  1. Permite empoderar al consumidor y convertirlo en sujeto activo y centro del sistema energético.

  2. Reduce las pérdidas energéticas por transporte y distribución al acercar la generación al lugar del consumo.

  3. Constituye una palanca para la generación de empleo directo e indirecto a partir de las cadenas de valor locales.

  4. Es una herramienta para mitigar la pobreza energética, ya que puede reducir la factura eléctrica hasta en un 30% en promociones de parques de vivienda pública.

  5. Aprovecha el espacio urbano inutilizado.

En definitiva, el autoconsumo se muestra como un paradigma social y energético más sostenible que aporta flexibilidad a la red y al control del consumo de energía. 

9 ventajas del autoconsumo compartido que quizás desconozcas 

Tal y como has podido ir apreciando en este artículo, el autoconsumo eléctrico tiene más ventajas que desventajas y en el caso de que puedas sumarte a una instalación de autoconsumo colectivo, vas a poder comprobar por ti mismo cómo tus beneficios energéticos aumentan. 

Aún así, debes tener en cuenta también estos 2 puntos en contra a la hora de valorar todas las opciones energéticas:  

El precio de la instalación 

Si hablamos de autoconsumo, el más extendido en nuestro país es el basado en sistemas fotovoltaicos. El precio depende de la tecnología y del número de placas solares, del tipo de instalación así como de múltiples factores como las características de la vivienda, del tejado… 

En cualquier caso es una inversión inicial importante que ronda los 5.000€ de media y tarda entre 7 y 10 años en amortizarse. En este caso, el autoconsumo compartido ayuda a salvar este obstáculo.

La obsolescencia de la instalación 

En el caso de los paneles fotovoltaicos la garantía suele ser de 20 o 25 años. Transcurrido ese tiempo, tendrás que renovar la instalación. 

Sin embargo, si hablamos de autoconsumo colectivo esos obstáculos se salvan, ampliando aún más la lista de ventajas: 

  1. Tu inversión inicial es menor.

  2. Favoreces tu independencia energética.

  3. Obtienes mayor rentabilidad.

  4. Ahorras energía.

  5. Cuidas del medio ambiente.

  6. Te beneficias de facilidades en la instalación.

  7. Promueves el sistema colaborativo.

  8. Tienes acceso a subvenciones y ayudas.

  9. Incrementas la competitividad del sector industrial.

¿Te ha sorprendido ver cuántas de estas ventajas desconocías? Para acabar de apuntillar el tema, te proponemos verlas juntos una a una seguidamente.

Tu inversión inicial es menor

Al poner en marcha una instalación de autoconsumo colectivo se reduce tu aportación individual, propiciándote una recuperación de la inversión mucho más rápida. 

Favoreces tu independencia energética

Al apostar por energías renovables reduces la dependencia energética de nuestro país. Además, la autoproducción energética hace que dependas menos de la red pudiendo afrontar un apagón o sufriendo en menor proporción la escalada de precios de la electricidad.

Obtienes mayor rentabilidad

Al disponer de más espacio para la instalación puedes acceder a mayor potencia de contratación y a producir más energía para cubrir un porcentaje mayor de la demanda de electricidad. 

Ahorras energía

El autoconsumo eléctrico da lugar a que generes menores excedentes y tengas menores pérdidas de energía en el transporte y distribución.

Cuidas el medio ambiente

Optar por el autoconsumo basado en energías renovables hace que colabores a disminuir las emisiones de gases invernadero CO2, SO2 y NOx.

Te beneficias de facilidades en la instalación

Muchas personas desisten del autoconsumo por no disponer de espacio para instalar placas solares, por lo que hacerlo de manera colectiva te permite que puedas beneficiarte del espacio de otros. 

Promueves un sistema colaborativo

Si eres participante del autoconsumo colectivo podrás comprar y vender tus propios excedentes eléctricos. 

Tienes acceso a subvenciones y ayudas

Estas ayudas se traducen en bonificaciones para tu bolsillo del IBI y del ICIO -Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras-, deducciones del IRPF, ayudas autonómicas y ayudas estatales como las ayudas al autoconsumo de la Generalitat Valenciana o de la Comunidad de Madrid.

Incrementas la competitividad del sector industrial

Al introducir más puntos de generación de energía, favoreces la competencia en el sector.

La apuesta por el autoconsumo no significa únicamente producir energía para tus propias necesidades, sino compartirla entre diferentes usuarios, hogares, comercios, estaciones de carga, todo ello gestionado de forma inteligente mediante tecnologías digitales.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el