¿Qué medios de transporte son los más sostenibles?

Los transportes sostenibles no solo deben asegurar una movilidad más limpia, sino que también tienen que poder dar respuesta a las necesidades de los desplazamientos de las personas de una manera accesible, eficiente y segura. 

En ello se están centrando las políticas energéticas en relación a la necesaria transformación del sector del transporte, sector que suma una importante carga en la generación de gases de efecto invernadero, tal y como veremos con datos a lo largo de este artículo. 

Esta es la razón que nos ha impulsado a compartir contigo este artículo en el que te vamos a hablar de qué son los transportes sostenibles y cuáles son los más representativos y eficaces. 

¿Qué son los transportes sostenibles?

Los transportes sostenibles son aquellos que dan respuesta a las necesidades de movilidad de la población de manera segura, inclusiva, asequible, eficaz y respetuosa con la salud de las personas y del medioambiente, limitando la generación de emisiones de gases de efecto invernadero y abasteciéndose de recursos naturales.

De esta manera, deben garantizar el equilibrio entre el crecimiento económico, la cohesión social y la protección del medioambiente, racionalizando además el uso de recursos naturales. 

Las características principales que un transporte ecológico debe garantizar, tal y como indica IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), son las siguientes: 

  • Debe ser asequible a todo el mundo. 
  • Es preciso que sea eficaz. 
  • Tiene que proponer diferentes modalidades de transporte sostenible. 
  • Debe participar necesariamente en un desarrollo regional competitivo y equilibrado.
  • Requiere del uso de energías renovables. 
  • Lleva asociada una limitación tanto de las emisiones nocivas como de los residuos y de la contaminación acústica.
Transportes sostenibles

Ley de Movilidad Sostenible para la transición hacia transportes ecológicos

La Ley de Movilidad Sostenible cuenta con 4 pilares esenciales para la transición hacia transportes más ecológicos. Así, el transporte debe: 

  1. Ser un derecho social. Por lo que debe ofrecer soluciones para los desplazamientos de todas las personas. 
  2. Alimentarse de energías limpias y saludables. Tal y como indica el MITMA –Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana– en el Proyecto de Ley de Movilidad Sostenible, el transporte es el responsable del 27 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. 
  3. Participar en un proceso digital e innovador. A través de la integración de un Espacio Integrado de Datos de Movilidad (EDIM) que incorporará los datos de todos los actores con la intención de optimizar las soluciones puestas en marcha. 
  4. Contar con inversiones transparentes y participativas. Esto es, debe asegurar la calidad de las inversiones y proyectos para el desarrollo de transportes más sostenibles para la ciudadanía. 

Además de estos aspectos, la Ley apuesta por una gestión eficaz del transporte de mercancías y la implementación de carriles exclusivos al transporte colectivo o a los vehículos de alta ocupación. 

La pirámide de la movilidad urbana

La pirámide de la movilidad del IDAE establece una jerarquización de los medios de transporte, colocando en la parte superior aquellos que deben tener prioridad por su nivel de eficiencia energética y medioambiental, su vulnerabilidad y la mejora en la calidad de vida de las personas. 

Esta clasificación se traduce de la siguiente manera, desde los más prioritarios a los que resultan más negativos: 

  • Peatones.
  • Ciclistas. 
  • Transporte público. 
  • Distribución de productos en cercanía. 
  • Vehículo compartido. 
  • Vehículo privado. 

El objetivo de esta pirámide es el de racionalizar los desplazamientos facilitando modalidades alternativas eficaces y accesibles que desembocan en una movilidad más sostenible

Esta estrategia se basa de igual manera en la puesta en circulación de vehículos eficientes con bajas emisiones que se benefician de una serie de medidas como el acceso a las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Los 6 medios de transporte más sostenibles

Los medios de transporte más sostenibles son los eléctricos por la reducción de las emisiones de CO2 con respecto a los medios propulsados por combustibles fósiles. 

Piensa que el coche eléctrico emite una tercera parte de los gases que provocan los coches de gasolina o gasóleo, por ejemplo. Del mismo modo, el metro o el AVE reducen las emisiones en torno a un 30-40 % si los comparamos con  los autobuses urbanos o interurbanos.

En ese orden de cosas, la clasificación de los transportes más sostenibles es la que te presentamos a continuación.

VMP 

Los VMP o vehículos de movilidad personal incluyen los vehículos que circulan a una velocidad de entre 6 km/h a 25 km/h con una única plaza y que se propulsan por un motor eléctrico. 

Los VMP incluyen patinetes, monociclos, scooters eléctricos, hoverboard o segways, y propician combinaciones de transporte intermodal para optimizar los recursos, sobre todo en núcleos urbanos. 

Bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas son medios de desplazamientos con pedaleo asistido que te brindan la posibilidad de disfrutar de un medio de transporte personal limpio, económico y cómodo lo que justifica que se impulsen en los PMUS o Planes de Movilidad Urbana Sostenible.

Las baterías cada vez permiten una mayor autonomía y puedes encontrar versiones plegables que te facilitan el transporte multimodal, es decir, combinar la bicicleta con el metro. 

Motocicletas eléctricas

Las ventajas de las motocicletas son múltiples. Como ocurre con todo vehículo eléctrico, las reparaciones y el mantenimiento son menores que los transportes convencionales, además de reducir sustancialmente las emisiones de gases nocivos.

Transporte público electrificado

El transporte público electrificado se refiere al metro, tranvía, cercanías, AVE y trenes de largas distancias, modalidades de transporte sostenible menos contaminantes y muy eficientes. 

Coche eléctrico

El coche eléctrico resulta clave en la electrificación del transporte para la transformación necesaria del sector, además de ofrecer una serie de ventajas como un coste de mantenimiento inferior o la posibilidad de acceder a zonas y aparcamientos restringidos a los coches más contaminantes. 

Si hablamos de eficiencia energética, el uso del coche compartido es preferible al del uso individual, tal y como hemos avanzado en la pirámide del transporte. Con una ocupación de 3 o más pasajeros su consumo se acerca al de los modos de transporte colectivos térmicos. 

Autobús urbano

Por último, el autobús urbano alimentado por combustibles fósiles es menos eficiente si lo comparamos con medios de desplazamiento electrificados, aunque es preferible a medios de transporte individuales que no utilicen fuentes de energías renovables.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Movilidad eléctrica