Luz

¿Cuánta luz consume un ventilador de techo?

El consumo de un ventilador de techo depende de factores tales como el tamaño de sus aspas, la velocidad de rotación y la potencia de su motor, entre otros. Independientemente de estas cuestiones, estos elementos que mejoran el confort interior de tu vivienda han experimentado una evolución estética, pero también tecnológica en los últimos años.

Tanto es así, que en la actualidad pueden aprovecharse tanto en verano como en invierno, en este último caso para ahorrar con tu sistema de calefacción, aunque pueda sorprenderte.

En este artículo vamos a aproximarnos a este tipo de aparatos incidiendo en cuánta luz consume un ventilador de techo.

Factores que determinan el consumo de un ventilador de techo

Como ocurre con cualquier otro electrodoméstico, el consumo de un ventilador de techo no solo depende de la potencia del aparato, sino de otros factores entre los que destacan los que vamos a indicar seguidamente.

Cantidad de aspas

Generalmente, los modelos con menos aspas suelen ser más apropiados para espacios grandes que requieren de una mayor fuerza para mover el aire de la estancia.

Por su parte, los diseños con más aspas ayudan a refrescar eficazmente espacios más pequeños.

Diámetro del aparato

Los ventiladores de techo con un diámetro importante suelen ofrecer un mayor rendimiento al poder ser utilizados a velocidades más bajas, reduciendo su consumo.

Lo anterior hace que sean aconsejables incluso en espacios pequeños, pero debes tener en cuenta que a mayor diámetro de las aspas, más potencia va a necesitar para funcionar.

Altura de la instalación

De acuerdo a la información que transmiten los expertos, por razones de seguridad y de mejora del rendimiento del ventilador de techo, se recomienda instalarlo con una altura máxima, entre el suelo y las aspas, de 2,7 metros y mínima de 2,3 metros.

Si los techos son muy bajos, puedes valorar instalarlo fijando el cuerpo al embellecedor sin usar la tija de extensión. De todas formas, consúltalo con el fabricante o busca asesoramiento profesional.

Potencia del motor

En todos los sistemas de climatización, y los ventiladores de techo no son una excepción, el correcto cálculo de la potencia que necesitas para tus espacios es uno de los elementos clave a considerar. La razón es completamente lógica: a mayor potencia, mayor gasto.

La potencia se refiere en este caso a la capacidad del ventilador de mover las aspas, es decir, la velocidad de rotación.

En este sentido, en una oficina o en un dormitorio se recomiendan valores entre 50 rpm (revoluciones por minuto) y 100 rpm, mientras que en cocinas, negocios y lugares que necesiten un mayor movimiento de aire los valores pueden situarse entre 200 y 300 rpm.

Tipo de ventilador

El tipo de ventilador de techo también influye en el consumo. Los modelos DC, que funcionan con corriente continua, son más modernos y más eficientes y pueden operar a velocidades más bajas que los tradicionales, que funcionan con corriente alterna.

Aunque un dato importante que debes valorar es que suelen ser modelos más caros y que necesitan un convertidor para poder funcionar adecuadamente con la corriente que tienes en tu vivienda.

Modo de uso

Este factor es común a cualquier electrodoméstico. Si usas tu ventilador de techo a máxima potencia, vas a consumir más luz que si lo haces funcionar en un programa ECO por ejemplo.

Para ayudarte, existen modelos programables que pueden, incluso, incorporarse a un sistema de domótica que te permita gestionar tus electrodomésticos a distancia y planificar tipos de encendidos y apagados.

Funciones y etiqueta energética

Las funciones con las que cuenta un ventilador de techo también pueden impactar en su consumo, más aún cuando algunos modelos pueden ser utilizados como luminarias.

Nuestro consejo es que analices exactamente qué necesitas y el lugar en el que lo vas a instalar y que elijas siempre aparatos con una etiqueta de eficiencia energética lo más próxima posible a la letra A.

Tarifa de luz que tengas contratada

La tarifa de luz determina el precio de la energía que puede ser fijo o encontrarse supeditado a ciertas franjas horarias como ocurre en la tarifa regulada de luz.

De modo que si necesitas saber a cuánto equivale el consumo de un ventilador de techo en euros, la tarifa es un elemento que entra en la ecuación.

Consumo de un ventilador de techo

Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético

Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

¿Cuánto consume un ventilador de techo en 8 horas?

Si quieres saber cuál es el consumo de un ventilador de techo durante 8 horas puedes utilizar la siguiente fórmula:

Potencia del ventilador de techo (expresada en vatios) X tiempo de utilización (expresado en horas) = consumo (expresado en vatios horas)

Los ventiladores de techo suelen contar con una potencia que oscila entre 30 vatios (W) y 100 W cuando se utilizan en su máximo potencial por lo que el consumo no es muy elevado, encontrándose si aplicamos la fórmula que acabamos de ver, entre 240 W y 800 W.

En el caso de que quieras saber cuál es el consumo en euros de tu ventilador de techo según tu uso no tienes más que pasar el resultado que acabas de obtener a kilovatios (que es la unidad que utiliza normalmente tu suministradora de luz).

Para ello, multiplica el resultado por 1.000, y a continuación vuelve a multiplicarlo, esta vez, por el precio del kWh de tu tarifa de luz.

Ventilador o aire acondicionado: ¿qué gasta más?

Si te preguntas qué consume más, el aire acondicionado o el ventilador de techo, el primero gasta más electricidad, sin embargo, se trata de un dato que debes relativizar, ya que su funcionamiento y objetivos son diferentes.

Mientras el aire acondicionado enfría el aire bajando los grados en el interior de tus espacios, el ventilador de techo lo mueve reduciendo la sensación térmica.

Algo que puedes considerar es combinarlos en las épocas más calurosas, algo que te permite reducir el consumo de tu sistema de refrigeración si lo sustituyes por la acción del ventilador por las noches, por ejemplo.

Por otro lado, un ventilador puede ayudarte a ahorrar energía en tu casa o negocio aumentando el rendimiento de tus sistemas de climatización de la siguiente manera:

  • Ahorro de luz con tu aire acondicionado. La acción del ventilador de techo hace bajar el aire caliente aumentando, así, el rendimiento de tus aparatos de refrigeración y logrando una temperatura ideal más homogénea.
  • Ahorro de luz con tu sistema de calefacción. Los ventiladores que cuentan con función inversa permiten hacer funcionar sus aspas al contrario. Este modo de funcionamiento permite eliminar la estratificación del aire caliente mejorando el resultado de tu calefacción.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el