Luz

Ahorro energético en empresas, claves para consumir menos electricidad

El ahorro energético en empresas se enfoca en la consecución de 2 objetivos centrales. Por un lado, la disminución de la factura eléctrica, y por el otro, la implementación de medidas en consonancia con los objetivos europeos que se deben alcanzar para potenciar la transición energética. 

Instalar puertas automáticas, ajustar el margen de encendido y apagado de la iluminación, optimizar la ocupación de las instalaciones o invertir en instalaciones de autoconsumo fotovoltaico son algunas de las medidas que puedes poner en práctica. 

Por sus importantes implicaciones, en el siguiente artículo vamos a compartir contigo estas y otras claves para consumir menos electricidad en tu organización, dado que te pueden ayudar a paliar el impacto económico de la crisis energética.

¿Qué es el ahorro energético?

El ahorro energético comprende una serie de medidas generales que permiten realizar un uso más sostenible y eficiente de la energía, enfocado en reducir el consumo de recursos para obtener los mismos resultados. 

Algunos de los efectos directos de estas acciones son la disminución de la factura energética, el cuidado del medioambiente y el aumento de la competitividad en todos los sectores. 

Las medidas de ahorro energético suponen uno de los pilares de la transición energética hacia una economía más sostenible en la que no se realice un uso indiscriminado, sino racional de la electricidad. Este proceso a su vez debe ser capaz de garantizar el progreso y bienestar social. 

En lo que respecta a las medidas concretas de ahorro energético en empresas como por ejemplo invertir en instalaciones de autoconsumo o desarrollar una cultura empresarial del ahorro, su participación y puesta en marcha se muestra clave para alcanzar los objetivos marcados en el Pacto Verde Europeo

Ese evento establece una hoja de ruta para transformar la economía con la intención, entre otros objetivos, de luchar contra el cambio climático.

Ahorro energético en empresas

Medidas de ahorro energético para empresas

Ante los graves efectos de la crisis energética, el Gobierno instauró una serie de medidas destinadas a paliar sus efectos y a disminuir la dependencia energética del gas natural. 

Estas disposiciones se materializaron mediante el Real Decreto-ley 14/2022 y seguirán activas, en principio, hasta el 1 de noviembre de 2023 sobre los edificios y locales supeditados a obligaciones de temperatura en el marco del RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios).

Este documento recoge 4 medidas para disminuir los costes energéticos

  1. Limitación de la calefacción a 19 ºC y de la refrigeración a 27 ºC con la justificación de que cada grado de más o de menos que se programa puede suponer un incremento del 7 % en el consumo.
  2. Obligación, bajo determinadas circunstancias, de instalar cierres automáticos de puertas, incluso en el caso de las fuentes de energía renovables que anteriormente estaban exentas. 
  3. Incorporación de carteles informativos visibles al público sobre las condiciones de temperatura y humedad de los espacios, así como sobre las medidas de ahorro energético instauradas.
  4. Adelanto de las inspecciones energéticas anteriores al 1 de enero 2021, de tal manera que al final del año 2022 todos los edificios susceptibles de pasarlas hubieran cumplido el trámite. 

7 claves para consumir menos electricidad en las empresas

Como complemento de las medidas oficiales que acabamos de exponer, toma nota de las siguientes 7 claves para consumir menos electricidad en tu empresa y poder así ahorrar en la factura de la luz.

Establece un plan de ahorro energético 

Antes de realizar cualquier tipo de modificación en la gestión de la energía de tu empresa, te recomendamos realizar un plan de ahorro energético adaptado a las necesidades de tu proyecto. 

A medida que se vaya avanzando en su implementación, es preciso que vayas realizando una comunicación detallada y a nivel corporativo sobre las medidas que se están poniendo en marcha. De esta manera, aumentarás la concienciación y sensibilización sobre las ventajas del proyecto entre tus empleados e impulsarás la creación de una cultura del ahorro común. 

Participa en compras de energía colectivas

Se trata de proyectos destinados a conseguir mejores condiciones para los consumidores de electricidad a los que te puedes apuntar sin compromiso y de manera gratuita. 

Una entidad especializada como puede ser la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) negocia con la compañía y si se llega a un acuerdo, puedes adherirte a él o rechazarlo. 

Opta por una iluminación de bajo consumo

Sustituye tus tubos fluorescentes y el alumbrado tradicional de tu negocio o espacio de trabajo por una iluminación LED con un alto índice cromático que ofrece una luz natural sin distorsiones más barata, muy cómoda e idónea para trabajar.

Programa los sistemas de climatización

Contar con un sistema centralizado de gestión de la energía, como puede ser la domótica, que permite la programación a medida, facilita que elimines usos de energía superfluos y consigas un consumo más eficiente.

Optimiza la ocupación de las instalaciones

La digitalización que se está llevando a cabo en la sociedad de la información en la que estamos inmersos, te permite, gracias a la tecnología, recurrir al teletrabajo para algunos de los puestos de tu organización. 

Esto te brinda la posibilidad de optimizar la ocupación de tus instalaciones, algo que, dependiendo de tu sector de actividad, puede suponer un ahorro eléctrico considerable.

Ajusta los horarios de encendido y apagado de las instalaciones

Reduce los horarios de encendido de escaparates, vitrinas y carteles por la noche aprovechando al máximo la luz natural. 

En el mismo orden de cosas, acomoda los horarios al cambio de estación. 

Valora invertir en instalaciones de autoconsumo

Las instalaciones de autoconsumo eléctrico pueden ayudarte a minimizar considerablemente la factura de la luz. 

Del mismo modo, puedes convertirte en una comunidad energética o bien, si no dispones del espacio, unirte a una.

Estas medidas que acabamos de comentar pueden, de igual modo, suponer un ahorro de energía en empresas de servicios como industriales. 

Beneficios de implementar medidas de ahorro energético en las empresas

Implementando medidas para el ahorro energético las empresas pueden beneficiarse, además del ahorro en la factura de la luz, de otras ventajas como las que enumeramos seguidamente: 

  • Mejora la imagen de la empresa. 
  • Favorece la captación de inversores.
  • Aumenta la atracción del talento. 
  • Mejora las relaciones con proveedores y consumidores.
  • Aumenta la competitividad al reducir costes
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el