¿Cómo calentar el agua de una piscina con placas solares?

Las placas solares para calentar el agua de la piscina te permiten disfrutar y alargar la temporada de baño de forma sostenible. La radiación del sol es una fuente de energía renovable que puede ser transformada en electricidad en instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, pero que también puede servir para calentar tu jacuzzi o tu piscina.

Si quieres saber cómo puedes calentar el agua de una piscina con placas solares, este artículo te interesa. Vamos a explicártelo, además de responder a cuestiones importantes como la rentabilidad del proceso.

¿Sirven las placas solares para calentar piscinas?

Sí, las placas solares sirven para calentar piscinas y para ello existen 2 opciones:

  1. Calentarla con una instalación solar térmica de manera directa.
  2. Calentarla de manera indirecta con una instalación fotovoltaica que abastezca un sistema de calefacción eléctrica que a su vez caliente el agua.

Asimismo, este sistema puede alimentar todos los mecanismos que necesita este espacio para su correcto mantenimiento como la bomba o la depuradora de la piscina, que según su caudal, su potencia y su velocidad de filtración puede suponer un consumo considerable.

Si quieres aprovechar una instalación de autoconsumo existente, esta segunda posibilidad es una opción, aunque resulta menos eficiente que optar por calentadores solares especiales para piscinas.

Ten en cuenta que a diferencia de las instalaciones fotovoltaicas que producen electricidad, los paneles solares térmicos generan calor gracias al aprovechamiento de la radiación del sol. Esta energía, también recibe el nombre de termosolar.

Una tercera posibilidad, es combinar las placas solares con otros sistemas.

En el mercado vas a encontrar múltiples modelos solares que funcionan de manera conjunta con calentadores que utilizan otras fuentes de energía, ayudando a reducir la demanda de recursos y reduciendo tus facturas energéticas.

Placas solares agua caliente

Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético

Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

¿Son rentables las placas solares para calentar agua?

En la medida en que las placas solares térmicas proporcionan calor con una fuente de energía renovable y gratuita, la rentabilidad está asegurada una vez se rentabiliza la instalación.

Piensa que el agua caliente que obtengas será gratis, frente al elevado coste que puede suponer calentar el agua de las piscinas por otros medios como mediante resistencias, sobre todo, si hablamos de piscinas con bastante caudal.

Además, cuando la instalación se ha realizado de manera correcta, el mantenimiento de este tipo de paneles es mínimo.

En cualquier caso, es importante que prestes especial atención al dimensionamiento que necesitas para ser eficiente, como ocurre con otros tipos de sistemas térmicos, así como a los siguientes factores que afectan a su rendimiento:

  • Caudal de la piscina.
  • Localización geográfica de la vivienda.
  • Ubicación y orientación de los paneles.
  • Frecuencia de uso.
  • Temperatura objetivo del agua.

¿Cómo climatizar la piscina con placas solares?

Para climatizar la piscina con placas solares es recomendable contar con una empresa especializada. Ten presente que la inversión es considerable y es preciso que todo esté correctamente instalado para disfrutar del máximo rendimiento.

Si tu piscina es pequeña puede que sea suficiente con un kit solar y, dependiendo del tipo de instalación puede ser necesaria la intervención de un fontanero de manera que estés seguro de que tu instalación cumple con el Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE).

El funcionamiento de las placas solares para calentar el agua de tu piscina es muy sencillo:

  • La bomba de la piscina impulsa el agua hacia los termopaneles.
  • El agua fría se introduce por la parte de abajo de los paneles y se va calentando a medida que pasa por los canales que componen las placas solares.
  • El circuito envía el agua caliente a la parte superior del panel hasta que llega a la tubería de retorno de la piscina.

Este proceso de circuito cerrado sigue repitiéndose hasta que alcanza la temperatura objetivo para el agua.

¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de luz o gas?

¿Cómo se instalan las placas solares para agua caliente?

Al igual que ocurre con los paneles fotovoltaicos, las placas solares para agua caliente pueden instalarse de manera individual, para pequeñas necesidades, o bien crear un circuito conectado.

En este último caso, ten en cuenta que el diseño hidráulico debe tener un retorno lo más corto posible. Esta es la mejor manera de reducir las pérdidas de calor.

Por otro lado, si vas a instalar varios paneles en fila, los expertos recomiendan que no se superen los 12 elementos. Si necesitas más, puedes realizar filas dobles siempre que las líneas de retorno se interconecten en el punto más alto del sistema.

Otros sistemas para calentar el agua de una piscina

Además de las placas solares térmicas, puedes calentar el agua de tu piscina con otros métodos como:

  • Aerotermia. Utilizando una bomba de calor aire-agua puedes extraer la temperatura del aire y transferirla a la piscina. Es un sistema muy eficiente que puede ofrecerte, igualmente, calefacción, refrigeración y ACS. La parte eléctrica que necesita este sistema para su funcionamiento, también puede ser alimentada por paneles solares, en este caso fotovoltaicos.
  • Calefacción eléctrica mediante resistencias. Es recomendable únicamente para jacuzzis o pequeñas piscinas puesto que su consumo es elevado.
  • Intercambiador de calor. Se trata de sistemas que se conectan a una caldera o calefacción central y utilizan su calor para ir calentando el agua de la piscina que circula por ellos.

Por último, nos gustaría señalar que existe una alternativa a las placas solares basada en cúpulas solares que se basan en el mismo funcionamiento de los paneles solares:

  1. El agua fría de la piscina es llevada hasta la cúpula desde el grupo de filtración. El caudal del agua puede ajustarse a tus necesidades.
  2. El agua se calienta mediante efecto invernadero.
  3. El agua, esta vez caliente, pasa de nuevo a la piscina por el tubo de expulsión.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el