Qué es la domótica y cómo funciona: ¿ayuda a ahorrar luz?

Puede que te preguntes qué es la domótica o que hayas oído hablar de ella sin saber realmente en qué consiste o qué puede aportar a tu vivienda o negocio. Este sistema de automatización del comportamiento de los electrodomésticos y sistemas eléctricos refuerza la seguridad de tu hogar, aumenta el confort e impulsa el ahorro energético. 

Los sistemas de domótica resultan ser los grandes aliados en la transición energética hacia soluciones que impulsan la sostenibilidad y se muestran, a su vez, más respetuosas con el medioambiente.

En este artículo vamos a centrarnos en cómo domotizar una casa para lo que vamos a abordar qué es la domótica y cómo funciona en ese espacio en concreto.

¿Qué es la domótica?

La domótica es un sistema de automatización digital de espacios que permite controlar, desde el interior o exterior de los mismos, diferentes equipos con capacidad de comunicarse entre sí y dar instrucciones enfocadas a responder a las necesidades del usuario.

Esta automatización facilita la gestión y personalización de aspectos tan importantes como la iluminación, la climatización o la comunicación.

Gracias a la domótica, que proviene de la unión de domus (casa en latín) y tica (del griego autónomo), puedes mejorar tu calidad de vida e impulsar el ahorro energético adaptando tu consumo de recursos a tus necesidades exactas.

Por sus muchas bondades, presenta una analogía doméstica o profesional con las llamadas ciudades inteligentes o smart cities, ciudades con infraestructuras y servicios interconectados.

Qué es la domótica

¿Cómo funciona la domótica en casa?

La domótica en casa incorpora un sistema de control para cada una de las redes del hogar estableciendo una comunicación recíproca entre el sistema domótico y el usuario.

Así las cosas, cada dispositivo o sistema conectado envía y recibe información al sistema y al usuario.

La comunicación, ya sea por cable o inalámbrica, puede llevarse a cabo a través de un panel fijo en la vivienda, una aplicación móvil o por medio de altavoces inteligentes con reconocimiento de voz.

Una casa inteligente puede contar con varios tipos de circuitos que conforman la arquitectura domótica y que pueden combinarse para crear una instalación mixta:

  1. Centralizada. Un único panel sirve para controlar todo el sistema.
  2. Descentralizada. Varios controladores se enlazan entre sí.
  3. Distribuida. El sistema de domótica conecta directamente con cada una de las redes o sistemas conectados sin controladores.

Poco a poco, se van integrando soluciones más innovadoras de inteligencia artificial que recomiendan proactivamente pautas de funcionamiento al usuario para lograr una mayor eficiencia y, por lo tanto, un mayor ahorro energético.

¿Qué se puede domotizar en una casa?

Actualmente, se puede domotizar prácticamente todo tipo de electrodomésticos, dispositivos electrónicos o sistemas de una vivienda.

Incluso si ellos no ofrecen directamente esa posibilidad, se pueden conectar a través de un enchufe inteligente a la señal de internet e incluirlos así en el sistema de domótica. 

Te enumeramos, a continuación, algunos de los elementos que pueden domotizarse en una casa y ser controlados mediante un panel centralizado, un televisor inteligente o una aplicación móvil:

  • Iluminación.
  • Mecanismos de toldos y persianas.
  • Climatización.
  • Riego.
  • Sistemas de seguridad que incluyen cámaras y/o alarmas.
  • Reproductores de vídeo y audio.
  • Dispositivos de comunicación.

Ventajas de la domótica en una casa inteligente

Las ventajas de un sistema de domótica en una vivienda se traducen en importantes beneficios entre los que destacamos:

  • Mejora de la gestión energética. Los sistemas de domótica te permiten zonificar tu vivienda, es decir, adaptar la climatización por zonas en función de tus necesidades. Por otro lado, permite establecer patrones de funcionamiento para todos los dispositivos conectados.
  • Aumento del confort. Centralizar la gestión de tus electrodomésticos y sistemas de climatización supone que esta se simplifica. Sumado a ello, el control remoto permite que supervises el correcto funcionamiento de tu vivienda, programes encendidos y apagados, etc.
  • Incremento de la seguridad. Esto se logra gracias a la domotización de tus dispositivos de detección de incendios, de fugas de gas o de agua, así como de tus sistemas de alarma.
  • Mayor accesibilidad. Las personas con alguna discapacidad, al disponer de una vivienda inteligente, pueden controlar todos los aspectos de su hogar, además de contar con la posibilidad de incorporar servicios de teleasistencia.
  • Gran comodidad. Al utilizar internet para conectar todos los dispositivos, el sistema de domótica se puede gestionar desde el interior, pero también desde el exterior siempre que exista acceso a una conexión.

Domótica y ahorro eléctrico

Tanto en una vivienda como en un negocio, la domótica va unida a la eficiencia energética en la medida en que permite ajustar el consumo a las necesidades precisas de los usuarios.

En este sentido, proporciona diferentes funcionalidades que posibilitan monitorizar el consumo de energía, supervisar el desarrollo de los dispositivos, programar diferentes escenarios de funcionamiento y detectar funcionamientos inadecuados de los equipos de la vivienda. 

Gracias a los recursos que te proporciona la domótica puedes aumentar el ahorro de combustibles, electricidad y agua.

Concretamente, en lo que concierne al ahorro eléctrico las posibilidades son muchas: 

  1. Monitoreo de la climatización. Si tu calefacción o sistema de refrigeración funcionan con electricidad, puedes incorporarlos a tu sistema de domótica y verificar el consumo. Asimismo, puedes hacer una zonificación para adaptar el gasto a tus necesidades o bien establecer umbrales de consumo de energía.
  2. Supervisión del correcto desempeño de los electrodomésticos. La monitorización te permite detectar si algún aparato no está funcionando correctamente e incluso identificar posibles vampiros eléctricos que estén consumiendo energía sin cumplir con una funcionalidad.
  3. Personalización de la iluminación. La domótica te ayuda a ahorrar luz activando la iluminación por zonas, así como la regulación de la intensidad con base en las necesidades de cada momento. De la misma manera, puedes activar o desactivar sensores de movimiento para optimizar el uso de tus luminarias en zonas de paso o jardines.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el