Luz

¿Qué es el Batch cooking y cómo ahorrar luz practicándolo?

El Batch cooking te permite comer de manera equilibrada y sabrosa sin pasar  mucho tiempo en la cocina mientras, además, ahorras luz. Esta técnica de cocina es perfectamente compatible con una vida personal y profesional ajetreada. El secreto está en la planificación y la creatividad.

En realidad, aunque parezca revolucionario por su nombre, este modo de planificar las recetas de la semana está basado en la manera de cocinar de nuestros antecesores.

Si quieres descubrir qué puede ofrecerte el batch cooking, te encuentras en el lugar adecuado. Vamos a hablarte de qué es y cómo puedes ahorrar luz practicándolo.

¿Qué es el Batch cooking?

El Batch cooking es una técnica de cocina que se basa en planificar las comidas de la semana por adelantado buscando, además, seguir una alimentación saludable y equilibrada.

El secreto del batch cooking es la organización que te permite prever una suerte de agenda culinaria para cada día de la semana.

Gracias a este método planeas mucho mejor tus compras y aprovechas el tiempo, los alimentos y la energía que utilizas para elaborar tus recetas. Al racionalizar tus menús, es más sencillo ir incorporando nuevas recetas originales y ricas en nutrientes.

Qué es el Batch cooking
¿Necesitas ayuda para contratar o cambiar de compañía de luz?

Tipos de Batch cooking

Existen 2 tipos de batch cooking que pueden interesarte y que se acomodan según sea tu ritmo de vida. 

Total

Se trata de dejar preparadas todas las recetas de la semana, organizadas incluso por raciones en recipientes que pueden, incluso, estar listos para llevar y calentar.

Esta planificación resulta perfecta si eres una persona cuyo tiempo entre semana es limitado y deseas evitar comer fuera de manera habitual.

En el caso de que desees cuidarte o debas seguir una dieta, el batch cooking total te asegura una alimentación equilibrada y libre de tentaciones.

Parcial

Como su nombre indica, en este caso puedes dejar preparado algún menú o parte de un menú, aparcando otros alimentos como carnes a la plancha sin hacer, aunque previstos en tu planificación.

Por ejemplo, puedes dejar hervidos algo de arroz, pasta y unas patatas. Así puedes preparar rápidamente ensaladas con esas bases, o bien mezclarlo con alguna salsa como pesto o boloñesa.

Si dejas verduras hervidas o salteadas, o bien un guiso de carne, también puedes combinarlos con cereales como arroz, avena, quinoa, trigo o maíz.

En definitiva, el batch cooking parcial te permite crear un plato completo y equilibrado en muy pocos minutos habiendo dejado cocinada la parte que más tiempo lleva en una receta.

¿Cómo empezar con el Batch cooking?

Dado que esta técnica de cocina se basa en la planificación, iniciarte en ella requiere de seguir algunas pautas que vamos a compartir contigo:

  • Comienza haciendo una lista de los alimentos que deseas incluir en tus menús y organízalos por tipo de alimento. Esto te permite crear recetas equilibradas que cuenten con los nutrientes necesarios para una alimentación saludable.
  • Apunta las recetas que realizas con frecuencia y las que te gustaría introducir en tu dieta. Una de las claves del éxito del batch cooking es que los menús sean ricos y variados para que no te canses de comer siempre lo mismo.
  • Prepara el calendario semanal marcando los menús de cada día y las raciones que vas a necesitas preparar de cada receta, así puedes confeccionar una lista de la compra que se ciña exactamente a tus necesidades. Esto, además, te ayuda a gestionar mejor tu presupuesto.

Estas recomendaciones son meramente orientativas porque una vez que empieces a probarlo, poco a poco vas a ir perfeccionando tu organización según tus hábitos.

Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

3 consejos imprescindibles para ahorrar luz con el Batch cooking

Esta técnica de cocina y el ahorro energético van juntos de la mano. Te lo demostramos en los siguientes apartados.

Organiza tus alimentos con base en tus recetas

Dispón todos los alimentos a la vista y comienza con los preparativos.

Verifica si debes marinar alguna carne o pescado con soja, hierbas o cítricos, que es lo primero de lo que debes ocuparte, y lava, pela y corta la verdura que vayas a utilizar.

Pon a calentar el agua si vas a hervir cereales, verduras o huevos. Mientras tanto puedes ir preparando alguna salsa en una sartén o aprovechar para saltear algún tipo de carne.

En el horno puedes preparar unas patatas, boniatos, alcachofas o lo que te apetezca según tu gusto, y aprovechar el calor para preparar alguna empanada hojaldrada o algún bizcocho para tus desayunos. Así aprovechas el calor residual entre una receta y otra.

Prepara tus ensaladas en botes de cristal de boca ancha por estratos donde los más húmedos deben quedar en la base para que dure varios días en la nevera.

Para que lo veas de forma visual, siguiendo esta recomendación en una ensalada verde de lentejas quedaría la vinagreta en la base, luego las lentejas, a continuación los tomates, la lechuga, los germinados y las semillas. Puedes añadir queso, pasas, frutas, etc. para conformar un plato único frío.

Gracias a guardar las ensaladas de esta manera, puedes transportarlas fácilmente y cuando quieras disfrutarlas, lo único que debes hacer es servirlas.

Aprovecha tus fuentes de energía

Para ahorrar con el horno, aprovecha el calor para preparar diferentes platos sin tener que precalentarlo en cada ocasión.

Por otro lado, puedes aprovechar la energía si estás hirviendo pasta, para cocinar verduras o pescados al vapor.

Una de las recomendaciones de las personas que practican batch cooking es que aproveches la capacidad de tus ollas y sartenes para cocinar en grandes cantidades que luego puedes congelar o utilizar para varias recetas.

Ni qué decir tiene que los táperes son grandes aliados del batch cooking pues te permiten conservar tus menús con las raciones exactas que necesitas.

Cocina cuando tu tarifa de luz sea más ventajosa

Prepara tu menú semanal el fin de semana si tienes contratada la tarifa regulada de la luz o en la franja horaria con el precio más bajo de tu tarifa de luz.

De esta manera, el uso de tus electrodomésticos –cocina, lavavajillas, etc.– se concentra principalmente en las horas más económicas ayudándote a ahorrar luz en casa.

Ventajas del Batch cooking

A estas alturas del artículo, ya has podido comprobar las muchas ventajas que te ofrece el Batch cooking.

A modo de conclusión, te resumimos una pequeña lista con lo que puedes ganar si te pasas a esta manera de cocinar:

  • Mantener fácilmente una dieta saludable y equilibrada.
  • Ahorrar tiempo en la cocina entre semana.
  • Optimizar tus compras y hacerlas en un solo día al planificar de antemano los menús de la semana.
  • Evitar desperdiciar comida.
  • Ahorrar energía al concentrar todas las preparaciones en un horario más económico y al aprovechar una elaboración para varias recetas.
  • Ser más creativo gracias a que vas a dedicar un tiempo preciso para cocinar y te va a dar menos pereza preparar platos más elaborados.
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el