Placas solares flexibles: qué son, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas

Las placas solares flexibles son soluciones alternativas a las placas convencionales que destacan por su gran adaptabilidad. Te permiten generar tu propia electricidad si no dispones de demasiado espacio o incluso transportar una pequeña instalación de autoconsumo allá donde lo necesites.

Si bien es cierto que frente a los paneles solares tradicionales son menos eficientes, cuentan con otras ventajas como que son más ligeras y fáciles de instalar. Lo anterior las convierte en excelentes opciones para vehículos y embarcaciones de todo tipo.

Si aún no sabes qué son las placas solares flexibles, o si quieres saber más sobre ellas, en este artículo te vamos a hablar de cómo funcionan y de qué ventajas pueden ofrecerte.

¿Qué son las placas solares flexibles?

Las placas solares flexibles son paneles diseñados para captar la radiación solar y convertirla en electricidad con el rasgo distintivo de poder doblarse sin romperse permitiendo, de esta forma, alcanzar diferentes grados de curvatura.

Esta especial diferencia les facilita la adaptación a la mayoría de superficies. A ello también ayuda que sean muy ligeros, que también influye en una instalación y transporte más sencillos si fuera necesario.

Por estas razones son una buena solución para instalarlos en furgonetas, caravanas, embarcaciones y en prácticamente cualquier superficie.

Placas solares flexibles

Tipos de placas solares flexibles

Los paneles solares flexibles pueden ser de distintos tipos teniendo en cuenta para su clasificación.

Así, si seguimos un criterio de flexibilidad encontramos que pueden ser:

  • Semirrígidos. Cuentan con cierta flexibilidad que permite doblarlos.
  • Totalmente flexibles. Se da en las placas con base de tela que pueden enrollarse completamente y ocupan muy poco espacio a la hora de ser transportadas. 

Si la clasificación se hace atendiendo a las células que lo componen, entonces pueden ser:

  • Monocristalinas. Son las que confieren un mayor rendimiento al panel.
  • Policristalinas.  

¿Cómo funcionan los paneles solares flexibles?

El funcionamiento de los paneles solares flexibles es similar al de los rígidos.

Los fotones de la radiación solar chocan con el panel activando el movimiento de los electrones que se activan y comienzan a moverse creando una corriente eléctrica.

Las células fotovoltaicas al estar conectadas entre sí van transmitiendo esa corriente llevándola hasta un inversor solar.

Este elemento es necesario para convertir la corriente continua generada por los paneles en corriente alterna para alimentar los equipamientos eléctricos, además de optimizar el uso de la energía generada.

Diferencias entre un panel solar flexible y uno tradicional

Aunque su funcionamiento es idéntico, los paneles solares flexibles y los tradicionales se diferencian en los siguientes aspectos:

  • Tipo de estructura. Los paneles tradicionales cuentan, generalmente, con células fotovoltaicas encapsuladas entre 2 vidrios y engarzadas en un marco protector, precisamente para evitar que las células solares se doblen porque se romperían. En cambio la naturaleza de los paneles flexibles no necesita esa protección.
  • Flexibilidad. Los paneles solares flexibles se basan en la tecnología de película fina, es decir, que cuentan con células solares mucho más finas que la de los paneles tradicionales que pueden doblarse sin riesgo a microrroturas.
  • Eficiencia. Los elementos flexibles no son idóneos para colocar en una vivienda o empresa porque su eficiencia energética es mucho menor que la de los convencionales.
  • Peso. Otro rasgo diferencial es que el panel rígido pesa unos 20 kg, mientras que uno flexible ronda los 5 kg. De ahí que sean una buena alternativa para tejados viejos que no soportan mucho peso, por ejemplo.
  • Durabilidad. La vida útil de los paneles rígidos es mayor que la de los flexibles, ya que están mucho más protegidos gracias al marco y las capas que encapsulan las células fotovoltaicas, como hemos visto.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar paneles solares flexibles?

Además de factores como la potencia y la eficiencia, que es necesario valorar en todo tipo de placas solares, en lo que respecta a las placas solares flexibles es importante que tengas en cuenta el lugar en el que las vas a instalar prestando especial atención a los siguientes aspectos:

  • Analiza el ángulo de curvatura que necesitas para adaptar la placa a la superficie en la que la quieres colocar. No todos los paneles ofrecen la misma flexibilidad.
  • Verifica que el sistema de fijación de la placa permita adaptarla al lugar en el que la quieres instalar.
  • Comprueba el certificado de resistencia del panel solar flexible que hayas elegido para comprobar que ofrezcan la resistencia necesaria a inclemencias del tiempo como rachas de viento, granizo, nieve, etc.

Ventajas de las placas solares flexibles

La mayor ventaja que ofrecen los paneles solares flexibles es que puedes generar tu propia electricidad limpia colocándolos en prácticamente cualquier superficie por su alto nivel de adaptabilidad.

Pero esta no es la única ventaja a su favor. Además, ofrecen otros puntos ventajosos que hemos recopilado en la siguiente lista:

  • Proporcionan una gran libertad creativa puesto que no dependen de la orientación del tejado.
  • Su instalación es sencilla, no necesita obras y se pueden colocar en cualquier lugar como toldos, en techos de caravanas u otros vehículos, veleros, etc.
  • Proporcionan un sistema de autoconsumo fotovoltaico para edificios y construcciones que no disponen de espacio suficiente para una instalación tradicional, o bien que no pueden soportar cargas de peso suplementarias.   
  • Son resistentes a condiciones meteorológicas extremas por sus altos grados de protección a pesar de ser más ligeras.

Principales usos de los paneles solares flexibles

Por su gran adaptabilidad, los paneles solares flexibles tienen mucho éxito en todo tipo de vehículos, tal y como te hemos avanzado.

Así las cosas es común verlos formando parte de las instalaciones de autocaravanas, furgonetas camperizadas, barcos, etc.

Esto se explica no solo por su flexibilidad y adaptabilidad, sino porque que no afectan a la aerodinámica del vehículo por el poco peso que añaden y el poco espacio que ocupan.

De igual modo, se ha probado su eficacia durante décadas bajo condiciones extremas y en localizaciones como satélites, campamentos de investigación científica o en aplicaciones militares.

Al poder transportarse de manera sencilla, las placas solares flexibles te permiten generar tu propia energía renovable si vas de viaje o cargar pequeñas baterías para tus dispositivos electrónicos.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el