Luz

Tipos de conmutadores: 3 criterios de selección para acertar

Acertar a la hora de elegir entre los tipos de conmutadores que existen en el mercado puede ser una tarea titánica si no estás familiarizado con estos elementos y su clasificación, y es que, a menudo se confunden con los interruptores porque pueden asumir las mismas funciones.

Sin embargo, en el día a día los conmutadores te ofrecen opciones mucho más estratégicas en la gestión de la electricidad en tu vivienda o negocio. 

En este artículo te hablamos sobre los tipos de conmutadores eléctricos, además de compartir contigo los 3 criterios esenciales para que elijas el conmutador que necesitas.

Conmutadores eléctricos básicos: consideraciones previas

El conmutador de luz es un tipo de dispositivo eléctrico que permite controlar un mismo punto de luz desde dos localizaciones distintas. Se trata de uno de los mecanismos de mando que puedes instalar en tu vivienda o negocio además de los cruzamientos y de los interruptores. 

El conmutador puede actuar como interruptor pero no se da el caso contrario, ya que el primero consta de 3 cables a diferencia del segundo que solo tiene 2. 

Puedes encontrar un conmutador en el pasillo, por ejemplo, para poder encender o apagar la luz desde cada extremo o en pequeñas habitaciones de tal modo que puedas gestionar la iluminación desde la cama o desde la entrada. 

Los conmutadores pueden ser útiles para reforzar la seguridad en tus estancias. 

Si tienes una instalación de gas natural y tu caldera se encuentra en la cocina puedes instalar un conmutador que evite que utilices simultáneamente la caldera y el extractor de humos, ya que esto puede provocar que los humos entren en el interior en vez de ser expulsados.

Tipos de conmutadores

Tipos de conmutadores eléctricos básicos

Existen 2 tipos de conmutadores básicos además de un complemento de acuerdo con el modo de funcionamiento.  

Unipolar

El conmutador eléctrico unipolar tiene 2 terminales, uno de salida y uno de llegada que puede tener 2 o más conexiones. 

Dependiendo de la cantidad de conexiones del terminal de llegada te vas a encontrar ante un conmutador de 2 posiciones o si cuenta con más alternativas, estarás frente a un conmutador de multiposiciones.

Multipolar

En lo que respecta a este tipo de conmutador, cuenta con varias opciones de conexión en el terminal de salida –habitualmente ligadas entre sí para garantizar el mismo sentido de conmutación al terminal de llegada– por lo que siempre es de selección múltiple.

De cruzamiento

Si deseas que el conmutador accione dos puntos de luz distintos desde 3 puntos diferentes necesitas un cruzamiento. Es habitual que los encuentres en hoteles, por poner un ejemplo, donde se suelen instalar conmutadores dobles junto a la cama para accionar la luz general del techo y una lamparita en la mesita de noche. 

Tipos de conmutadores eléctricos según su activación

Los conmutadores también se pueden clasificar según cómo se activan y cómo gestionan la electricidad. En base a esos parámetros estaríamos ante la clasificación que abordamos seguidamente. 

Rotativo 

El conmutador rotativo se puede activar manualmente o automáticamente y suele encontrarse en aplicaciones industriales y terciarias que utilizan diferentes fuentes de energía. 

Facilitan la racionalización del consumo eléctrico con la finalidad de lograr mayor eficiencia, ya que son capaces de seleccionar zonas o grupos de cargas y adaptarlas a las exigencias del momento. 

Algunos facilitan además la discriminación entre fuentes de energía disponibles en la instalación, por lo que pueden ser aliados en el supuesto de combinación de electricidad verde con sistemas de energía renovable.  

Automático de detección de movimiento

Del mismo modo que existen enchufes que se accionan a través de un detector de movimiento, puedes instalar un conmutador eléctrico que también cuente con uno. 

La inversión inicial es mayor, no obstante son una buena solución de ahorro de energía a medio y largo plazo puesto que las luces se apagan si no hay movimiento o si pasan los minutos que hayas programado.  

Algunos conmutadores eléctricos incluso disponen de una célula fotoeléctrica que inhabilita el detector si se supera el consumo de la luz indicado por el nivel de referencia del equipo. 

Tipos de conmutadores eléctricos según sus componentes

Los conmutadores eléctricos pueden ordenarse además por el número de polos y vías que tienen. 

Antes de proseguir debemos definir estos 2 conceptos para que entiendas cómo se clasifican en base a sus componentes.

  • Los polos hacen referencia a la cantidad de circuitos que el dispositivo conmuta de manera simultánea de tal manera que dos polos gestionan dos circuitos y así sucesivamente.  

  • Las vías resultan ser los caminos o tiros que un polo puede conmutar, es decir las posiciones. 

Para que reconozcas la nomenclatura piensa que el número de polos se plasma antes de la P, y por su parte el número de tiros se sitúa delante de la letra T. Así, 2P3T es un conmutador de 2 polos y 3 vías o tiros. 

Te ponemos algunos ejemplos de las combinaciones de polos y vías con la nomenclatura que puedes encontrar en el mercado:

  • 1P1T también conocido por las siglas SPST –del inglés single pole-single throw–. 

  • 1P2T que recibe las siglas SPDT –del inglés Single pole-double throw–.

  • 2P1T conocido como conmutador DPST –Double pole-single throw en inglés– que equivale a dos DPST combinados.

  • 2P2T puedes encontrarlo por sus siglas DPDT –del inglés Double pole-double throw–.

Las combinaciones pueden ser prácticamente ilimitadas. 

3 criterios de selección de conmutadores para acertar

Los conmutadores, como has podido comprobar, son dispositivos eléctricos –también los hay electrónicos– que permiten modificar el camino que deben seguir los electrones.

Esta es la razón por la que te ofrecen muchas posibilidades interesantes tanto desde un sentido práctico como enfocado al ahorro del consumo energético. 

Antes de adquirir un conmutador debes tener claros estos 3 factores: 

  1. El objetivo: Esto es, si deseas encender y apagar uno o varios puntos de luz o equipamientos. La configuración  
  2. La configuración: Se refiere a qué valor de corriente necesitas que conmute y qué posibilidades necesitas que ofrezca con respecto a la tensión.
  3. El accionamiento: En este caso, debes considerar, dependiendo de dónde se encuentre el conmutador, si prefieres que sea manual o automático. 

Este último es muy útil en pasillos o entradas comunitarias y en edificios como colegios u hospitales para ahorrar en la factura de la luz.  

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el