Luz

Consumo de la freidora de aire vs horno: ¿qué consume más electricidad?

El consumo de una freidora de aire con respecto a un horno puede ser menor si tomamos en consideración la capacidad del aparato que, por regla general, es más pequeño. La airfryer supone una alternativa más saludable a la freidora de aceite pero la cuestión que nos planteamos en este artículo es si puede ser también una alternativa al horno eléctrico.

Así las cosas, vamos a establecer una comparación entre el consumo de la freidora de aire y del horno eléctrico para que puedas contar con criterios para evaluarlos.

Del mismo modo, vamos a abordar otros factores que debes conocer y que influyen en el gasto energético de estos electrodomésticos.

¿Qué es una freidora de aire y cómo funciona?

Una freidora de aire es un electrodoméstico de gama blanca que sirve para cocinar alimentos emulando el efecto de las freidoras de aceite pero utilizando un flujo de aire caliente.

Su funcionamiento es sencillo:

  • Contiene una resistencia eléctrica en la parte superior que es la que va a calentar el aire del cubículo en el que colocas los alimentos para su cocción.
  • El aire se va calentando y gracias a unos ventiladores se crea un flujo que va cocinando los alimentos.
  • Cuenta con un panel táctil o botones que te permiten seleccionar el tiempo de cocción y la temperatura. También puedes utilizar los diferentes programas preestablecidos que te propone el aparato.
  • Los alimentos se colocan, por norma general, en una cesta antiadherente que puedes extraer con facilidad en el transcurso de la cocción para comprobar el estado de la comida. Algunos modelos cuentan con una parte frontal traslúcida que evita que lo tengas que abrir.
  • Emite un sonido en cuanto la cocción se acaba y procede a apagarse.

Ahora que ya hemos aclarado estas cuestiones, vamos a profundizar en el consumo de la airfryer y a compararlo con el de un horno eléctrico.

Consumo de una freidora de aire

Consumo de una freidora de aire

El consumo de una freidora de aire está ligado no solo a su potencia –expresada en vatios (W)– sino también a su funcionamiento y capacidad de cocinar alimentos rápidamente, ya que no tiene pérdidas de calor, a no ser que abras el cestillo. Incluso en este caso la pérdida es mínima.

En el mercado puedes encontrar freidoras de aire de diferente tamaño que viene determinado por el volumen de su canastilla o cestillo expresado en litros (L) y que cuentan con potencias que van desde los 1.000 W (1 kW) a los más de 2.000 W (2 kW).

Por poner algunos ejemplos, las freidoras de 2 L cuentan con una potencia que puede llegar a los 1.250 W, mientras que las de 7 L o más pueden superar los 2.250 W.

De modo que para estimar el consumo de tus electrodomésticos, cálculo aplicable a la freidora de aire, debes considerar el tiempo de uso de tus aparatos. 

Las recetas cocinadas en una freidora, de promedio, suelen necesitar unos 30 minutos, por lo que el consumo promedio si tomamos la capacidad de 7 L en adelante, será de 1.125 W si lo usas a potencia máxima.

Consumo de un horno

Si te preguntas cuánto consume un horno, la respuesta depende, también en este caso, de la potencia que utilices y del uso que le des.

Habitualmente, un horno cuenta con una potencia comprendida entre los 2.000 W (2 kW) y  los 5.000 W (5 kW) dado que el tamaño suele respetar unas medidas estandarizadas para que puedan encajar en los muebles de cocina más habituales.

Así las cosas, estamos hablando de un electrodoméstico con mayor capacidad que una freidora de aire y que necesita de mayores tiempos de cocción.

El uso de un horno habitual es de 1 hora. Así, el consumo de un horno durante una hora va a corresponder a la potencia utilizada, pudiendo llegar como hemos visto, a los 5.000 W lo que equivale a 5 kWh.

Consumo de airfryer vs horno con ejemplos prácticos

Para ilustrar lo que acabamos de exponer, te hemos preparado la siguiente tabla.

En ella puedes comprobar que, en la mayoría de los casos, el consumo de una airfryer es sustancialmente inferior al de un horno eléctrico:

Alimento que vas a cocinar

Tiempo de cocción airfryer (en minutos)

Tiempo de cocción horno (en minutos)

Pollo

25 - 35 min

45 - 60 min

Escalopes de pollo

15 min

30 min

Calabaza asada en tiras

12 - 15 min

30 min

Lasaña

20 - 30 min

40 - 60 min

Tiramisú

10 - 15 min

10 - 15 min

En el caso de la repostería, en la mayoría de recetas que hemos consultado, los tiempos de cocción se asemejan bastante, algo que no ocurre con el resto de recetas como acabamos de testimoniar.

Algo que debes tener muy en cuenta es que en el momento en que debas cocinar una mayor cantidad de comida, con la freidora eléctrica, al tener menor capacidad, vas a necesitar cocinar en varias tandas, algo que multiplica su consumo eléctrico.

Factores que influyen en el consumo y que te permiten ahorrar electricidad

Más allá de la comparativa que acabamos de presentarte, vemos conveniente señalar que los siguientes factores pueden ayudarte a ahorrar luz en casa cuando utilices un horno o una airfryer:

  • Temperatura. Seleccionar la temperatura de cocción adecuada para tus recetas resulta esencial para gastar menos electricidad. Para un buen resultado, respeta las indicaciones que acompañan a tu electrodoméstico.
  • Tipo de cocción. Adapta la cocción a tu receta. Por ejemplo, para unas patatas fritas probablemente necesites menos tiempo y más temperatura que para una lasaña.
  • Cantidad de alimentos. Aprende a calcular la cantidad justa de comida porque, tanto si pones mucha como si pones poca, el gasto energético no va a estar adecuadamente adaptado a tus necesidades.
  • Eficiencia. Apuesta por freidoras de aire con una etiqueta de eficiencia energética alta. Esta recomendación es evidente al tratarse de electrodomésticos pensados para ofrecer el mejor resultado con el menor consumo de electricidad posible.

Ventajas de la airfryer

El éxito que está teniendo la airfryer entre los electrodomésticos de gama blanca se debe, además de a su bajo consumo, a las siguientes bondades:

  • Permite disfrutar de una cocina saludable con el resultado crujiente de las freidoras de aceite.
  • Alcanza la temperatura deseada más rápido que el horno convencional.
  • No genera olores ni humo.
  • Es muy segura, ya que cuando la cocción se acaba, emite un sonido y se apaga, como hemos visto.
  • Resulta más fácil de limpiar que el horno, dado que la mayoría de sus elementos son extraíbles.

A modo de conclusión, la freidora de aire ofrece un bajo consumo y resulta un electrodoméstico muy práctico pero, siendo sinceros, para grandes cantidades de comida no puede sustituir al horno.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el