Placas solares flotantes: qué son, cómo funcionan y ventajas

Las placas solares flotantes aumentan la capacidad de generación eléctrica limpia a través de la radiación solar, tanto en instalaciones de autoconsumo como en sistemas conectados a la red eléctrica. Dada su importancia, se están convirtiendo en uno de los pilares de la transformación energética. 

De hecho, para alcanzar el objetivo de descarbonizar completamente la economía europea en el año 2050, es preciso adoptar medidas enfocadas en el fomento de las energías renovables y este tipo de instalaciones es una de ellas. 

Si aún no sabes qué son las placas solares flotantes y tienes curiosidad por saber cómo funcionan, sigue leyendo porque te hablamos de todo ello en las siguientes líneas. 

¿Qué son las placas solares flotantes?

Las placas solares flotantes son módulos fotovoltaicos para la generación de energía eléctrica gracias a la radiación solar. Son análogos a los terrestres pero se disponen sobre una plataforma flotante que permite su instalación sobre el agua. 

Esta estructura puede ubicarse en diferentes localizaciones de dominio público hidráulico como son: 

  • Alta mar. 
  • Puertos marítimos. 
  • Balsas de riego. 
  • Plantas de tratamiento de agua. 
  • Instalaciones deportivas. 
  • Lagos. 
  • Pantanos. 
  • Presas hidroeléctricas.

Se trata de una tecnología reciente que puede enfocarse al autoconsumo eléctrico, como ocurre con las instalaciones fotovoltaicas terrestres, o bien puede conectarse a la red eléctrica, en el caso de plantas fotovoltaicas flotantes. 

Esta versatilidad en la generación de energía limpia responde a las necesidades de impulso de las fuentes de energía eléctrica renovable en Europa para alcanzar los objetivos planteados en el Pacto Mundial.

El artículo 3 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética establece las metas en cuanto a reducción de los gases de efecto invernadero. 

Una de ellas es que en 2030 la penetración en el sistema eléctrico de las energías renovables, concretamente en el consumo de energía final, suponga el 42 %.   

Así las cosas, las instalaciones fotovoltaicas flotantes participan en la diversificación de la generación de electricidad verde mientras combaten factores adversos como la alta densidad de población o la escasez de suelo disponible que afecta a algunos enclaves.

Placas solares flotantes

¿Cómo funcionan los paneles solares flotantes?

Los paneles solares flotantes funcionan del mismo modo que los terrestres. 

En este sentido, ambos están compuestos por materiales que son capaces de absorber partículas lumínicas, llamadas fotones liberando a su vez electrones. Este proceso genera corriente eléctrica. 

Luego, dependiendo del tipo de instalación, esta energía puede acumularse en baterías eléctricas o bien volcarse a la red.

Sin embargo, los paneles solares flotantes están compuestos por una serie de sistemas de los que carecen los terrestres y que permiten que la estructura pueda instalarse sobre el agua. 

Una plataforma fotovoltaica flotante se compone básicamente de 4 partes:

  1. Sistema flotante. Recibe también el nombre de pontón y su función es la de mantener sobre el agua la instalación mediante una estructura de soporte y una suerte de flotador.
  2. Sistema de amarre. Resulta esencial para poder anclar la estructura. Debe aportar la flexibilidad necesaria para soportar las fluctuaciones horizontales, verticales y de rotación del agua. Las hileras de flotadores se pueden amarrar al fondo del lugar en el que se instalan , o bien a los laterales como en el caso de una balsa de agua, por ejemplo. 
  3. Sistema fotovoltaico. Se refiere a la disposición de los paneles solares sobre la estructura.  
  4. Sistema de cableado submarino. Transporta la energía generada a la subestación eléctrica correspondiente.

El funcionamiento de una instalación de placas solares flotantes se enfrenta a retos considerables supeditados a la ubicación de la misma, el tamaño, el tipo de estructura, las condiciones del cuerpo del agua, así como a condicionamientos ambientales. 

Por ejemplo, en el estudio de viabilidad inicial deben considerarse cuestiones tales como que en el caso de las balsas de agua, la estructura pueda posarse en el fondo cuando la balsa se queda sin agua. 

¿Qué ventajas ofrecen las placas solares flotantes?

Tal y como venimos abordando, las placas solares flotantes ofrecen beneficios de gran interés en lo que respecta a la generación de electricidad renovable. 

Nos apoyamos en la siguiente lista para enumerar sus ventajas: 

  • Potencian la eficiencia de las centrales hidroeléctricas existentes, al complementar su producción de energía y optimizar sus infraestructuras, sobre todo en periodos de escasez de agua. 
  • Ayudan a reducir la evaporación de acumulaciones de agua. 
  • Permiten el aprovechamiento de la luz solar en enclaves donde el terreno escasea pero que, sin embargo, cuentan con extensiones de agua. Esto facilita, igualmente, la liberación de terreno para dedicarlo a otros usos de producción agrícola, ganadera, etc.
  • Aumentan la refrigeración de los módulos gracias a una temperatura ambiental menor del medio. 
  • Disminuyen el impacto del polvo que puede afectar al rendimiento de los paneles. 
  • Ofrecen un reducido impacto visual, a diferencia de los terrestres. 
  • Facilitan el aprovechamiento del agua acumulada en minas, reservas y también en plantas de tratamiento de agua industrial y de riego agrícola. 

Desventajas de las placas solares flotantes

Frente a las bondades anteriores, cabe destacar 3 inconvenientes principales si los comparamos con las placas solares terrestres: 

  • La inclinación actual de los paneles solares flotantes es limitada, lo que afecta a la producción de energía. 
  • Los costes de inversión son más elevados a causa de los sistemas de amarre y flotación necesarios. 
  • Los movimientos bruscos y sacudidas propias de las olas afectan a la estructura. Una posible solución es la instalación en bahías y puertos que limitan las fluctuaciones, protegiendo la estructura. 
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el