¿Cuáles son las diferencias entre bomba de calor y aerotermia?

La aerotermia y las bombas de calor son sistemas de climatización eficientes y respetuosos con el medioambiente que, sin embargo, cuentan con algunas diferencias en cuanto a su propia definición, funcionamiento y fuente de energía que emplean.

Ambas tecnologías pueden generar tanto frío como calor a partir de fuentes renovables, lo que las convierte en soluciones estratégicas en la hoja de ruta para la transición energética de Europa. Por esta razón, además, se benefician de ayudas directas y subvenciones de diferente índole.

Para que puedas elegir entre una u otra, te hemos preparado el siguiente contenido en el que te exponemos las principales diferencias entre la aerotermia y la bomba de calor, ya que se suelen utilizar de manera indistinta provocando cierta confusión. 

Definición y fuentes de energía que utilizan

La aerotermia es una tecnología de climatización que aprovecha la energía térmica del aire exterior para transformarla en calor o frío, y distribuirla en el interior de una zona interior.

De modo que, la fuente de energía de la aerotermia es el aire.

Por su parte, la bomba de calor es una máquina térmica de climatización que también puede calefactar o refrigerar. En su caso, puede trabajar con diferentes fuentes de energía.

Según la que utilice recibe un nombre específico:

A la vista de estos datos, ya has podido constatar que la aerotermia es una tecnología que se aplica a las bombas de calor que funcionan con el aire como fuente de energía renovable.

La aerotermia aire-agua extrae el calor del aire y lo transmite al agua, y en el caso de la bomba de calor aire-aire, capta el aire exterior, lo calienta y lo distribuye en el interior de la vivienda.

Diferencias entre aerotermia y bomba de calor
Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

Principales diferencias entre la aerotermia y la bomba de calor

La aerotermia y la bomba de calor resultan soluciones que potencian la eficiencia energética de los edificios y que, en muchos casos, se utilizan por fabricantes, comerciales y asesores energéticos de forma intercambiable.

Para intentar poner un poco de orden en todo este asunto, te vamos a ayudar exponiendo algunas de sus diferencias principales y vamos a abordarlas contraponiendo el concepto de aerotermia aire-agua al de bomba de calor tradicional aire-aire, puesto que la aerotermia se suele referir a un tipo de bomba de calor específico.

Eficiencia

En las mismas condiciones, es decir, en una vivienda situada en el mismo lugar y con el mismo aislamiento térmico, la aerotermia aire-agua ofrece una eficiencia energética mayor que otros sistemas de bomba de calor como el aire-aire o tierra-aire.

En concreto, proporciona un COP (Coefficient of performance o Coeficiente de rendimiento) entre 4 y 5, lo que significa que por cada por cada kW/h (kilovatio por hora) consumido ofrecen 4 o 5 de energía.

Sostenibilidad

En lo tocante a la sostenibilidad, también podemos señalar una diferencia.

El aire que utiliza la aerotermia, es una fuente de energía más accesible y abundante que la tierra o el agua, por lo que es un sistema mucho más sostenible.

Instalación y espacio

En lo que respecta a la instalación, es preciso señalar que la bomba de calor se instala fácilmente, a diferencia de la aerotermia que requiere de una instalación algo más compleja y especializada.

Además, el presupuesto inicial de la aerotermia es mayor debido a los equipos que se deben instalar, aunque a medio plazo vas a rentabilizar la inversión con un ahorro considerable.

La instalación de un sistema de aerotermia implica, también, la necesidad de contar con un mayor espacio en tu vivienda ya que se compone de:

  • Una unidad exterior.
  • Un termostato interior.
  • Un depósito interior para el ACS.

En contrapartida, una bomba de calor aire-aire necesita únicamente una unidad exterior, además de los elementos que van a distribuir el calor por las habitaciones, pero eso lo debes considerar igualmente con la aerotermia.

Funcionamiento y usos

La bomba de calor tradicional aire-aire puede proporcionar calefacción y refrigeración. Absorbe energía del exterior y la cede al interior de la estancia en forma de aire distribuyéndola por splits de pared o conductos, por ejemplo.

En el caso de la aerotermia, para poder disfrutar también de ACS debe combinarse con una bomba de calor aire-agua, un depósito de inercia y un depósito de ACS que se suman al sistema de base, tal y como hemos avanzado en el punto anterior.

Así las cosas, transfiere la energía obtenida a un depósito de agua que alimenta un sistema de climatización por radiadores o sistemas hidráulicos como el suelo radiante.

Combinación con una instalación de autoconsumo fotovoltaico

La aerotermia aumenta aún más su eficiencia energética si se combina con una instalación de autoconsumo fotovoltaico.

De esta manera se convierte en un sistema de climatización 100 % renovable al utilizar la energía del aire y la energía solar que produce electricidad verde.

Y no solo eso, esta combinación te permite reducir tu factura de la luz de manera considerable pudiendo disfrutar de agua caliente gratis y evitar el gran desembolso que significa el consumo de la climatización en una vivienda, gracias a la alta eficiencia de la aerotermia.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el