Gas

No calienta un radiador: ¿cuáles son las posibles causas y soluciones?

¿Por qué no calienta un radiador? Debes ser consciente de que si tus radiadores no alcanzan una temperatura óptima que garantice el confort térmico en tu vivienda y no lo solucionas, estarás desperdiciando mucha energía. 

Analizamos para ti las causas principales y los problemas más comunes a fin de proporcionarte soluciones y que puedas potenciar al máximo el rendimiento de tu calefacción, así como reducir tu consumo energético.

¡La mayoría de las soluciones las puedes poner tú mismo en práctica! 

5 causas que explican por qué no calienta un radiador

Las causas por las que no calienta un radiador lo suficiente pueden ser múltiples, pero la mayoría tienen soluciones que puedes poner en práctica fácilmente. 

Tal y como se establece en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios –RITE– es obligatorio que la temperatura pueda regularse de manera independiente en las estancias principales de la vivienda. 

Gracias a esto puedes actuar únicamente en el radiador que no esté calentando lo suficiente y conseguir que cada habitación alcance de forma autónoma la temperatura deseada. 

Esta son las causas principales por las que no calienta un radiador:

  1. La llave del radiador está cerrada.

  2. El radiador tiene aire.

  3. La llave termostática no funciona correctamente.

  4. El radiador está obstruido.

  5. El detentor está cerrado.

Te las detallamos una a una seguidamente aportando soluciones adaptadas a cada problema.

La llave del radiador está cerrada

Antes de cualquier otra manipulación, verifica que la llave de tu radiador esté abierta. Parece obvio, pero es posible que lo hayas apagado porque no ibas a estar en esa estancia en concreto y hayas olvidado abrirla de nuevo. 

Otra precaución inicial es que compruebes que la presión de tu caldera sea la adecuada, es decir que se sitúe en la zona verde que suele abarcar una presión de entre 1 bar y 1,5 bares. 

El radiador tiene aire

Cuando un radiador no calienta lo suficiente puede deberse a que tenga burbujas de aire dentro de su circuito. Si esto ocurre, oirás un ruido semejante a un burbujeo o gorgoteo. 

Esto ocurre si hace tiempo que no utilizas tu calefacción o porque has desconectado los radiadores por obras, por ejemplo. 

La solución a este problema es purgar los radiadores que no calientan bien. Recuerda hacerlo con la llave de paso de agua cerrada, con los radiadores en frío y con la calefacción apagada. Sigue estos 3 pasos: 

  1. Coloca un recipiente bajo el purgador del radiador ya que saldrá el aire, pero también agua. 

  2. Abre el purgador. 

  3. Extrae el equivalente a un vaso pequeño de agua. 

Si el radiador no calienta después de purgar repite la operación ajustando el nivel de presión de tu caldera cada vez que termines el proceso. 

Si aún así sigue sin calentar puede que la llave termostática no deje entrar el agua o que el radiador esté obstruido. En los siguientes puntos te explicamos cómo actuar ante esas circunstancias.

La llave termostática no funciona correctamente

Cuando las llaves termostáticas han estado cerradas por un largo tiempo puede que el pistón se quede bloqueado y no deje pasar el agua al radiador.

En ese caso, afloja el cabezal de la válvula y con la ayuda de unos alicates mueve hacia dentro y hacia afuera el pistón para desbloquearlo. Vuelve a montar la cabeza de la válvula y comprueba si el problema se ha solucionado.

El radiador está obstruido

Un radiador obstruido –o una obstrucción en el propio circuito– no evita que pueda pasar algo de agua. Esto permite que se pueda purgar el radiador, pero no servirá de nada e incluso el agua puede salir totalmente fría. 

La obstrucción suele afectar al último radiador de un circuito y puede deberse a depósito de lodos o cal. 

Si no puedes eliminarlos a través de la purga o subiendo la presión de tu caldera de gas –siempre dentro de los límites marcados por el fabricante–, es conveniente que contactes con el servicio técnico de tu instalación para que te den una solución. 

El detentor está cerrado

El detentor es una llave instalada en la parte inferior de los radiadores que regula el caudal de flujo de salida de estos. Si está cerrada funcionará como una válvula de corte, es decir que impedirá que el agua siga circulando a partir del radiador que la tenga cerrada.

Abre al máximo el detentor del radiador que no calienta adecuadamente, esto hará que aumente su temperatura. Si aún así el resultado no es el esperado, cierra un poco los detentores de los radiadores que calienten demasiado. 

Ahora que ya sabes qué puedes hacer si no calienta un radiador quizá te interese conocer algunos consejos para aumentar su rendimiento.

No calienta un radiador, causas y soluciones

¿Cómo puedes aumentar el rendimiento de los radiadores?

Si no calientan los radiadores lo suficiente a pesar de haber verificado que todo funciona de manera correcta, puedes aumentar su efecto térmico con los siguientes consejos: 

  • Coloca una lámina reflectante detrás del radiador. Este elemento impide que el calor se filtre por la pared. 

  • Potencia el aislamiento de puertas, ventanas y cajas de persianas.

  • Un factor esencial del rendimiento eficiente de tu calefacción es el mantenimiento de los mismos. 

Entonces, ¿afecta el mantenimiento de la calefacción en el rendimiento de los radiadores?

La respuesta es sí. El correcto mantenimiento de tu sistema de calefacción a través de las revisiones –tanto las revisiones de gas obligatorias como las aconsejadas por los fabricantes de los componentes– es uno de los puntos clave para disfrutar plenamente de tu instalación y minimizar tu consumo de energía sin renunciar al confort.

Además, resulta un buen método para detectar por qué no calienta un radiador. 

Veamos qué otras ventajas te puede aportar realizar un correcto mantenimiento de tus radiadores: 

  • Para verificar que los sistemas de seguridad funcionan correctamente.

  • Para asegurar niveles de confort óptimos facilitando el ahorro.

  • Para sustituir a tiempo las piezas que no funcionan.

  • Para evitar pérdidas de rendimiento al comprobar la limpieza, la regulación y el correcto funcionamiento de tu instalación y de sus equipos.  

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

¡Déjanos ayudarte a ahorrar!

Te contamos cómo sin compromiso

Es tiempo de no invertir ni un euro de más en tus suministros de energía. No tienes que preocuparte por llamarnos, nosotros nos ponemos en contacto contigo con una oferta a la carta.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores