¿Cómo y cuántas veces se deben limpiar los paneles solares? Guía y consejos

La limpieza de las placas solares es crucial a la hora de obtener el mejor rendimiento de tu instalación de autoconsumo. La suciedad puede reducir de manera considerable su capacidad de absorber la radiación solar, por lo que van a producir menos energía. Ahí radica la importancia de incluir la limpieza en el mantenimiento de tus paneles.

En la siguiente guía de limpieza de placas solares vas a encontrar todo lo que necesitas para realizar un mantenimiento eficaz de tus paneles.

En este artículo te queremos hablar de cómo debes limpiarlos, qué productos utilizar y qué cadencia es la adecuada. Además, te vamos a compartir algunos consejos prácticos para que el resultado sea óptimo.

Guía de limpieza de placas solares

Si te preguntas cómo limpiar tus placas solares para que su rendimiento no se vea disminuido, sigue los pasos que te enumeramos seguidamente.

Recuerda que la limpieza forma parte clave del plan de mantenimiento preventivo de tu instalación fotovoltaica.

¿Cómo limpiar las placas solares accesibles?

En el caso de que las placas solares estén instaladas en un lugar accesible, puedes limpiarlas con una manguera de agua con poca presión procurando que no se acumule el agua en la superficie.

Idealmente utiliza agua tibia, nunca caliente para evitar los cambios bruscos de temperatura.

Con esta simple acción puedes deshacerte del polvo y la suciedad que se haya depositado en tus paneles, sin necesidad de contratar un servicio profesional.

¿Cómo limpiar las placas solares del tejado?

Si quieres limpiar las placas solares que tienes instaladas en el tejado de tu vivienda o en una cubierta, lo primero que debes valorar es la posibilidad de contratar a especialistas por razones de seguridad.

En muchas ocasiones, las empresas instaladoras ofrecen un servicio de mantenimiento de placas solares que puede ser interesante para asegurar que tu instalación se encuentre en perfectas condiciones.

En cualquier caso, existen varios métodos alternativos que puedes utilizar para la limpieza de tus placas solares en lugares de complicado acceso:

  • Limpieza con pértigas. Este sistema se basa en bombear agua a poca presión a través de una pértiga de fibra de carbono o poliéster que puede contar en su extremo con un cepillo especial.
  • Limpieza con agua a presión. Este tipo de limpieza de paneles solares es muy sencilla. La precaución que debes tener es no utilizar una presión excesiva que dañe las células solares. Algunas marcas conocidas de sistemas de limpieza a presión ofrecen accesorios específicos para ello.
  • Limpieza con rodillo. Con este método se acompaña la limpieza con agua de un rodillo, que suele ser de espuma o un material que no daña la superficie, y que permite eliminar suciedad más resistente que el polvo, como pueden ser los excrementos de aves.

¿Puedes utilizar agua a presión para realizar la limpieza de las placas solares?

Como hemos ido avanzando el agua a presión se emplea en diversos sistemas de limpieza de placas solares. No obstante, y esto es fundamental, esta no debe ser excesiva para que no dañe o raye el vidrio de los elementos.

Si esto ocurre, los paneles pueden producir menos energía y pueden ver su vida útil reducida.

¿Qué productos utilizar para limpiar las placas fotovoltaicas?

Para limpiar las placas fotovoltaicas es preferible que no utilices productos, ya que pueden dejar restos que acaben afectando al rendimiento de tu instalación fotovoltaica.

En caso de que necesites realizar una limpieza más profunda, elige productos no abrasivos específicos para el cuidado de tus paneles. El agua y un jabón que no deje residuos suele ser suficiente.

Los residuos aceitosos que pueden llegar por la contaminación de una zona cercana a carreteras con tránsito asiduo pueden limpiarse con alcohol isopropílico o isopropanol, un producto que se utiliza en la limpieza industrial y sanitaria, aplicado con un trapo.

¿Cuándo se deben limpiar las placas solares?

Una de las precauciones más importantes que debes adoptar en el mantenimiento de tus paneles es la de evitar los cambios bruscos de temperatura porque pueden originar roturas en el vidrio.

Atendiendo a esta consideración, limpia tus placas solares bien a primera hora de la mañana, bien a última hora, evitando, de esta forma que el panel esté caliente.

¿Cuántas veces deben limpiarse las placas solares?

La cadencia de limpieza de tus elementos fotovoltaicos es, por lo general, de una a dos veces al año, dependiendo de la zona en la que vivas y que pueden exponerlos a más o menos suciedad.

Por ejemplo, si vives en una zona expuesta a la arena y al paso asiduo de aves, por lógica debes limpiar tus placas solares más a menudo.

Placas solares limpieza
Rebaja tu factura de luz y gas con nuestra guía de ahorro energético
Solo puede contener dígitos
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores

4 consejos esenciales para limpiar las placas solares

Llegados a este punto y como complemento de esta guía para la limpieza de tus placas solares, vamos a compartir contigo 4 consejos esenciales que te van a ayudar a mantener tu instalación fotovoltaica limpia y libre de riesgos.

Considera los factores que van a determinar el tipo de limpieza

Ten presente que tus placas solares se limpian con la lluvia en la mayoría de los casos, pero en ciertas zonas que las exponen más a la suciedad necesitan una limpieza activa.

Para elegir el mejor método ten en cuenta los siguientes factores:

  • Tipo de suciedad. Como hemos visto, el polvo puede eliminarse únicamente con agua, pero los excrementos de pájaros o residuos aceitosos provenientes de la contaminación van a necesitar de una limpieza más enérgica.
  • Accesibilidad de la instalación. No es lo mismo si tu instalación se ha realizado en serie que en paralelo.
  • Inclinación de los paneles. Cuanto más inclinados están, mejor los limpia el agua de lluvia.

Evita rayar las placas solares

Para evitar rayar tus placas solares no utilices productos abrasivos ni elementos como rasquetas o cualquier otro elemento que pueda erosionar el cristal.

Por otro lado, a no ser que sea estrictamente necesario, no seques tus placas solares con ningún tipo de paño. Pueden dejar pelusas en la superficie y/o rayarla.

Impide que el agua se acumule en el panel solar

Resulta imprescindible que el agua no se acumule en los módulos fotovoltaicos porque los puede erosionar y provocar diferentes tipos de desperfectos.

Para asegurarte, puedes optar por placas que cuenten con un sistema de drenaje que permita evacuar el agua eficazmente, o bien instalar dispositivos que puedes encontrar en el mercado y que facilitan la evacuación de este elemento.

Evita los cambios bruscos de temperatura

Por último, evita en todo momento los cambios bruscos de temperatura en tus placas solares porque pueden llegar a provocar que se rompa el cristal.

Puedes conseguirlo utilizando agua tibia y procediendo a su limpieza a primera o última hora del día, como ya te hemos indicado.

¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el

Tags

Consejos y trucos