Gas inerte

El gas inerte es un tipo de gas con baja o nula reactividad que suele emplearse en diferentes procesos de la industria energética, química, farmacéutica o alimenticia. 

¿Qué es un gas inerte?

El gas inerte es un tipo de gas incombustible no reactivo que se denomina también gas de protección, ya que no reacciona ante situaciones químicas determinadas. 

Los gases inertes más conocidos son los llamados gases nobles, compuestos de un único átomo como el helio, el argón, el neón, el kriptón, el xenón, el radón y el oganesón.

Gas inerte

Características principales del gas inerte

Las características principales de todo gas inerte son las 3 que te enumeramos a continuación:

  1. No es un gas inflamable.

  2. No es un gas tóxico. 

  3. Es aislante o inhibidor.

Estas propiedades determinan los usos de este tipo de gases como abordaremos más adelante, aunque antes es necesario que conozcas qué es la inertización. 

Inertización y gas inerte

La inertización es un proceso que significa dejar inactivo relacionado con la protección frente a explosiones. 

A lo largo de este proceso el gas inerte sustituye el oxígeno del aire presente evitando que se forme una atmósfera explosiva. Generalmente, en estos casos, se suele emplear el nitrógeno. 

Aplicaciones de la inertización

El ámbito de aplicación de la inertización es amplio aunque no podemos dejar de mencionar las 2 siguientes: 

  • Se utiliza para evitar la oxidación en la industria alimentaria, incluyendo bebidas y aceites comestibles.

  • Inhibe la combustión al trabajar con materiales inflamables o componentes volátiles tóxicos.

Usos de los gases inertes

Los gases inertes se aplican en diferentes áreas e industrias como la espacial, la química, la alimentaria, etc. 

Sus aplicaciones dependen de la naturaleza del gas como te ilustramos a través de los más conocidos:

  • Nitrógeno.

  • Argón.

  • Helio.

  • Neón.

  • Dióxido de carbono.

Veamos sus aplicaciones uno a uno.

Nitrógeno

El nitrógeno se emplea como congelante en tratamientos térmicos, participa también en la desgasificación de líquidos y, como te hemos comentado anteriormente, se usa en la inertización en la industria alimentaria.

Argón

El argón se utiliza en la obtención de aleaciones de titanio, en la fabricación de semiconductores y circuitos electrónicos, también como componente de las lámparas led o incluso como aislante térmico.

Helio

El helio sirve para la creación de fibra óptica, para mezclas de buceo profesional en inmersiones en aguas profundas o para resonancias magnéticas, entre otros usos.

Neón

El neón se utiliza en tubos electrónicos que tienen la capacidad de ser doblados como los neones de los materiales publicitarios. 

Puedes encontrar el neón también en un tipo de láser junto al helio o en estado líquido como refrigerante criogénico.

Dióxido de carbono

El dióxido de carbono es un agente extintor, regula el PH del agua, participa en la refrigeración y en la congelación. 

Se utiliza en la producción de bebidas como agua carbonatada o cerveza, en la fabricación de biocombustibles, contribuye a la creación de los llamados eco cementos o nos ayuda a conservar alimentos.

Como ves, los gases inertes son polivalentes e incluso algunos se emplean como barrera térmica en construcciones orientadas a la eficiencia energética

Además, podemos encontrarlos también en un tipo de pintura: la intumescente, formada por un material que se dilata expuesto al calor del fuego creando una barrera espumosa y aislante en forma de burbujas de gas inerte que retrasan la propagación de las llamas. 

Peligros del gas inerte

La principal amenaza de un gas inerte es el riesgo de asfixia por la reducción de oxígeno si se libera. 

Evidentemente, si no se manipulan correctamente estos gases pueden provocar accidentes como ocurre con cualquier tipo de producto. 

Esto sucede, por ejemplo, cuando se almacenan como líquidos. Los gases inertes se congelan a temperaturas inferiores a -180°C a presión atmosférica por lo que en ese estado puede provocar graves quemaduras o fallos estructurales. Por todo ello las medidas preventivas para su uso y manejo son tan indispensables como necesarias. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores