Minieólicas: qué son, cuándo y por qué pueden ser rentables 

Las minieólicas, sobre todo si se destinan al autoconsumo, pueden ser una alternativa renovable para ahorrar en la factura de la luz de los pequeños consumidores. 

Dado que su rentabilidad lleva implícito el cumplimiento de una serie de requisitos, en este artículo nos proponemos mostrarte cuándo y por qué conviene aprovechar la fuerza del viento para pagar menos en la factura de la luz

¿Qué son las minieólicas?

Las minieólicas son pequeñas centrales de generación de energía eólica que se sirven de aerogeneradores de potencia inferior a 100 kW. En ese sentido, las instalaciones más populares para autoconsumo particular son las de 1,5 kW y 3 kW. 

De esta manera, estas pequeñas centrales eléctricas aprovechan la fuerza del viento para producir energía eléctrica, y pueden además combinarse con otros sistemas renovables como los paneles solares.

Minieólica

Precio de las instalaciones minieólicas para autoconsumo

Para que te hagas una idea, un aerogenerador de 1,5 kW cuesta entre 5.000 y 6.000 euros y puede llegar a producir hasta el 80% del consumo eléctrico de tu vivienda si te encuentras en una zona con la suficiente cantidad anual de viento.

Si piensas que se trata de algo novedoso, fíjate en el siguiente apartado.

Antecedentes históricos de la energía minieólica

Aunque los humanos explotamos la fuerza del viento desde tiempos inmemoriales, en los ranchos de Estados Unidos de los años 30 del siglo XX era frecuente encontrar molinos, sobre todo en zonas aisladas y de mucho viento, para abastecer las necesidades eléctricas básicas de los hogares. 

Cuando se desarrolló la red eléctrica, estos sistemas cayeron en desuso. No obstante, a raíz de la crisis del petróleo de los años sesenta, volvió a resurgir con los primeros pasos hacia la independencia energética.

Desde ese momento y ante la necesidad apremiante de recurrir a fuentes renovables autóctonas, la tecnología se ha esmerado en crear aerogeneradores cada vez más eficientes, resistentes y silenciosos destinados a un uso particular. 

Tipos de aerogeneradores minieólicos

Como acabamos de ver, el sector de las minieólicas está desarrollando importantes avances en el diseño y fabricación de aerogeneradores. 

Así las cosas, los puedes encontrar de 2 tipos: 

  1. Horizontales. 

  2. Verticales. 

Aerogeneradores horizontales

Los aerogeneradores horizontales necesitan estar orientados en la dirección del viento, tanto de forma manual como mediante un mecanismo de control. 

En la actualidad se trabaja en minieólicas de eje horizontal especialmente en escalas de potencia entre 15 kW y 100 kW, más apropiadas para explotaciones agrícolas, ganaderas o polígonos industriales.

Aerogeneradores verticales 

Los aerogeneradores de eje vertical no necesitan el sistema de control de los horizontales. Esto se traduce en que es indiferente de qué lado sopla el viento, ya que la posición del rotor siempre es la correcta.

Este tipo de instalaciones minieólicas se destina principalmente a mejorar el ahorro energético en edificios residenciales.

Marco regulatorio de las minieólicas

La energía minieólica se encuentra catalogada en el mismo marco regulatorio que la gran eólica. Entre los documentos reguladores puedes consultar el Real Decreto-ley 15/2018 y el Real Decreto 244/2019

Justamente, esta falta de diferenciación entre ambas tecnologías resulta una gran desventaja para el desarrollo de la minieólica en España, aunque se trata de una buena alternativa renovable en la producción de electricidad en nuestro país.

Sobre este particular, la propuesta española para definir los requisitos específicos para fabricantes y/o importadores es el etiquetado de estos pequeños aerogeneradores. 

Este proceso regulador se basa en las recomendaciones prácticas de la Agencia Internacional de la energía (IEA), para dar una mejor información a los consumidores sobre su producción, garantías, etc. 

Sabiendo todo esto, te preguntarás qué te pueden aportar las minieólicas como pequeño consumidor. En el siguiente punto te sacamos de dudas.

8 ventajas de las minieólicas para autoconsumo

Si las comparamos con las grandes instalaciones eólicas, las minieólicas cuentan con una mayor eficiencia global, principalmente porque evita las pérdidas en las redes de transporte y distribución de las grandes instalaciones al encontrarse cerca del punto de consumo. 

Además de fomentar la implicación ciudadana en la mejora de la eficiencia energética, las minieólicas para autoconsumo ofrecen las siguientes 8 ventajas:

  1. Se transportan y montan fácilmente.

  2. Funcionan con vientos moderados.

  3. Aprovechan pequeños emplazamientos, incluso en orografías complejas. 

  4. Suministran electricidad en lugares aislados y alejados de la red eléctrica.

  5. Aprovechan, en caso de que sea posible, las infraestructuras eléctricas de distribución existentes.

  6. Cuentan con un bajo coste de operación y mantenimiento. 

  7. Son altamente fiables.

  8. Reducen el impacto ambiental dado su pequeño tamaño.

Añadido a estos beneficios, debes saber que las minieólicas se integran perfectamente en instalaciones híbridas eólico fotovoltaicas. Te lo explicamos seguidamente. 

Instalaciones híbridas eólico fotovoltaicas

Las fuentes de energía minieólicas y fotovoltaicas se complementan perfectamente para aprovechar las 24 horas del día en todas las estaciones del año. 

Lo anterior avala que debes conocer las dos principales ventajas de una instalación mixta eólica fotovoltaica para autoconsumo:  

  1. Acumular energía para usarla cuando no se produce gracias a baterías o dispositivos de almacenamiento. 

  2. Vender la energía sobrante si optas por el autoconsumo con excedentes.

El sector de las telecomunicaciones apuesta también por las instalaciones minieólicas para conseguir una autonomía energética a las antenas que eviten los cortes de red.

¿Cuándo y por qué conviene instalar minieólicas?

La energía minieólica para tu vivienda es una buena solución si te encuentras en alguna de estas 2 situaciones concretas:

  1. En zonas aisladas donde la conexión a la red eléctrica convencional no es posible.

  2. En zonas de fuertes vientos habituales en las que se quiere aprovechar la energía eólica para ahorrar en la factura de la luz.

En la actualidad en España, los pequeños aerogeneradores son sobre todo utilizados para el autoconsumo de edificaciones aisladas y suelen combinarse con energía fotovoltaica como hemos visto en este artículo. 

Siguiendo la opinión de los expertos, se le puede sacar un gran partido a una instalación minieólica si puede captar viento al menos en un 70% de los días del año. 

En cualquier caso, recuerda que una de las claves para ahorrar en tu factura son las tarifas eléctricas, busca siempre la más ventajosas para ti. 

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el